Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Un agente de la Policía Nacional analiza un ordenador como los usados por la cúpula de una academia de ‘trading’ por captar menores con la promesa de hacerles ricos / CNP

Detenida la cúpula de una academia de ‘trading’ por captar menores con la promesa de hacerles ricos

La organización empleaba técnicas de persuasión propias de las organizaciones sectarias para estafar a jóvenes y obligarles a atraer a más clientes

5 min

Agentes de la Policía Nacional han desarticulado una organización presuntamente dedicada a realizar estafas piramidales en formación de inversión en trading y criptomonedas.

Los agentes han detenido a un total de ocho personas entre Barcelona –donde se inició la operación—Santa Cruz de Tenerife, Alicante, Madrid, Málaga y Tarragona. Todos ellos formaban parte de la cúpula de una academia dedicada a captar a jóvenes con la promesa de hacerles ricos invirtiendo en criptomonedas.

Técnicas propias de sectas

Sus integrantes, los ahora detenidos, se dedicaban a persuadir a jóvenes, algunos de ellos menores de edad, con la promesa de grandes ganancias económicas tras formarles en inversiones financieras no permitidas en España. Los arrestados captaban a las víctimas tanto en parques públicos como a través de eventos presenciales que organizaban en hoteles. Según la Policía Nacional, la organización empleaba técnicas propias de organizaciones sectarias.

De hecho, la investigación se inició después de la denuncia presentada por una asociación de víctimas de sectas, que detectaron la existencia de una academia que, desde 2019, captaba a jóvenes de Barcelona y otras provincias con la supuesta intención de formarlos en trading, criptomonedas y otros productos financieros.

Utilizados como captadores

Los agentes comprobaron que la academia prometía a los estudiantes ganar cuantiosas sumas de dinero sin trabajar, una oferta muy jugosa para los jóvenes. Sin embargo, una vez se matriculaban, la enseñanza pasaba a tener un papel secundario y la organización los presionaba para captar a nuevos adeptos, conformando así una estafa piramidal en la que se lucraban de la inocencia de los clientes.

Además, los investigadores constataron que esta academia era la sucesora de otra sobre la que recaía ya una advertencia de la Comisión Nacional del Mercado de Valores y que el líder de la organización ya había participado en otras estafas piramidales. También constataron el cambio del nombre de la mercantil, para que las víctimas no pudieran relacionarla con la primera tras una búsqueda rápida en internet.

Menores sin formación

La academia captaba clientes mediante encuentros físicos en parques o en eventos organizados en hoteles en los que prometían a los jóvenes olvidarse de la vida laboral y sumarse a un movimiento que les permitiría alcanzar la libertad financiera. Para ello, de manera virtual, los miembros principales de la trama se mostraban muy activos en distintas redes sociales, exhibiendo una vida repleta de lujos que, según ellos, habían conseguido gracias a la formación en trading de esta academia.

Entre las víctimas de esta estafa, los investigadores han constatado la presencia de varios menores con un nivel de estudios básicos que carecían de cualquier conocimiento financiero o formación previa en inversiones bursátiles. Una vez habían entrado en la academia –previo pago de 200 euros de matriculación y de una cuota mensual de 150 euros-- su rol se limitaba al de captar a amigos y compañeros de colegio.

Operaciones prohibidas

La presión sobre los jóvenes para que abandonaran sus estudios y cortaran sus relaciones con sus familiares para volcarse con la organización era tan fuerte que algunos de ellos abandonaron su casa para vivir con miembros de la organización. En cuanto a la actividad formativa que llevaba a cabo la plataforma, consistía en una serie de clases virtuales grabadas en vídeo, a través de las cuales se fomentaban operaciones financieras prohibidas en España y en la Unión Europea.