Menú Buscar
Mossos d'Esquadra patrullan Barcelona sin protección frente al coronavirus / MOSSOS

Mossos piden a Marlaska protección frente al coronavirus

Interior no dota a los agentes del cuerpo autonómico "de los equipos mínimos que garanticen su salud"

2 min

Los Mossos d'Esquadra reclaman al Gobierno protección para los agentes frente al coronavirus. El sindicato SAP-FEPOL ha remitido un escrito a la subdirectora de recursos humanos, Esperança Cartiel, para que el Departamento de Interior reclame al ministerio que dirige Fernando Grande-Marlaska --sobre el que recaen las competencias del cuerpo durante el estado de alarma-- mascarillas, gafas, guantes y gel desinfectante para que los agentes realicen su labor durante la emergencia sanitaria sin correr riesgos.

Una petición que se produce ante la situación de desabastecimiento de este material para hacer frente a la expansión del coronavirus. De hecho, para paliar la falta de recursos, la comunidad china ha donado miles de mascarillas en numerosas comisarías de todo el país. Sindicatos de Mossos llevan semanas exigiendo a la consejería de Miquel Buch que tome medidas ante la ausencia de protección para los agentes. Ahora que se ha decretado el estado de alarma, desde la Generalitat recurren al Gobierno central para encontrar una solución.

Sin material de protección

En el escrito, el sindicato sostiene que este lunes numerosas comisarías catalanas, incluso unidades de antidisturbios de la Brigada Móvil (Brimo) que prestan servicio en zonas confinadas de la Conca d'Odena, les han transmitido su preocupación por la falta de material protector.

"Visto que en el momento actual, el cuerpo de Mossos depende directamente del Ministerio del Interior, y que éste ha emitido una orden en la que se establecen los criterios de actuación para las fuerzas y cuerpos de seguridad, queda claro que se debe proteger de forma eficaz la seguridad y la salud de los trabajadores", reza la petición.

Garantizar la salud de los Mossos

Un documento en el que el sindicato lamenta la incapacidad del Departamento para dotar a todos los efectivos, que prestan servicio de forma continuada, "de los equipos de protección mínimos que garanticen su salud".