Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Una bandera LGTBI en la plaza España de Barcelona / EUROPA PRESS

España aprueba en derechos LGTBI, pero el colectivo alerta de un retroceso

El país obtiene un 67 sobre 100 en la ‘Rainbow List’, mientras distintas entidades explican que la irrupción de Vox y la implantación del pin parental suponen un paso atrás

Felipe Valenzuela
5 min

España aprueba con holgura en materia de derechos LGTBI. El país obtiene un 67 sobre 100 en la Rainbow List anual de ILGA-Europe, y sube a la sexta posición, recuperándose así del undécimo puesto del 2019. Sin embargo, el mismo informe destaca la entrada de Vox en la escena política y el pin parental de Hazte Oír como cuestiones que considera preocupantes para el colectivo.

Rubén López, coordinador del grupo internacional de FELGTB, afirma que en España aún queda mucho trabajo por hacer si se quiere acabar con la LGTBIfobia. “Cataluña tiene una buena ley y Madrid otra muy buena, pero la situación del colectivo en el ámbito nacional es precaria. Hay zonas donde no se protege nada a las personas LGTBI”, alerta en conversación con este medio.

Mucho trabajo por hacer

Por su parte, Ton Mansilla, abogado del Observatori contra l’homofòbia, concuerda con López en relación con la situación del colectivo en España. “Las leyes de protección LGTBI y trans son un buen ejemplo de la situación actual, ya que llevan dos años paralizadas”, señala el abogado a Crónica Global.

Si bien España fue pionera a la hora de aprobar el matrimonio homosexual --el tercer país en legalizarlo--, las entidades critican que no se ha progresado en cuanto a los demás derechos. “En 2019, se logró que el Tribunal Constitucional permitiese a menores trans cambiar su género en los registros públicos, pero aparte de eso no se ha hecho prácticamente nada más”, denuncia Mansilla.

Cambio de evaluación

La Rainbow List de este año ha cambiado el modo de elaborar el análisis. Ahora, ILGA no estudia la situación general del país, sino que lo hace por territorios autonómicos. “Hay zonas con leyes muy buenas, pero otras que no tienen”, argumenta López. Afirma que es esta la razón por la que España ha mejorado en relación con el anterior ranking.

En las conclusiones respecto a España, ILGA menciona de manera especial los comentarios de la periodista feminista Lidia Falcón hacia el colectivo trans o la puesta en marcha del pin parental en algunas comunidades autónomas, medida que supuso un paso atrás, detalla López. Según él, España se está “acercando al modelo de Rusia, donde cualquier guiño LGTBI está penado”.

Uno de cada tres países aprueba

Una fotografía más amplia del informe indica que solo el 35% de los países europeos respetan los derechos de las personas LGTBI. En su estudio, la entidad alerta de que apenas 17 regiones de las 49 del continente cuentan con leyes y políticas LGTBI positivas.

Rainbow List
'Rainbow List'

“Somos el continente con mayor compromiso en derechos LGTBI y aun así solo 17 países tienen una legislación que nos proteja”, lamenta López. Por delante de España están Noruega (68%), Dinamarca (68%), Luxemburgo (73%), Bélgica (73%) y Malta (89%). De los 32 países que suspenden, Azerbaiyán, Turquía y Armenia no pasan del 10%.

Imagen internacional

En palabras del portavoz de FELGTB, la irrupción de Vox es negativa para la imagen de España, como también las noticias sobre terapias de conversión. “Nuestro reflejo cambia radicalmente con estos aspectos; además, los resultados no son homogéneos porque tienen en cuenta cada comunidad”, asegura el coordinador de la entidad.

Concluye Mansilla, del Observatori contra l’homofòbia, que la presencia del partido de Santiago Abascal en el Congreso legitima actitudes discriminatorias hacia las personas LGTBI. “El discurso de la extrema derecha suele ser más sobre territorio o inmigración, pero hay una parte muy LGTBIfóbica en sus políticas”, sentencia el abogado.