Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Plantación de marihuana desmantelada en Granollers / GUARDIA CIVIL

Cinco detenidos de una banda criminal que se dedicaba al cultivo de marihuana

La Guardia Civil desmantela una plantación de 5.893 plantas de cannabis en cuatro naves industriales de Granollers

2 min

La Guardia Civil ha desarticulado una banda criminal dedicada a la plantación indoor de marihuana, tras la detención de cinco de sus miembros.

Durante la operación Dans, los agentes han desmantelado las instalaciones que la organización tenía en cuatro naves industriales de Granollers (Barcelona), donde han decomisado 5.893 plantas de cannabis y 5,8 kg de marihuana procesada.

Detenciones

Los cinco detenidos, de nacionalidad española, están acusados como presuntos culpables de los delitos de tráfico de drogas y defraudación de fluido eléctrico. Asimismo, se les ha denunciado administrativamente por saltarse la reclusión decretada por el estado de alarma.

La Guardia Civil inició sus investigaciones en marzo, cuando tuvo sospechas de que en las naves de Granollers podrían estar llevándose a cabo actividades ilícitas. Tras realizar las pesquisas necesarias, los agentes descubrieron la plantación de marihuana y detuvo a los cinco miembros de la banda, vecinos de Granollers, Rubí y Alella, con lo que se da por desmantelada la organización.

La Guarcia Civil desmantela una plantación de marihuana / GUARDIA CIVIL
La Guarcia Civil desmantela una plantación de marihuana / GUARDIA CIVIL

Domótica

La Benemérita destaca que las plantaciones, de alto rendimiento, eran “muy sofisticadas con importantes medios electrónicos” que permitían a los miembros de la organización trabajar a distancia en el proceso de cultivo mediante un sistema de domótica que controlaban con sus teléfonos móviles. Estos mecanismos ha permitido los detenidos seguir con su actividad sin exponerse y logrando que la producción de marihuana durante el estado de alarma no se viera afectada.

Para el mantenimiento de esta plantación, la organización manipuló la instalación eléctrica con lo que la compañía calcula que se defraudó 250.000 euros aproximadamente.