Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El presidente de Foment, Josep Sánchez Llibre, en una presentación en Barcelona / EUROPA PRESS

Foment propone una colaboración público-privada para vacunar

Sánchez Llibre sugiere que los servicios médicos de las empresas y las mutuas se pongan a disposición de Salud

Carlos Manzano
3 min

Foment del Treball apuesta por aumentar el ritmo de vacunación proponiendo una colaboración público-privada al estilo israelí. Aunque la diferencia con el sistema sanitario israelí es su carácter privado, las mutuas y aseguradoras se han puesto a disposición del Gobierno para la campaña de vacunación en el país hebreo.

El ejemplo del estado que más inmuniza contra el Covid-19 en el mundo es un punto de partida para Josep Sánchez Llibre, presidente de Foment, que ha propuesto que los servicios médicos de las grandes empresas y las mutuas se pongan a disposición del Departamento de Salud para aumentar la velocidad de vacunación en Cataluña.

Colaboración público-privada

La idea del presidente de Foment es lograr una “gran colaboración público-privada” con la Generalitat para acelerar la vacunación entre los trabajadores. Sánchez Llibre, en una entrevista en RNE este viernes, ha planteado esta opción al Gobierno catalán para implementarla “cuando Salud lo considere oportuno y haya vacunas suficientes”.

El líder de Foment del Treball, además, ha pedido que tras las elecciones del 14F haya “un Govern sólido y estable que gobierne para el bienestar de todos los ciudadanos”. Desde la patronal piden al Ejecutivo catalán que cumplan esa premisa “al margen de ideologías políticas”, para aspirar a un liderazgo político y económico en Cataluña.

La “poca generosidad” de Pedro Sánchez

El Gobierno de España liderado por Pedro Sánchez ha sido “bastante cicatero y poco generoso”, ha apuntado el presidente de Foment este viernes en la radio pública. No obstante, Sánchez Llibre ha brindado la mano al Ejecutivo para que colabore con el tejido empresarial español porque, en palabras del dirigente de la patronal: “Todavía tiene mucho trabajo que hacer para salvar a las empresas”.

Sánchez Llibre ha recordado al presidente del Gobierno que debería “haber puesto sobre la mesa los mismos recursos y ayudas a empresas que otros países europeos como Francia, Alemania e Italia”, cifrados en alrededor de 50.000 millones de euros. “Van retrasando las decisiones y no son conscientes de la economía real del país y de lo difícil que es mantener un negocio facturando cero”, ha concluido el presidente de Foment.