Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Una de las residencias de ancianos de Cataluña durante la pandemia / EP

El Govern endurece las condiciones de las visitas en las residencias

Salut decide ahora sufragar el gasto de los test a todos los geriátricos para que los familiares puedan realizar las visitas con seguridad

3 min

El Govern rectifica y endurecerá las condiciones de visita a los geriátricos para frenar el avance del coronavirus. Los familiares de los internos se deberán someter a un test de antígenos de forma obligatoria antes de ir a ver a sus familiares, aunque acabará con la parte más polémica de la decisión. El Departamento de Salut proporcionará las pruebas. Todo ello, en el marco de una actualización del protocolo de los centros que este martes entrará en vigor.

Serán los centros residenciales los que deberán facilitar estos test a los familiares, que no tendrán que pagarlos. En un principio, la consejería apuntaba a que corría a cargo de los que entraban en el centro y que la debían aportar a la entrada. Finalmente, se realizarán la prueba en las mismas instalaciones y cuando se demuestre que no están infectados será el momento en el que podrán acceder a ver al interno. 

Test para los familiares

Fuentes del Departamento de Derechos Sociales han concretado que se facilitarán test a todas la residencias. No se trendrá en cuenta de si son de titularidad pública, privada o concertada.

Así, el nuevo protocolo establece la obligación de llevar un test de antígenos rápido (TAR) con resultado negativo antes de visitar a un familiar. La transmisión comunitaria del virus que hay en Cataluña propicia que la enfermedad haya regresado a los centros. Los internos están vacunados, pero se teme por las que se dan reinfecciones. Aunque son pocos casos y en la mayoría los pronósticos son favorables, se trat de colectivos de riesgo.  También se propician dinámicas que tensionan los equipos. 

Pauta completa de vacunación

Además, los profesionales de las residencias que no tengan la pauta completa de la vacunación se harán hasta tres pruebas PCR cada semana. El personal que tenga la cobertura vacunal completa, una PCR a la semana será suficiente para valorar si son portadores del virus.

Desde el inicio de la pandemia se han detectado 35.585 casos positivos de coronavirus en las residencias catalanes. Son las que se han llevado uno de los impactos más duros del virus, especialmente en las primeras oleadas. Salut ha registrado 8.812 defunciones por Covid-19. Que la cifra no vaya a más también depende de los filtros de entrada y de la prevención ante el virus, recuerdan sus responsables políticos. Por ese motivo, y ante la expansión de la variante Delta, se es más restrictivo.