Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Primeras planas

La tremenda bronca de Sánchez en Bruselas

El presidente del Gobierno montó una escena en la cumbre sobre la política energética para imponer su tesis de la "excepcionalidad". Los Estados Unidos alertan de ataques cibernéticos de Rusia.

25 min

Se acaba la peor semana del año para el Gobierno de Pedro Sánchez. Conseguido el objetivo de "desacoplar" el gas de la electricidad en una tormentosa cumbre en Bruselas, Sánchez aborda la confección de un decreto anticrisis que se presentará el martes al término del Consejo de Ministros. El Ejecutivo parece haber recuperado la iniciativa y muestra síntomas de haber superado el largo letargo invernal. La marmota no predijo una primavera glacial con intervalos ocasionales de sol. La invasión de Ucrania, en cambio, sí. 

El presidente del Gobierno se empleó a fondo en Bruselas, según una crónica de El País que reseñaremos en esta revista. Hubo bronca entre presidentes. Mientras, la guerra sigue su curso y como los generales rusos dicen que su intención es tomar el Donbass y nada más pues bombardean todo lo que no es el Donbass. El público en España espera que baje el recibo de la luz, pero La Vanguardia avisa al respetable que eso no es soplar y hacer botellas sino que requiere de un detallado informe español que debe ser aprobado por "Bruselas". ¿Qué seríamos sin la burocracia? Bestias, nada más. La agenda se completa con entrevistas a personajes de la talla de Yolanda Díaz, Alberto Núñez Feijóo e Isabel Díaz Ayuso.

En El Confidencial dan un paso más allá para explorar los trepidantes acontecimientos que nos depara la semana entrante. "El Gobierno vuelve al 'modelo pandemia': decreto urgente con medidas unilaterales" titula una de sus piezas el referido digital. En tono crítico se le reprocha al Gobierno que no ha negociado las medidas con nadie. Escribe Isabel Morillo: "Tras una semana muy complicada por los paros del transporte y con el aliento de la victoria parcial de la "excepcionalidad ibérica" en Bruselas, Pedro Sánchez se reservará este lunes, en una conferencia de la agencia de noticias Europa Press, la presentación de algunas de las medidas estrella del decreto ley que aprobará un día después el Consejo de Ministros y que el miércoles presentará en el Congreso. El presidente del Gobierno quiere estar rodeado de las grandes empresas del Ibex para vestir de largo su plan, que pasa por crear una isla energética con Portugal para contener el precio de la energía".

Con el oxígeno de una bajada de los precios del gas autorizado por la Unión Europea, el paquete incluirá ayudas directas a los sectores económicos más asfixiados por la escalada de los precios de la electricidad y los carburantes. También habrá "algún guiño directo al bolsillo de los ciudadanos", explican desde el Ejecutivo. El Gobierno vuelve a trabajar como en los momentos más excepcionales de la pandemia, confirman desde Moncloa, con este plan nacional para combatir los efectos económicos y sociales de la invasión de Ucrania. El 'modelo presidencialista' se refuerza un poco más, si cabe".

Portada de El País, 27 de marzo de 2022
Portada de El País, 27 de marzo de 2022

El mismo "modelo" fue el empleado para alcanzar el objetivo de la "excepcionalidad peninsular", también llamada "ibérica" por aquello de dotarla del prestigio agroalimentario del adjetivo. El País reporta un colorido relato de la cumbre con un Sánchez en plan estelar. La crónica es de Carlos E. Cué: "'No se puede tener un debate tranquilo con estas filtraciones. No me siento cómodo. España se está jugando mucho, este es un tema muy serio. Yo en estas condiciones no puedo seguir”. Con paros en el transporte y sectores enteros amenazados por el desorbitado precio de la energía, el presidente Pedro Sánchez no podía volver de vacío de Bruselas. Llevaba siete meses tratando de cambiar el mercado energético europeo y este viernes vio cómo Alemania y Holanda amenazaban su objetivo. Decidió dar un golpe de mano. Para sorpresa del resto de los líderes se fue de la sala donde se celebraba el Consejo Europeo que finalmente aprobó “la excepción ibérica” para topar el precio del gas que se usa para generar electricidad".

O sea, Sánchez desencadenado. Ahí va otra pincelada de la nota de Cué: "Sánchez lleva toda la mañana explicando a sus socios la situación española, con paros en el transporte, con la flota pesquera amarrada varios días, con industrias paradas. Les cuenta que España y Portugal han sufrido por no tener interconexiones, lo que les ha forzado a invertir más. Que ambas han hecho un esfuerzo por desarrollar energías renovables y están entre los países con más porcentaje de ellas. Y que sin embargo todo se queda en nada por culpa de un sistema que hace que la electricidad se pague al precio de la generada con gas, solo un 15% del total en el caso español".

