Menú Buscar
Primeras planas

Vox llena polideportivos y el rebote de Puigdemont

Las últimas encuestas insisten en una victoria de Sánchez a expensas de las sumas con Podemos y los nacionalistas. Matanza en Sri Lanka

22.04.2019 10:56 h.
7 min

Las disposiciones electorales en España dictaminan que hoy es el último día en el que se pueden publicar encuestas. A partir de mañana, la prensa se centrará en la cotización de frutas y verduras, como apunta La Razón, diario en el que PSOE son los tomates y habrá naranjas, berenjenas, brócoli y agua, el elemento que asignan al PP. En otros medios, los candidatos serán ballenas, tiburones, delfines y hasta besugos.

La foto finish demoscópica es una impresión muy borrosa, en algunos casos con horquillas demasiado anchas como para dar por sentadas sumas y divisiones. El Español concluye que "la caída del PSOE y la subida de Vox a costa de Cs dan la llave a los separatistas", titular sustentado en estos datos: PSOE, 29,5%, 126; PP, 18,2%, 75; Cs, 15,1%, 49; UP, 13,6%, 38; Vox, 12,6%, 36. Escribe Gonzalo Araluce: "Pedro Sánchez entra en la semana definitiva con 126 escaños y podría formar gobierno, aunque tendría que recurrir de nuevo al apoyo de Podemos y de los separatistas. Ya no le valdría la opción del acuerdo únicamente con Ciudadanos, que retrocede a los 49 diputados por el crecimiento de Vox. La coalición de centro y derecha, por su parte, queda lejos de alcanzar la mayoría absoluta: entre las tres formaciones lograrían 162 parlamentarios".

División de la derecha

En El Confidencial titulan que "El PSOE llega a la recta final primero, pero necesitaría a PNV y Podemos para gobernar" y apuntan el siguiente pronóstico: PSOE, 29,8%, 129; PP, 19,8%, 75; Cs, 15,1%, 51; UP, 14,1%, 38; Vox, 10%, 25. La Razón por su parte sentencia que "La división en la derecha da el gobierno a Sánchez". La hipótesis del diario de Planeta es la siguiente: PSOE, 28,1%, 116-118; PP, 23,8%, 100-101; Cs, 14,9%, 50; UP, 13%, 34-38; Vox, 9%, 13-14.

Según Carmen Morodo, que firma el análisis, "la fragmentación penaliza a la derecha y no lograría los escaños necesarios para formar una mayoría de gobierno. PP, Ciudadanos (Cs) y Vox suman más votos que PSOE y Podemos, y más escaños, pero no los suficientes para asegurarse la mayoría absoluta de diputados que blinde un Gobierno alternativo al de Pedro Sánchez. El candidato socialista podría volver a gobernar con los apoyos de la moción de censura sin necesitar al PdCAT, gracias a la subida de ERC. Los republicanos catalanes van en coalición en estas elecciones con EH-Bildu, el partido de Arnaldo Otegi".

La decisión de los indecisos

En el ABC aseguran que "Sánchez suma con Podemos y ERC, pero se la juega con los indecisos". Y aportan estos porcentajes y escaños: PSOE, 31,5%, 134-139; PP, 20,1%, 81-86; Cs, 13,9%, 42-44; UP, 12,1%. 27; Vox, 11,4%, 30-32.

Los equipos de campaña preparan los debates que abren la última semana de campaña, unas citas a las que Raúl del Pozo atribuye en El Mundo notable importancia: "Vamos a ver en vivo y en directo los que salen vivos de un coloquio siempre peligroso porque la televisión además de provocar rechazo exagera los defectos. Los candidatos se han fajado en los platós pero ahora no van de tertulianos sino de políticos que aspiran a gobernarnos y pueden ser vistos como villanos o cotorras, y borrados con un mando a distancia. La televisión ya no es solo la base de la opinión pública; compite con la redes sociales donde la maldad y la injuria tienen un camino rápido. Pero esta vez la televisión vuelve a tener un papel esencial en el desenlace de unas elecciones inciertas, que según José María Aznar, pueden provocar una mutación constitucional".

Vox ya llena polideportivos

Vox es el quinto elemento. No estará en los platós, pero en El Diario advierten que la formación de Abascal ya no llena salones de hotel, sino polideportivos. Escribe Laura Galaup: "Vox ha cerrado su primera semana de campaña llenando auditorios en la costa mediterránea. En algunos mítines, como en el Murcia, centenares de seguidores se han quedado en la calle bajo la lluvia. A pesar de una situación meteorológica adversa, la presencia de Santiago Abascal ha generado mucho interés en territorios que hasta hace pocos años eran feudos imbatibles del PP. De hecho, las encuestas prevén en estas autonomías una potente irrupción del partido de extrema derecha. En la primera semana de campaña Vox ha dejado a un lado las salas de hoteles, en las que sus líderes se han desenvuelto en los últimos meses, y han pasado a polideportivos con capacidad para millares de asistentes. El sábado Abascal estuvo en Baleares y este domingo ha hecho doblete en Alicante y Murcia".

Monumental rebote independentista porque en un pueblo de Sevilla, Coripe, han quemado a un Judas de trapo con la cara de Puigdemont y un lazo amarillo. El aludido ha abierto un hilo en Twitter. Asegura que el acto fue una "orgía de violencia desatada contra lo que represento". No está bien ir por ahí quemando muñecos. Ni retratos boca abajo. Ni colgando monigotes en los puentes de las autopistas. 

Los medios impresos dedican la foto de portada a los atentados en Sri Lanka, con un balance provisional de 290 muertos. De la crónica de Ángel Martínez en El País: "El Gobierno, que había recibido un aviso del jefe de la Policía sobre posibles atentados contra iglesias 10 días antes, anunció 13 detenciones y apuntó a extremistas religiosos como autores de la matanza. Varios de los ataques los perpetraron terroristas suicidas. Ningún grupo se atribuyó la autoría".

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información