Menú Buscar
El armario metálico que el detenido había manipulado / MOSSOS

Detenido un hombre que estafó más de 5.000 euros disfrazado de operario telefónico

El acusado hacía creer a sus víctimas que habían llamado a servicios para adultos tras manipular las líneas de forma previa

3 min

Los Mossos d’Esquadra han detenido a un hombre que, uniformado como operario de telefonía, estafó 5.800 euros a particulares mediante la manipulación de líneas de teléfono. Este simulaba que las víctimas habían llamado a servicios para adultos cuando en realidad las conectaba a las suyas de pago.

El hombre, de 38 años y nacionalidad colombiana, vecino de Tarragona, fue detenido el miércoles pasado como presunto autor de un delito de estafa, arresto que se practicó cuando, disfrazado de operario, realizaba una manipulación técnica en las calles Ferro y Granit, en el polígono Riu Clar de la capital tarraconense, según han detallado los Mossos.

Servicios de pago

La investigación se inicio a raíz de la denuncia presentada por una operadora de telefonía el pasado 24 de enero tras detectar la manipulación de algunas de sus líneas con la finalidad de establecer conexiones automáticas a números con prefijo 803, que se emplea como servicios de pago.

El detenido conectaba las líneas diariamente a la misma hora, entre las diez de la mañana y la una del mediodía. La operadora detectó la primera incidencia el 28 de noviembre cuando comprobó que se habían manipulado las conexiones del punto de reparto de una zona concreta dentro de un armario metálico situado a pie de calle.

Libertad con cargos

Hasta el 19 de enero pasado, la empresa registró un total de 266 llamadas a dos números de pago con prefijo 803, de las que más de la mitad tenían una duración de 30 minutos. La manipulación, según los Mossos, ocasionó pérdidas por valor de unos 5.800 euros, cantidad que inicialmente se facturó a los clientes de las líneas que el detenido empleaba para la estafa.

La técnica empleada permitía que no fuese necesario que los titulares de las líneas realizasen ninguna llamada ya que la manipulación ilícita que se hacía desde los puntos de reparto permitía el inicio automático de las conexiones.

Al detenido se le intervino en el momento de su arresto cinco teléfonos móviles, de los que dos estaban conectados en ese instante a las líneas de dos abonados de la operadora denunciante, que son dos empresa del citado polígono industrial. El juzgado de guardia de Tarragona decretó el viernes la puesta en libertad con cargos del detenido.