Menú Buscar
Expertos en técnicas para luchar contra la infertilidad reunidos en Barcelona en el Campus EBART del Grupo Eugin / CG

Los embriólogos rechazan la técnica de 'los tres padres' para evitar la infertilidad

Consideran que esta técnica, no prevista en la ley española y llamada así porque recurre al ADN de tres progenitores para concebir a un bebé, necesita ensayos clínicos más amplios

11.06.2019 16:00 h.
7 min

Una gran mayoría de embriólogos no recomendaría a sus pacientes el uso de la técnica de reemplazo mitocondrial --conocida popularmente como 'los tres padres'- para evitar problemas de infertilidad. Los profesionales consideran que es necesario realizar más ensayos clínicos e investigación básica para demostrar la seguridad y eficacia de este polémico método, no previsto en la ley española y llamado así porque recurre al ADN de tres progenitores para concebir a un bebé. 

Así se ha constatado durante una encuesta realizada a los más de 100 expertos que han participado en el reciente II Campus Internacional EBART (Evidence Based Assisted Reproductive Technology) del Grupo Eugin, que ha tenido lugar en Barcelona y al que han asistido embriólogos y otros especialistas en reproducción asistida de España, Reino Unido, Bélgica y Estados Unidos, entre otros países. 

Enfermedades mitocondriales

Durante el encuentro científico, un 80% de los expertos se ha pronunciado en contra de recomendar esta controvertida técnica para combatir la infertilidad. En cuanto, al uso de este método para evitar enfermedades mitocondriales, los profesionales se mostraron más divididos: un 54% de ellos no recomendaría el reemplazo mitocondrial, frente a un 46% que sí lo haría.

La técnica aún concita mucha controversia entre la comunidad científica, como se pudo constatar en el Campus EBART. Durante su ponencia, el doctor Filippo Zambelli, investigador del Grupo Eugin, resumió los principales argumentos de los detractores de esta tecnología.

asistentes congreso embriologos
Asistentes al Campus EBART organizado por el grupo Eugin

“Hasta ahora, no hay suficiente nivel de evidencia para utilizar la técnica de los tres padres de forma rutinaria en los centros de reproducción asistida. Solo tiene sentido en casos muy concretos, con fines terapéuticos y para evitar la transmisión de enfermedades mitocondriales”, sentenció. “Es necesario hacer ensayos clínicos más amplios, un mayor seguimiento a largo plazo de los bebés ya nacidos con esta técnica, y más investigación básica, para probar su seguridad y efectividad”, afirmó Zambelli. Por ello, apuesta por recurrir a un óvulo de donante como el mejor método para evitar enfermedades mitocondriales hereditarias y problemas de fertilidad.

En este sentido, señaló que “aún no sabemos lo suficiente sobre los efectos de la interacción entre el ADN mitocondrial y el ADN nuclear de dos 'madres' distintas. También indicó que hay que profundizar en el estudio de los problemas de incompatibilidad del núcleo del ovocito de la gestante con el del citoplasma de la donante.

Además, Zambelli señaló que para sortear las enfermedades genéticas mitocondriales se puede recurrir a los test genéticos preimplantacionales para descartar aquellos embriones que hereden estas enfermedades.

Antecedentes

El Reino Unido se convirtió en 2015 en el primer país en permitir la técnica de los 'tres padres' aplicada solo para evitar enfermedades mitocondriales graves. A pesar de no contar con el apoyo de la comunidad científica, el método ha sido utilizado en varias ocasiones, dando lugar a algunos nacimientos. El primero tuvo lugar en México en 2016, y fue asistido por un equipo médico de Estados Unidos, donde la técnica es ilegal. El último nacimiento mediante esta tecnología se registró el pasado abril, en Grecia, con la intervención de embriólogos españoles.

En un principio, como ocurrió en el caso de México, la técnica se concibió y utilizó para sortear la transmisión de una enfermedad genética mitocondrial de la gestante. No obstante, los investigadores que participaron en el ensayo clínico piloto de Grecia la emplearon para sortear los problemas de fertilidad de la madre.

En el caso de México y Grecia, la técnica consiste en extraer el núcleo del ovocito de la madre gestante e implantarlo en el ovocito de una donante con mitocondrias sanas, del cual previamente se ha extraído su núcleo original. Luego, el ovocito resultante es fecundado con esperma del padre. De esta manera, el bebé hereda una carga genética que en más de un 99% proviene de su padre y madre, ya que en las mitocondrias aportan menos de un 1% de la carga genética de la madre.

Inteligencia Artificial

Durante el Campus Internacional EBART del Grupo Eugin también se ha analizado el futuro de la profesión de embriólogo. En su ponencia, la directora científica del Grupo Eugin, la doctora Rita Vassena, ha advertido que la aplicación de la Inteligencia Artificial y la Robótica en el campo de la Reproducción Asistida, que ya ha comenzado y abarcará cada vez más ámbitos, obligan a replantear el perfil, la formación y la manera de trabajar de los embriólogos. “En 5 años habrá grandes cambios en nuestra profesión”, señaló Vassena. Como ejemplos, explicó que ya están utilizando modelos algorítmicos, aún en fase experimental, para seleccionar embriones en base al Big Data de casos clínicos acumulados. En cuanto a la robótica, añadió, ya están en centros de reproducción asistida los primeros sistemas automatizados para vitrificar óvulos.

“El futuro de la embriología es más cerebro y corazón, y menos manos”, resumió Vassena.