Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Imagen de dos usuarias ante el CUAP Manso de Barcelona / CG

El Sindicato Médico alerta de agresiones en los CAP

La agrupación no nacionalista pide al Govern reabrir los ambulatorios paulatinamente y "garantizar la seguridad" del personal

3 min

El Sindicato Médico de Cataluña (Simecat) da el aldabonazo de alerta. La agrupación de sanitarios no nacionalista ha advertido al Gobierno catalán de la situación de la atención primaria, donde se habrían producido agresiones de usuarios y tensión por la atención telefónica y no presencial que se ofrece en los dispositivos sanitarios.

En una nota, Simecat subraya que hace unas semanas ya avanzó la "grave situación" en la que se encontraba este nivel asistencial. Este escenario habría escalado, hasta el punto de que algunos centros sanitarios han contratado seguridad privada "ante el temor de que los incidentes vayan a más". La entidad recuerda que la población "ve con enojo como locales de ocio y bares se mantienen abiertos, mientras que muchos centros de salud continúan cerrados". "Los que abren --continúa Simecat-- atienden solo urgencias por teléfono".

Reapertura de centros

Es por ello que el sindicato prescribe una reapertura paulatina de los centros de atención primaria (CAP). "La población debe ser atendida nuevamente por los médicos", propone la parte social.

"El control de las patologías --sigue Simecat--, fundamental en atención primaria, ha sido abandonado y desplazado por la atención exclusiva de pacientes sospechosos de Covid y las urgencias que se tratan día a día". Lo mismo ocurriría con otras patologías no urgentes como "dolor crónico, insuficiencia cardíaca o hepatopatía".

Tres medidas urgentes

En este escenario, la plataforma de representación de los sanitarios plantea al Departamento catalán de Salud un "plan consensuado con los profesionales". Debería ponerse en marcha "antes de que la situación entre en un camino de difícil salida".

Esta hoja de ruta pivotaría sobre tres ejes. El primero es "garantizar la seguridad del personal sanitario poniendo todos los medios necesarios para conseguirlo". El segundo pasaría por establecer un protocolo que permita "iniciar de forma progresiva la actividad normal en los centros de salud", observando las normas de prevención contra el coronavirus. Por último urge, según Simecat, "desburocratizar las consultas médicas", renovando el sistema de receta electrónica y agilizando el circuito de incapacidad laboral para evitar sobrecarga y "tensiones".