Menú Buscar
Las carreras con más salida laboral tienen más abandono

Las carreras con más salida laboral tienen mayor tasa de abandono

Ingeniería, Informática y Arquitectura son algunos de los grados que más estudiantes dejan en los primeros años

3 min

Después de la selectividad, los jóvenes que optan por estudiar una carrera universitaria tienen que elegir qué grado quieren hacer y alcanzar la nota de corte requerida. Pero entrar en los estudios que uno quería no es sinónimo de acertar en la elección.

El fracaso o abandono universitario en los centros educativos superiores de España es uno de los más elevados de la Unión Europea. Según Eurostat, la media española prácticamente duplica la europea, que se sitúa en el 14,2%. Suele darse en los primeros años de carrera, y es más frecuente en los estudios técnicos y tecnológicos, los que, paradójicamente, tienen más salidas laborales.

Los últimos datos disponibles de la Secretaria d’Universitats i Recerca, del Departamento de Economía y Conocimiento, son del curso académico 2014-15. Los estudios de ingeniería y arquitectura tuvieron una tasa de abandono superior al 16% en el primer año. En ciencias, en cambio, el porcentaje de estudiantes que dejó su carrera antes de terminar el primer curso fue casi de un 6%.

Los programadores

“El abandono en programación es brutal”, asegura David Monreal, fundador de la escuela centrada en este ámbito Skylab Coders. El profesional especializado en el sector online trabajó durante 14 años en Infojobs como desarrollador. Él mismo empezó una carrera que dejó, Ingeniería de Telecomunicaciones, para después hacer un ciclo formativo.

Atribuye el alto nivel de abandono a dos factores. Por un lado, la falta de información. Cree que en muchas ocasiones, los estudiantes tienen una percepción equivocada de cómo será el grado. Por otro lado, está la preparación: “Tener una mala base en matemáticas es una de las razones por la que los universitarios dejan de estudiar ingenierías; una nota de corte generalista no es suficiente”.  

“Pocos, pero buenos”

El abandono, así como la falta de demanda de este tipo de carreras, contribuyen al desajuste de oferta de profesionales y necesidades del mercado laboral. “Hay poca gente que termina las carreras tecnológicas, pero los que acaban son muy buenos”, asegura Marta Muñoz, directora de relaciones humanas de la empresa Nexica. A éstos no les faltan ofertas de trabajo.  

El fenómeno del abandono universitario no se traslada a los másteres. A ese nivel tan específico y con los elevados precios de estos estudios superiores, son pocos los que deciden dejarlo a medias. Según Monreal, el precio de los abandonos cuesta 3.000 millones de euros a las administraciones públicas.

Destacadas en Vida