Menú Buscar
Comín echará del sistema a los dos hospitales de referencia del Vallès.

"Comín echará a 200 trabajadores y hundirá dos hospitales colapsados"

Los trabajadores de las dos clínicas que el 'conseller' de Salut expulsa del sistema público dan la voz de alarma

Redacción
25.04.2016 19:58 h.
4 min

El sector sanitario está que trina con el conseller catalán de Salud, Toni Comín. "Quiere reducir una desviación presupuestaria de 900 millones expulsando a dos centros, la Clínica del Vallés y el General de Catalunya, que reciben 20 millones anuales colapsando a dos hospitales que están a punto de ser intervenidos", afirma un alto cargo de la sanidad catalana. En declaraciones a Crónica Global, el directivo añade que la medida "es sólo una medida de maquillaje. No solucionará nada. Al contrario, se agravará".

En este sentido, la misma fuente agrega que la Generalitat está a punto de intervenir el Consorci Sanitari de Terrassa. Además, el Parc Taulí puede ser intervenido en breve tras recibir una multa de 10 millones de la Seguridad Social por cotizaciones mal declaradas sobre horas extraordinarias.

200 familias en el paro

Nota de los trabajadores del hospital.Con esta medida, el conseller Comín echará del sistema a los dos hospitales de referencia del Vallès. "Despedirá a 200 trabajadores de la sanidad privada pero no está claro que el circuito público pueda asumir la carga de trabajo".

Además, en el sector se contempla que "un aumento de actividad para el Consorci de Terrassa y para el Parc Taulí puede ser letal porque agudizará sus deficiencias". Las mismas voces no entienden la actitud del departamento porque "con 20 millones menos la desviación continuará, el Consorci y Taulí sufrirán y se pondrá a 200 familias en el paro".

El Comité de Empresa de la Clínica del Vallés prepara la primera movilización para esta misma semana y no descarta más acciones. En el Hospital General de Cataluña, el personal del centro “ve en la experiencia de sus compañeros de la Clínica del Vallés un adelanto de lo que puede sucederles a ellos a finales de año”. Entre las medidas contra el conseller Comín, al que señalan como único culpable de la situación, no se descartan acciones contundentes que pueden “poner en jaque” al sistema sanitario catalán.

Girona no se toca

Mientras el Hospital General de Cataluña y la Clínica del Vallés ultiman movilizaciones, el consejero Comín será respetuoso con la Clínica de Girona, que recibe derivaciones del Hospital Josep Trueta --público-- por valor de 11 millones de euros anuales. El centro privado no ha sido expulsado del SISCAT y los médicos del Trueta operan en él.

Las fuentes consultadas se preguntan si Comín no actúa en el territorio porque “es la comarca del president Puigdemont, o es porque el president tiene buenas relaciones con la Clínica de Girona. Ante este trato diferenciado, los sindicatos del General de Cataluña también alertan de que "en nuestro hospital se atiende a la familia de un alto cargo del gobierno de Puigdemont. Eso sí, viene por la privada. No va a un hospital público. No le afecta que se despidan trabajadores".

"Trabajadores de segunda"

Los trabajadores de la Clínica del Vallés preparan la primera movilización contra el gobierno Puigdemont, al que acusan de dar la noticia "a través de los medios de comunicación". Los empleados advierten también de que se les considera culpables "de un delito importante" por no ser trabajadores de la sanidad pública, y ponen en duda los planes del 'conseller' "porque el Parc Taulí es un hospital eternamente colapsado".

Los trabajadores sostienen que Comín los tiene calificados como "trabajadores de segunda", y le lanzan en cara sus veleidades: "Aires progresistas en el Parlament pero los mismos problemas de hace 20 años", tercian.