Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Un sanitario atiende a un paciente con coronavirus en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI). / EP

El coronavirus frena, las medidas duras continúan

Los especialistas rechazan el optimismo con la menor velocidad de transmisión y descartan dar marcha atrás con el ‘cerrojazo’

Víctor Recacha
5 min

Por primera vez en tres semanas, la velocidad de transmisión del coronavirus ha bajado por debajo del 1 en Cataluña. La denominada Rt se ha situado este martes en 0,96. Es decir, cada 100 personas contagiadas infectan a otras 96. El riesgo de rebrote también ha disminuído, aunque han subido los hospitalizados.

Los especialistas consultados por Crónica Global coinciden en que los indicadores van “en la buena dirección”. Sin embargo, alertan de que no es momento de caer en un optimismo prematuro, sino de mantener las restricciones.

Un encierro exprés

A pesar de la tregua del virus, la opción de volver a encerrarnos vuelve a estar sobre la mesa. “Yo recomendaría un aislamiento corto, de 15 días o tres semanas, para bajar la incidencia de forma rápida”, defiende Daniel López, del Grupo de Biología Computacional de la UPC.

De lo contrario, considera que “es probable” que se tenga que aplicar un encierro tardío más duradero. “Sé que tiene muchas implicaciones económicas y sociales pero, para mejorar la economía, nos conviene conseguir una buena situación epidemiológica”, advierte el investigador.

Reapertura de bares

¿La mejora de los datos significa que es el momento de reabrir bares y comercios? Desde el Hospital Parc Taulí de Sabadell, la epidemióloga Gemma Navarro señala que no es el momento. “Sería cuidadosa con reabrir porque tenemos que bajar más. Hay que ir poco a poco, porque si no volveremos a estar igual”, apunta. “Ahora, si vamos a la baja, seguramente no hace falta poner medidas más estrictas”.

Una sanitaria realiza un test rápido de antígenos de detección de coronavirus en el CAP Manso / EP
Una sanitaria realiza un test rápido de antígenos de detección de coronavirus en el CAP Manso / EP

El profesor López coincide. “No podemos repetir el error de la primera ola: reabrimos todo de golpe y porrazo y lo estamos pagando ahora”, señala. Estima en un mes el tiempo necesario antes de la reapertura, siempre y cuando se mantengan unas cifras reducidas. Ve necesario, eso sí, un cambio de dinámica. “Las terrazas llenas de gente hablando sin mascarilla… Eso no lo tenemos que volver a ver”, sentencia.

Los hospitales respiran

Más allá de las advertencias, la epidemióloga del Taulí confirma que “vamos un poco mejor”. Relata que esta realidad se percibe en el hospital y que en las últimas semanas han empezado a percibir “una disminución de ingresos”.

Según los expertos, la bajada en la velocidad de transmisión es probablemente un reflejo de las primeras medidas --cierre de bares--. Por lo tanto, falta ver el efecto de las posteriores --toque de queda y aislamiento de fin de semana--.

El desafío de la R

El reto, según Daniel López, es mantener la R por debajo de 1, algo “muy difícil” de hacer durante mucho tiempo. De momento, los casos diarios bajarán, pero también habrá que mantener a raya el número de positivos en 14 días.

El otro desafío es el invierno. “La vida interior es más intensa”, recuerda López. “Tendremos que aprender a ventilar más y gastar más en calefacción... Porque podemos volver a perder el control y entonces tendríamos que hablar de una tercera ola. Y eso ya realmente da miedo”.

Destacadas en Crónica Vida

Destacadas en Vida