Y otro apunte más: "Sánchez recoge sus papeles y se va de la sala, ante la sorpresa de todos los demás líderes. Es el golpe que necesitaba. El presidente toma un ascensor y sube a la delegación española, donde está su equipo, que también se sorprende al verle. Poco después llega a buscarle Emmanuel Macron, presidente de turno de la UE. También acude Charles Michel. Sánchez necesita que los demás sepan que va en serio. Lo ha logrado. El español y el francés bajan y entran juntos de nuevo en la sala. Ha pasado muy poco tiempo, pero el suficiente para que todos entiendan lo que se está jugando España y la importancia del asunto. Hay un breve receso y, desde ese momento, según coinciden varias delegaciones, la reunión cambia de tono. El golpe de efecto de Sánchez ha funcionado".

Como es domingo, hay entrevistas a los políticos, un clásico imperecedero y aburrido. En La Vanguardia, Enric Juliana y Pedro Vallín entrevistan a la vicepresidenta segunda Yolanda Díaz. Tremenda pedrada con toque galaico. "El Gobierno debe entender el ruido de la calle y también sus silencios", dice la ¿líder? de Podemos. Pues claro, el agua puede fluir y puede chocar, "be water, my friend".

Portada de La Vanguardia, 27 de marzo de 2022
Portada de La Vanguardia, 27 de marzo de 2022

Ahí van dos preguntas que reflejan la incontinencia verbal de la promesa gallega:

Pregunta: ¿Da la impresión en los últimos días que el Gobierno hubiese perdido la iniciativa, incluso el contacto con la calle. ¿Cree que hay problemas de comunicación con la calle y de pérdida de iniciativa?

Respuesta: Lo que quiero decir es que hay datos evidentes que nos dicen que hay una enorme distancia entre la ciudadanía y la política, y percibo que hay un enorme malestar social. Y creo, con los datos en la mano, que ese malestar social tiene causas. Unas causas que son remotas, que vienen de lejos, y otras causas que son próximas. Es decir, es probable que el sector pesquero tenga muchas deficiencias estructurales –las conozco, somos el Gobierno que ha ratificado el Convenio 188 de la OIT de la Pesca ya hace muchísimos meses para mejorar las condiciones de trabajo en el mar, lo que nos obsta para que las condiciones del sector sean estructurales–, pero es verdad que estamos viviendo una crisis pautada por una inflación desmedida que está contagiando a todos los sectores productivos y esto es de una enorme complejidad y gravedad. Por tanto, creo que hay que abordarlo. Es muy difícil, porque a la vez estamos solventando problemas estructurales. Por ejemplo, nosotros hoy sacamos adelante el Estatuto del Artista con una norma que viene del año 1985, es decir, estamos siempre en el siglo XX. Pero es verdad que hay que actuar con inmediatez y hay que bajar el precio de la energía, de lo contrario, ya sabemos lo que va a pasar.
Pregunta: A tenor de lo que usted acaba de decir, la pregunta sería la siguiente: ¿Ha hecho bien el Gobierno en mantener este tiempo de suspense de 10 días a la espera de una definición del marco europeo o bien que se debieran haber tomado ya unas primeras decisiones, como han hecho otros países europeos Italia, Portugal, Francia, etcétera, que han ido adelantando medidas antes de que se deliberase en el Consejo Europeo sobre la cuestión del gas y la electricidad?
Respuesta: Habló con hechos. Ante una subida tan pasmosa de la inflación, el tiempo es clave. Cada día que pasa empeora la situación. El Gobierno de España ha tomado ya medidas. Pensemos que hemos bajado el precio de la luz con carácter anticipado. y por cierto, lo hemos hecho sin el acompañamiento de los partidos de derechas, que están todo el día hablando de bajar impuestos, pero recordemos que la reducción del IVA de la electricidad del 21% no fue acompañada con el voto positivo del Partido Popular ni mucho menos de Vox. O en la suspensión de impuestos que, por cierto, tienen un elevado coste fiscal. Dos: Es razonable que el Gobierno de España haga lo qué ha hecho, es decir, intentar buscar una salida mancomunada ante el precio de la energía, sabiendo que este debate que hemos vivido en la Cumbre Europea es quizás de los más relevantes en términos históricos, porque vuelvo a decir que me parece que la salida que dé el conjunto de la Unión en este momento va a determinar en parte el futuro de Europa. En Europa hay desafección social. Hemos visto cómo en el momento de la pandemia apareció de nuevo una Europa próxima, social –la Cumbre de Oporto, del 8 de mayo, el pilar social europeo, y yo reivindico además hoy mismo la Europa más social que nunca para abrazar a todas las gentes que tienen problemas: a la ciudadanía, a los jóvenes, a los trabajadores, a las pequeñas empresas–, pero es verdad que el debate es de un gran calibre y desde luego no es lo mismo que podamos contar en la definición de los márgenes de la electricidad con un acuerdo europeo a que no podamos contar con él. Esto, insisto, no obsta para que no pudiéramos tomar medidas, pero es verdad que no serán ser las mismas. Con todo, el planteamiento del Gobierno de España, con una posición fuerte y además con una apuesta muy decidida por las renovables, frente a otros países europeos –con la dependencia del gas ruso o la apuesta por el gas de algunos países y por el mantenimiento de las estructuras energéticas tal cual estaban–, deberían de hacernos pensar. Es decir, que la apuesta ha de ser fuerte, como está haciendo España, por la descarbonización de la economía y por supuesto con nuevas relaciones que avancen en romper dependencias, como estamos viendo hoy, por ejemplo, de Rusia. Es de una enorme importancia, pero creo también que el debate es muy interesante, incluso la posibilidad de tener un margen para poder actuar con autonomía en el seno de la Península Ibérica. A mí, por ejemplo, que trabajo proyectos de manera conjunta con la ministra de trabajo de Portugal, me parece más que interesante, en una Europa que ha de ser nueva, que ha de tener un proyecto plural y que, efectivamente, coloque los problemas de la ciudadanía en el centro. La energía es un problema clave, es un derecho fundamental, pero es un problema como estamos viendo en los momentos actuales. Tenía, por cierto, que haber sido atendida la voz de nuestro país hace muchos meses, cuando el presidente del Gobierno ya defendió estas medidas en el seno de la Comisión.

