Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Monitora preparando el menú escolar, que se proporcionará para llevar a las familias en cuarentena / CG

Educación exige que familias aisladas se salten la cuarentena y recojan el menú escolar en el centro

La Generalitat remarca la necesidad de “garantizar” que las becas comedor sigan en marcha, pero desoye las recomendaciones sanitarias para frenar la propagación del Covid

3 min

El Departamento de Educación catalán exige a las familias en cuarentena cuyos hijos cuenten con una beca comedor que se salten el aislamiento y se desplacen hasta los centros educativos para recoger el menú que le pertoca al menor, pese al riesgo de propagación del virus que eso supone. En una circular enviada a los padres, la Generalitat subraya la necesidad de "garantizar" la continuidad del servicio, especialmente para el alumnado beneficiario de ayudas alimenticias y anuncia un protocolo que ya ha levantado polvareda. 

"Cuando se tome la medida de cierre total del centro o es necesario que uno o varios alumnos beneficiaros de becas comedor no puedan asistir a clase por estar en aislamiento o cuarentena, el centro educativo deberá garantizar al continuidad de dichas ayudas mediante el formato de menús para llevar", reza el comunicado que se ha divulgado entre los padres. 

Sin sentido

La circular deja claro que será la familia quien deberá recoger el menú para llevar, pese a encontrarse en aislamiento o cuarentena, y, por tanto, no poder salir de casa. "En todo caso, será necesario mantener la distancia de seguridad en el momento de la entrega", puntualiza la Generalitat. La consejería liderada por Josep Bargalló considera que esta precaución ya es suficiente para evitar nuevo contagios. 

Josep Bargalló consejero de Educación / EP
Josep Bargalló consejero de Educación / EP

En el caso que la familia no pueda desplazarse, deberá autorizar a una tercera persona para que pase a recoger el menú y se lo entregue en su casa, pese al riesgo que eso también supone. Educación ni siquiera plantea que sea el servicio de cáterin o el Ayuntamiento quienes inicien un mecanismo de reparto a domicilio seguro, similar al que se llevó a cabo durante los meses de encierro en algunos territorios. 

Primeras críticas

Esta propuesta del Govern ya ha levantado las primeras críticas. La diputada socialista Esther Niubó ha afeado al gobierno de Quim Torra que traslade a las familias, colegios y ayuntamientos "responsabilidades que le son propias", según ha publicado en su cuenta de Twitter. 

Destacadas en Vida