Menú Buscar
Una agente de policía dirige el tráfico junto a un semáforo apagado durante el corte de luz del 31 de julio en el cruce Casp y Marina de Barcelona / CG

El Ayuntamiento de Barcelona y Endesa cruzan acusaciones por los cortes de luz

Varias zonas de la capital catalana sufrieron apagones durante horas que afectaron a casas particulares, comercios y vías en plena ola de calor

Paula Mirkin / Elena Cuevas
02.08.2018 00:00 h.
6 min

Un corte de luz no es plato de buen gusto para nadie, pero gusta aún menos en plena ola de calor estival. Esta razón es, quizá, la causa de que ni el Ayuntamiento de Barcelona ni Endesa se quieran responsabilizar de los cortes de luz sufridos en la capital catalana el pasado martes.

Durante la tarde del 31 de julio, varias zonas de Barcelona se vieron afectadas por apagones que alcanzaron tanto a domicilios como a comercios y vía pública. Sin embargo, tanto el consistorio como la empresa eléctrica echan balones fuera.

Sin luz hasta la madrugada

Según ha podido constatar este medio, algunos de los barrios afectados por los fallos eléctricos fueron el de la Sagrada Familia y el de Fort Pienc. En este último, algunos de los vecinos aseguran haberse quedado “a oscuras” toda la tarde y parte de la noche. “La luz se fue sobre las siete de la tarde y volvió a la una y pico de la madrugada”, asegura una vecina, que además admite que lo que más le costó llevar fue la falta de aire acondicionado. “Estábamos muertos de calor, imagínate en este piso que da el sol todo el día”, comenta y destaca que “hasta la calle estaba sin luz”. Al ver el panorama, intentó ponerse en contacto con Endesa: “Me dijeron que no tenían ninguna incidencia pero ya hacía más de una hora que se había ido la luz”, asegura.

Otro de los residentes, de edad avanzada, se vio en la tesitura de llamar a un técnico para poder abrir la puerta del parking de forma manual y aparcar su coche. Además, la falta de suministro eléctrico afectó, evidentemente, al sistema de ascensores del bloque, por lo que la familia tuvo que ingeniárselas para subir varios pisos a pie y cargados con peso.

Comercios afectados

También los comercios de la zona tuvieron que ingeniárselas sin luz, aunque en algunos de ellos la electricidad tardó menos en restablecerse. “Estuvimos toda la tarde entrenando con las luces de emergencia. Fue bastante caótico”, declara una de las trabajadoras del gimnasio El Club de la Lucha Barcelona. “Estuvimos llamando a Endesa y nos dijeron que a las nueve y cuarto de la noche volvía la luz. Mentira. Nosotros cerramos el local a las 21.45 y seguíamos a oscuras” relata. “Tuvimos que bajar la persiana de seguridad manualmente”, aunque admite que otros locales tuvieron incluso que cerrar antes de lo previsto al ver que el suministro no regresaba.

La dueña de un bar de la calle Casp asegura que el “larguísimo” corte de luz impactó, incluso, en la refrigeración de las materias primas que albergaba en su local. “Las neveras se me empezaron a descongelar”, apunta y hace hincapié en que “toda la calle estaba sin luz. Después, volvió en una parte pero en otra no”. Además, asegura que vio varias camionetas, algunas de ellas de Endesa, por las calles colindantes aunque desconoce el porqué de los apagones.

Informaciones contradictorias

Desde Endesa, sin embargo, comunican que éste “está siendo un verano muy tranquilo” con respecto a las incidencias en el suministro eléctrico y aseguran que no hay relación entre la ola de calor y los cortes que se han producido en algunos puntos de Barcelona. Preguntados por este diario sobre las causas del corte en el suministro de los últimos días, declaran que no se han registrado incidencias que consideren “relevantes” y que los cortes de luz pueden ser originados por diferentes motivos, uno de ellos, las obras en las calles. “Cuando hay obras en la vía pública y se utilizan máquinas excavadoras, a veces se producen cortes”, declaran.

Sin embargo, la única información revelada a este respecto por parte del Ayuntamiento de Barcelona, hace referencia a un comunicado enviado al consistorio por parte de Fuerzas Eléctricas de Cataluña (FECSA), empresa de generación y distribución de energía eléctrica que depende de Endesa. Por su parte, la institución pública no ha sabido concretar cuáles fueron las zonas que se vieron privadas de luz durante la tarde y la noche del lunes, ni ha querido revelar el contenido de la información suministrada por parte de FECSA.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información