Menú Buscar
Iniciativa Coronavirusmakers para fabricar material sanitario

Coronavirusmakers o cómo miles de voluntarios fabrican material sanitario

El fin de esta red ciudadana es entregar a diario el máximo de material posible a todos los hospitales que lo necesitan

3 min

Por suerte, la solidaridad se impone en momentos complicados. Así, se ha creado una red ciudadana bautizada como Coronavirusmakers.org, sin ánimo de lucro, de la que forman parte en la actualidad más de 13.000 voluntarios. El objetivo de esta comunidad es ayudar a la sanidad española que se encuentra estos días sobrepasada por la pandemia del Covid-19

Estos voluntarios actúan coordinados con las autoridades sanitarias de cada región para fabricar y distribuir el material de contingencia que sea más prioritario para la red sanitaria en cada momento, tal y como han puesto de manifiesto en un comunicado. 

Cataluña

En el caso de Cataluña se ha creado la comunidad Coronavirusmakers CAT (CV19_FAB_Cataluña) que está integrada por unos 3.200 miembros. Estos voluntarios están en contacto con CatSalut para que sus diseños obtengan el visto bueno. 

De momento, se estudia el desarrollo de mascarillas y se están suministrando viseras protectoras para los sanitarios que están homologadas por el propio CatSalut. Asimismo, se está trabajando en la urgente homologación de nuevos respiradores, algunos componentes de los cuales se prevé que también provengan de la comunidad Coronavirusmakers.org.

Un reto logístico

Desde que se puso en marcha este iniciativa, se han enviado unas 2.200 unidades al día. Sin embargo, esto supone un reto logístico, tal y como subraya esta red. Es decir, se tiene que proceder a entregar, diariamente, el máximo de material sanitario posible a todos los hospitales con el mínimo de tiempo de exposición por parte de los transportistas.

Para ello, un equipo de voluntarios expertos en Big Data, IA, desarrollo y comunicación de ICSO@IN3 y FHIOS han trabajado en algoritmos capaces de proponer las rutas más óptimas a los conductores, cruzando los datos recogidos tanto de los proveedores como de los destinatarios, que son entregadas a través de Google Maps.

De esta forma, se consiguen optimizar los tiempos de recogida y entrega para poder abastecer más rápido y eficazmente a los hospitales y centros sanitarios, así como reducir al máximo la exposición de los transportistas.