¿Qué, cómo se han quedado? Pues aún falta lo de Feijóo y lo de Díaz Ayuso. El inminente presidente del PP comparece en La Razón. Le practica la entrevista Carmen Morodo. Dice el personajes que "'Sánchez tiene mis votos para un ajuste de gasto político y burocrático'". Es la crítica pasivo agresiva. El Gobierno despilfarra y es un monstruo burocrático. 

Portada de La Razón, 27 de marzo de 2022
Portada de La Razón, 27 de marzo de 2022

El hombre se muestra pesimista en el interrogatorio de Morodo: 

Pregunta: No parece que vaya a Madrid convencido de que se puede abrir un nuevo tiempo de acuerdos de Estado, pese a las expectativas que está generando.
Respuesta: Los hechos de estas últimas semanas no dan pie a tenerlas. La política exterior siempre es un asunto de Estado, por ejemplo. Y los españoles acabamos de enterarnos de la relación con Marruecos y del cambio de posición sobre el Sáhara a través del Gobierno de Marruecos. Y de una carta que, a posteriori, el Gobierno español hace pública a través de un periódico. Además, el Gobierno nos dice que hay un acuerdo que no se explicita en esa carta, por lo que debe ser un acuerdo clandestino. La ruptura de una política exterior consensuada durante 40 años también dificulta mucho hablar con el presidente del Gobierno de políticas de Estado.

P: ¿Le hará, en todo caso, una oferta de grandes acuerdos cuando asuma el próximo fin de semana la Presidencia del PP?
R: Para que haya pactos lo primero que tiene que haber es un presidente del Gobierno que crea en los pactos. Suárez, creía; y González, también. Yo creo en el Estado, llevo trece años representándolo como presidente de la Xunta y he tenido responsabilidades en distintos ministerios. Creo en España y creo que no se puede gobernar con los que no creen en España. En todo caso, cuando estemos de acuerdo con las políticas del Gobierno, diremos que «sí». Y cuando no las compartamos, diremos que «no». Yo no creo en la política del «no» a todo, y si alguna vez podemos decir que «sí», no dejaré de hacerlo por supuestos intereses de partido.

O sea que si es sí es sí y si es no es no. Vuelve el marianismo a la política. Se echaba en falta un poco ese estilo.

