Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Varios pacientes en la sala de espera de un centro de Atención Primaria de Figueres (Girona) / Glòria Sánchez (EP)

La atención primaria exige más personal para volver a la situación preCovid

Los sanitarios del sector, indignados por la petición de Salud de recuperar la presencialidad dado que defienden que “siempre se ha mantenido”, reclaman más profesionales para abarcar toda la demanda

5 min

A pesar del fin de la quinta ola del coronavirus, tener más del 70% de la población vacunada con la pauta completa y una presión hospitalaria que poco a poco va a la baja, la atención primaria todavía presenta problemas en Cataluña. Los ambulatorios, que en marzo de 2020 se vieron más saturados que nunca por un incremento de la demanda de pacientes, no consiguen recuperar su situación preCovid, un hecho que atribuyen a la falta de personal.

La directora del CatSalut, Gemma Craywinckel, ha pedido a estos centros sanitarios que “vuelvan a abrir puertas, no solo en el sentido de la presencialidad, sino también de acceso fácil”. Estas declaraciones han indignado a los profesionales del sector, que subrayan que “no hemos dejado de visitar de forma presencial en ningún momento”. Así lo ha expresado Meritxell Sánchez-Amat, médica y presidenta del Fórum Catalán de atención primaria (FoCAP). Sostiene que están “muy enfadados y dolidos” por estas afirmaciones, porque “muestran el desconocimiento de Salud de nuestra realidad”. 

Más tiempo para una atención de calidad

Lourdes Franco, médico de familia y secretaria del Sector Primaria ICS de Metges de Catalunya, manifiesta algo parecido a Crónica Global. La doctora señala que no se trata de una cuestión de volver a la presencialidad, sino que “lo que hay que hacer es recuperar la capacidad diagnóstica y de control de enfermedades”. Las cuales, reconoce, se han perdido durante la epidemia. Lo atribuye a la falta de profesionales.

Todo esto conlleva la saturación de los médicos que trabajan en los ambulatorios y que se encuentran “bajo mínimos” desde la llegada de la pandemia. “La cartera de servicios es más amplia que el tiempo material que necesitamos para desarrollarla con la calidad que merecen todos los ciudadanos”, lamenta Franco. Es decir, si se necesitan 20 minutos para realizar una infiltración, normalmente no disponen de tanto margen porque les programan otras visitas dentro de ese mismo periodo. Por ello, reclama que la atención individual esté correctamente dimensionada y se incorporen más médicos. Las plantillas exigen que la faena se reparta y desaparezca la sobrecarga.

Una doctora atiende a una paciente en un centro de atención primaria de Cataluña / Glòria Sánchez (EP)
Una doctora atiende a una paciente en un centro de Atención primaria de Cataluña /

Más presupuesto

Otro de los factores que afecta al colapso de la Atención primaria es, según los propios profesionales, la falta de presupuesto. Según ha explicado Raquel Gayarre, médica y portavoz del colectivo Rebelión Primaria, la Consejería de Salud no destina a este sector ni la mitad del presupuesto que la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda --que es del 25%--. De hecho, este es uno de los objetivos planteados por el presidente del Govern, Pere Aragonès, en el plan de gobierno de esta legislatura, que aprobó el pasado 21 de septiembre, pues quiere alcanzar el porcentaje recomendado por el organismo internacional. 

La doctora sostiene que, para recuperar la asistencia preCovid, es necesario que se destinen más recursos a esta rama de la sanidad. “La directora del CatSalut hablaba recientemente de asegurar la cronicidad, accesibilidad y longitudinalidad en los CAP, pero sin el 25% del presupuesto no se puede dar calidad en esos tres aspectos”, sostiene Gayarre.

Éxodo de médicos

Lourdes Franco considera que todos estos factores afectan a la profesión, pues “las condiciones que se ofrecen en Cataluña no son las óptimas para que los nuevos médicos se quieran quedar aquí”. Por este motivo, muchos de los recién graduados terminan ejerciendo en países extranjeros, donde les ofrecen mejores condiciones laborales. “La excusa de que no hay profesionales ya no nos sirve, pues el problema está en que no los cuidan para que se queden”, apostilla la doctora.

Así pues, desde el sindicato de Metges de Catalunya consideran que, aunque están a favor de que se visite a los pacientes de forma presencial --lo que defienden que han intentado hacer hasta ahora--, lo primordial es que les proporcionen todas las herramientas para poder hacerlo en condiciones. O, lo que es lo mismo, asignar más sanitarios a cada Centro de Atención Primaria (CAP).