Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Tanatorio de Áltima en la Ronda de Dalt, en el que se ofrecen incineraciones / CG

Cerca del 60% de los servicios funerarios que ofrece Áltima son incineraciones

La compañía funeraria cree que el número de familias que optan por este tipo de despedida se estabilizará cuando llegue al 70%

2 min

La empresa funeraria Áltima, que gestiona 35 tanatorios, 11 crematorios y 17 cementerios en Cataluña, ha registrado en lo que va de año un ligero incremento de las incineraciones en comparación con el mismo periodo del año pasado, y ya suponen el 57,6% de los servicios que lleva a cabo la compañía.

En un comunicado, la compañía ha destacado este viernes que la incineración es una tendencia que no ha dejado de crecer desde hace más de una década, con un incremento destacado durante el año pasado, a raíz del aumento de defunciones debido al Covid-19. El director general de Servicios Funerarios de Áltima, Josep Ventura. ha señalado que "actualmente, la incineración es la opción preferida por la mayoría de familias catalanas, que ha registrado un crecimiento exponencial desde el inicio de la pandemia, pero que creemos que se acabará estabilizando cuando alcance el umbral del 70%, siguiendo la línea de otros países europeos”.

Féretros ‘eco-friendly’

Sobre la afectación de la pandemia, la compañía ha indicado que las nuevas medidas de prevención del Covid-19 y el restablecimiento de la totalidad de los aforos en los tanatorios y cementerios están contribuyendo a la reanudación de la normalidad en los servicios funerarios.

En este sentido, de forma progresiva, "la gente está recuperando velatorios, funerales y entierros rodeados de la familia y los amigos. Poder volver a dar el último adiós acompañados de los nuestros es muy importante social y emocionalmente", ha destacado el directivo de la compañía, que durante los peores momentos de la pandemia puso en marcha un servicio de emisión en directo por internet en algunos de sus tanatorios. Otra de las tendencias en los servicios funerarios, ha indicado Áltima, es la sostenibilidad, por lo que la compañía se ha comprometido a que en 2022 todos sus féretros sean ecológicos