Menú Buscar
Cafetería con encanto El Bosc de les Fades / EL BOSC DE LES FADES

Las mejores cafeterías con encanto de Barcelona

Cuatro propuestas donde tomarse un café puede ser toda una experiencia por los pequeños detalles de cada local

5 min

Tomarse un café puede ser una acción rutinaria o convertirse en toda una experiencia. Los que optan por esta segunda opción saben que el lugar escogido influye mucho en el resultado final. Porque no es lo mismo un bar que una cafetería con encanto.

En Barcelona existen numerosos locales en los que darse el lujo de beberse un café, merendar ‘con estilo’ o tomarse un cóctel. Cafeterías con encanto que son escenarios ideales para una foto de Instagram y que convertirán el ritual de la hora del café en el momento más especial de la jornada.

El Bosc de les Fades (Passatge de la Banca, 5)

¿Un cóctel preparado por las hadas del bosque? Suena como si fuera un cuento, pero realmente es la propuesta de El Bosc de les Fades. Se presenta como "un lugar único y mágico", un bosque habitado por extraños árboles, gnomos y otras criaturas fantásticas en el que cada rincón esconde secretos e historias fascinantes.

En este establecimiento con encanto los más mayores pueden viajar atrás en el tiempo hasta su infancia, ya que tanto su sorprendente decoración como sus servicios (jugar mientras se consume la bebida es posible aquí) harán que los clientes se sientan como si fueran niños.

Café Vienés (Passeig de Gràcia, 132)

85 años hace que el Café Vienés abrió sus puertas en Barcelona. Un lugar que cuenta con una mágica atmósfera que retrotrae a la década de los 30 y que cuenta con una ubicación idílica: está emplazado en el edificio modernista del hotel Casa Fuster, obra de Domènech i Montaner. Y si tiene encanto por fuera, por dentro la cafetería también es una delicia para los ojos: de su decoración destacan sus sofás de colores y columnas de mármol.

Café Vienés / HOTEL CASA FUSTER

Café Vienés / HOTEL CASA FUSTER

Lugar de tertulia de eruditos, reuniones de literatos y confidencias de políticos, el carácter de encuentro y conversación se mantiene hoy día al servicio de huéspedes y visitantes que quieran disfrutar de un café o de una cena de una cafetería con encanto. Y quién sabe si los que pasen por allí se llevan alguna sorpresa como la que protagonizó Woody Allen. El cineasta deleitó a los presentes con un concierto espontáneo con su clarinete durante el rodaje en Casa Fuster de la película Vicky, Cristina, Barcelona.

Cookona (Calle Rosselló, 160)

Situada en el bonito barrio del Eixample, Cookona destaca por ser una cafetería de lo más original, ya que en ella venden galletas artesanales de todos los sabores, colores y tamaños. Cocinadas de forma natural y hechas cada día, dispone de propuestas especialmente pensadas para el público vegano y celíaco.

Exposición de galletas en Cookona / COOKONA

Exposición de galletas en Cookona / COOKONA

Aunque la oferta de esta cafetería con encanto no se limita sólo a las galletas. Otro producto estrella es su masa de galleta, no en vano es el primer local que sirve este tipo de producto en Barcelona, y tampoco se puede dejar de probar su brownie, su tarta cheesecake con masa de galleta, su sándwich de helado o su cookie pizza, una pizza hecha con galleta y dulces que dará una nota distintiva a cumpleaños y fiestas.

Pudding (Diagonal, 515 y Carrer Pau Claris, 90)

‘Comer, jugar y pensar’ es el lema de Pudding, que se presenta a sus clientes como “la nueva generación de cafeterías”. Un lugar en el que acudir en familia a degustar los mejores dulces, a hacer trabajos en grupo, a leer (cada mes seleccionan obras relacionadas con la ciencia, la literatura y la historia, así como disponen de un catálogo de cuentos para todas las edades), a celebrar un cumpleaños o a participar en los diferentes talleres creativos y culturales que se organizan en sus dependencias.

Niños merendando y jugando al ajedrez en Pudding / PUDDING BARCELONA

Niños merendando y jugando al ajedrez en Pudding / PUDDING BARCELONA

Sus especialidades son la tarta de zanahoria, la tarta red velvet y sus quiches, preparadas cada día, aunque sus chefs siempre intentan innovar para descubrir nuevos sabores. Todos sus dulces están elaborados con productos frescos, naturales y respetuosos con el medio ambiente.