Después está lo de Isabel Díaz Ayuso en El Mundo. Muy a favor de Feijóo y pelillos a la mar o no. "La política de adultos ha llegado al PP en el mejor momento", asegura la presidenta de la Comunidad de Madrid. Estábamos acostumbrados a titulares más explosivos. El texto es de Juanma Lamet y Marta Belver. Ahí va la entradilla y una selección de preguntas: 

Portada de El Mundo, 27 de marzo de 2022
Portada de El Mundo, 27 de marzo de 2022

"Isabel Díaz Ayuso dice sentirse 'más respaldada' en el PP bajo el liderazgo de Alberto Núñez Feijóo y ve con optimismo la nueva etapa de su partido, aunque le pide "asegurarse de que nadie se dedica a sucias peleas internas". La presidenta de la Comunidad de Madrid también insiste en que el contrato de compra de mascarillas para su Gobierno por el que su hermano cobró 55.850 euros fue "completamente legal" y sugiere que el intento de la Fiscalía Europea de investigar si ha habido malversación de fondos comunitarios responde a una maniobra política del Gobierno de Pedro Sánchez.

Pregunta: ¿La crisis interna del PP se cerrará definitivamente en el congreso extraordinario de Sevilla?

R: La organización se va a reforzar en un momento crítico para España. El Gobierno ha entrado en colapso: no tiene soluciones ni se deja aconsejar para parar lo que está sucediendo en la calle, en los transportes, en el campo, en la economía... Así que es un momento en el que la política de adultos es más necesaria que nunca. Y llega en el mejor momento.

P: ¿Hasta ahora el liderazgo del PP no le parecía «adulto»?

R: En los últimos meses, desde luego que no. Y, sin embargo, veo en el cambio y en el presidente [Alberto Núñez] Feijóo un perfil idóneo, porque es alguien que ha gestionado durante largos años y que ha demostrado una amplia solvencia y respaldo electoral. Es un hombre ganador. Por eso creo que el perfil es distinto.

P: ¿No ha hablado con Pablo Casado desde su enfrentamiento público con usted?

R: No.

P: Pero no ha explicado, por ejemplo, las otras tres facturas que su hermano facturó a Priviet Sportive y que, según un argumentario que desde su propio equipo se filtró a algunos periodistas, junto a esa cuarta factura de 55.850 euros de la que usted sí ha hablado sumaban 283.000 euros, la cifra que a su vez denunció el PP que su hermano había cobrado de esta empresa por intermediar en la compra de mascarillas.

R: Es que a nadie le tiene que interesar la relación entre dos empresarios. A la gente lo que le tiene que interesar es la gestión que nosotros hemos realizado en las compras, Si se ha fiscalizado y se ha hecho conforme a derecho y poco más. A partir de ahí no hay nada que nos corresponda hablar".

En el frente bélico, la guerra encara el segundo mes. Rusia ataca, Ucrania resiste. Bombardeos en Leópolis. Putin dijo que no atacaría Leópolis. Los estrategas antes epidemiólogos no se ponen de acuerdo en si Vladimir Vladimirovich no quiere o no puede. "EE.UU. se prepara ante un ciberataque ruso que colapse la red eléctrica", anuncia entre tanto el Abc. Ya han identificado a cuatro rusos, cuenta David Alandete: "En la Casa Blanca no caben dudas. Rusia tiene guardado un as en la manga que puede resultar catastrófico. Según dijo el lunes el presidente Joe Biden reunido con algunos de los empresarios más relevantes de EE.UU., 'según la inteligencia que nos llega, Rusia puede estar planeando un ataque cibernético contra nosotros. Y la magnitud de la capacidad cibernética de Rusia es bastante importante. Y va a llegar»'. Apenas unos días después, el jueves, el departamento de Justicia estadounidense reveló que ha presentado cargos contra cuatro empleados del estado ruso a los que acusa directamente de infiltrarse en el sistema energético global entre 2012 y 2018".

Sigue la pieza: "En la hoja de cargos se dice que los rusos imputados -Evgeny Gladkikh, Pavel Akulov, Mikhail Gavrilov, y Marat Tyukov- lograron acceder a los programas informáticos que gestionan el suministro de energía en EE.UU. y otros 135 países. Entre ellos se encuentra, según la Fiscalía estadounidense, España. Las imputaciones ocurrieron en realidad hace un año, pero son relevantes porque demuestran hasta qué punto los hackers rusos, en muchos casos afiliados o amparados por el Kremlin, se han infiltrado en infraestructuras críticas como refinerías de crudo, empresas eléctricas y hasta plantas nucleares, que podrían dejar sin servicio".

Florece el sector de los bunkers antiatómicos y el tráfico de pastillas de yodo. También el de antivirus informáticos.

España ganó a Albania en el RCDE Stadium de Cornellà-El Prat. Gran ambiente, si bien la desorganización provocó peligrosas aglomeraciones en los accesos inmediatos al campo. 

27 de marzo, santoral: Ruperto de Worms, Alejandro de Drizipara, Juan de Licópolis, Marolas, Narsetes mártir, Teoprepides y Zanitas.