Primeras planas

¿Violencia en Cataluña? Qué cosas se inventan los 'feixistes'

El plan es tocar la pera a los conductores y quemar neumáticos en plan cívico para exigir la liberación de Puigdemont. Sor Caram compara a los presos con Jesús y los apóstoles

27.03.2018 10:12 h.
9 min

Mambo. Los Comités de Defensa de la República (CDR) montan barricadas, incendian neumáticos y cortan carreteras. Por la cara y por la libertad de Puigdemont. Unos fenómenos, "héroes" de esos que la Assemblea Nacional Catalana (ANC) coloca en sus mítines para sostener la mentira de que el proceso es una cosa de abajo a arriba. La nueva expresión del cívico, pacífico y festivo proceder del separatismo que grita els somriures s'han acabat.

Magnífico espectáculo matinal. La AP-7 cortada en dirección a la Catalunya nord, la Meridiana y la Diagonal afectadas por los comités de Nou Barris y Les Corts. Estos sí que son los putos amos. Parece que la visita del mosso jefe Ferran López al presidente del Parlament, Roger Torrent, no ha servido para que la barba solemne se digne a pedir a los componentes de los bizarros comités que dejen de joder y echar más vueltas al candado de Puigdemont.

Es más, el secesionismo está encantado con ese invento que surgió de las entrañas de la CUP y en el que milita lo mejor de cada barrio y de cada pueblo, los más chulitos y chulillas, tope concienciados, junto a los panteras grises del lazo amarillo. Y como no tienen nada mejor que hacer, no hay clases y los veteranos se aburren, pues a cortar calles y pegar fuego a las ruedas. Que se note que els carrers seran sempre nostres

La explicación de todo esto en Nació Digital rezuma asombro y satisfacción: "L'independentisme civil, que podia semblar adormit, ha tornat a alçar-se per rebutjar la repressió de l'Estat. Els darrers empresonaments dels líders independentistes i la detenció de Carles Puigdemont a Alemanya han agitat el carrer des de diumenge i, aquesta matinada, amb la discreció organitzativa que els caracteritza, els Comitès de Defensa de la República (CDR) han portat la indignació col·lectiva un pas més enllà".

Sí, discretos de narices, todos de negro y con chaleco reflectante. Sigue la nota del diario republicano: "Aquests comitès tenen la intenció de prendre algunes de les principals carreteres de la xarxa viaria, en una acció que es podria allargar un mínim de 24 hores. Entre aquestes hi hauria les principals entrades del país. De moment, centenars de persones han tallat l'AP-7 a Hostalets de Llers, a l'Empordà, a pocs quilòmetres de la Jonquera, pocs minuts abans de dos quarts de 7 del matí i en ambdós sentits de la marxa".

Cojonudo. Y en vez de pedir los dirigentes de los partidos que un poco de calma, que no está bien cortar carreteras, que tal dinámica es peligrosa e indecente, se les aplaude con las orejas y TV3 da voz a los embozados. Estas acciones de los vándalos se combinan con amenazas de muerte a jueces y políticos, cuenta El Español. Ahí va un fragmento: "'Tenemos armas y sabemos dónde está tu familia'. La amenaza le llegó a través de Facebook. La víctima prefiere permanecer en el anonimato: 'Ya está la Policía con ello'. Un diputado catalán describe la situación que se respira entre nacionalistas y constitucionalistas con un detalle muy gráfico: 'Paseaba por mi barrio hace unos días y unos vecinos de toda la vida que pasaban por mi lado me negaron por primera vez el saludo. Y son personas normales. Por eso inquieta cómo pueda reaccionar cualquier exaltado'".

En Vozpópuli, Miquel Giménez le da un repaso a la espinosa cuestiones de qué es y qué no es violencia: "Siempre se jactó el separatismo de su carácter pacífico, no violento, casi seráfico. Ya saben, la revolución de las sonrisas. Nunca han reconocido ni lo harán que su postura conllevaba, necesariamente, una carga de violencia ideológica. Multar a un sencillo comerciante por no rotular en catalán ¿no era violencia? Obligar a los niños a estudiar solamente en catalán, escondiendo debajo de la alfombra el castellano ¿no era violencia, y de la peor clase, porque se practica contra inocentes? Vean como entienden estas gentes el concepto de violencia cuando la misma Ómnium, la que tiene a Jordi Cuixart, su dirigente, en la cárcel, califica los hechos vandálicos de este domingo como una cosa 'pacífica y ejemplar'. Lo ha dicho su actual presidente, Marcel Mauri, que añadía: 'En cualquier país del mundo, cuando encarcelan a todo su gobierno la gente sale a la calle y lo quema todo, pero aquí eso no pasa'. Le hace falta acudir a un buen oculista, porque el centro de Barcelona estaba iluminado ayer noche por incontables containers incendiados por los suyos".

Portada de 'La Vanguardia' del 27 de marzo de 2018A la prensa local no le interesa que Puigdemont y su séquito estén quedando como unos pardillos, de modo que en La Vanguardia cuentan que el nostre president tenía el coche balizado, pero que ya lo sabían: "La baliza fue localizada por el sargento de los Mossos Lluís Escolà que a diario revisaba el vehículo y la vivienda del expresident, al que seguía acompañando desde los primeros compases de su marcha a Bélgica. El policía, que está de baja médica y pendiente de que se cierre el expediente abierto contra su actuación en los primeros momentos de la huida, era una de las tres personas que acompañaban a Puigdemont cuando fue detenido el domingo por una patrulla de tráfico de la policía alemana en una estación de servicio próxima a la localidad de Jagel, donde la comitiva paró a repostar".

Caramba con Escolá, sargento de baja médica. En El Periódico apuntan a la versión del teléfono móvil de un acompañante: "Fuentes cercanas al operativo de seguridad que siguió a Carles Puigdemont en su viaje a Finlandia confirman que al expresidente de la Generalitat se le vigiló en el trayecto de vuelta por vía electrónica, pero no solo por el método de balizar con un dispositivo electrónico el vehículo en el que viajaba. De hecho, para saber que había entrado en territorio alemán bastó con seguir el geolocalizador del teléfono móvil de uno de sus cuatro acompañantes. Durante su gira de conferencias por Finlandia, en el equipo de Puigdemont había dos móviles activos que se podían seguir, confirman las mismas fuentes".

"Pensamiento" en Twitter de la portavoz del CDR de las dominicas contemplativas, sor Lucía Caram: "Hace más de 2.000 años Barrabás quedaba absuelto y Jesús, que era inocente, era detenido. La historia se repite y Jesús sigue siendo encarcelado injustamente por su compromiso y por no renunciar al Reino de justicia y libertad querido por Dios, su Padre". 

Muy bien, sor Caram. Ajustada comparación, Puigdemont es Jesucristo y Junqueras, Turull y tal, los apóstoles.

27 de marzo, santoral: Marolas, Narsetes, Teoprépides y Zanitas.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información