Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El 'president' en funciones Pere Aragonès con Josep Maria Argimon, secretario de Salud Pública / EUROPA PRESS

Argimon cree que estamos en la tercera ola: “Los indicadores parecen mostrarlo”

El secretario de Salud Pública reconoce el “cansancio” del personal sanitario y admite que el nuevo envite del Covid tensionará aún más el sistema

3 min

Josep Maria Argimon, secretario de Salud Pública de la Generalitat, ha alertado de que podríamos estar ya ante la tercera ola de la pandemia de coronavirus. “Hacen falta un par de días para acabar de confirmar que estamos en una tercera ola real”, ha dicho en una entrevista en eldiario.es. “Pero los indicadores parecen mostrarlo. Hay un cambio de tendencia claro”.

Argimon ha confirmado su preocupación en una entrevista posterior en Catalunya Ràdio: “No estamos bien y me atrevería a decir que vamos mal”, ha advertido el doctor. También ha recordado que “el riesgo de rebrote sube”, que la situación de la pandemia en Cataluña ya es mala y que empeora. “Se tendrá que reducir la movilidad y la interacción social lo más pronto posible”, ha apuntado.

Saturación de hospitales

Argimon ha reconocido que “hay cansancio” entre el personal sanitario en un momento en el que este podría tener que hacer frente a esta tercera ola. “La fatiga pandémica en el personal sanitario es un elemento psicológico. Están enfocados desde hace un año a una sola enfermedad”, ha señalado.

El responsable de Salud ha admitido además que el Covid “tiene un coste” en el sistema sanitario, que se traduce en mayores listas de espera y retrasos diagnósticos en el resto de enfermedades. “Todo no se puede hacer y esto cuesta mucho de aceptar”, ha afirmado.

Medidas duras por Navidad

Argimon también ha reaccionado a la advertencia que ha lanzado este miércoles el presidente Pedro Sánchez: “Si hay que endurecer el plan de Navidad no quepa duda de que el Gobierno lo propondrá”. Sobre este anuncio, el secretario de Salud Pública ha manifestado: “Me parece muy bien”. Sin embargo, se ha mostrado reticente a decretar prohibiciones y ha pedido a la población responsabilidad individual para tomar medidas voluntarias.

En particular, Argimon ha recomendado que “los encuentros sean lo más pequeños posibles”, “los menos posibles” y, de ser posible, al aire libre. Sobre las reuniones con familiares de edad avanzada, ha indicado: “Se puede hacer, pero no necesariamente alrededor de una mesa y en un espacio cerrado”. Y, aunque ha previsto que las restricciones seguirán en pie durante meses, ha añadido un toque de esperanza: “Este verano de 2021 será mejor que el del 2020”.