Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Primeras planas

Tanteo entre ERC y JxCat y la guerra de Hasél

Aragonès se reúne con Borràs y tarda dos minutos en prometer un nuevo referéndum. Cuarta noche de disturbios. Sánchez reacciona y dice que "con violencia no hay democracia". Fachin y los cristales

15 min

Ha sido reunirse Pere Aragonès con Laura Borràs y sube el precio del pan. El mandadero de Junqueras se ha destapado pidiendo otro referéndum, lo cual es sin duda una muestra de moderación si se compara con las pretensiones de la dirigente "juntista" en torno a la declaración unilateral de independencia (DUI).

En el partido de Carles Puigdemont la coherencia no cotiza, de modo que ahí está ese Miquel Sàmper haciendo bueno a su tocayo Buch y poniendo de chupa de dómine a los mossos que se juegan la fisonomía cada noche entre barricadas de fuego y pedradas de la alegre muchachada jaleada por cuperos, comunes y las amigas y amigos de la señora Borràs, esa especie de Mary Santpere, pero sin gracia.

Los independentistas son unos artistas a la hora de darse ánimos y "construir relatos", de modo que ya andan diciendo por ahí y a quien quiera escucharlos que lo del domingo pasado fue la leche, una jornada "histórica" que abre una "oportunidad" no menos "histórica" para alcanzar la "emancipación". Con la mitad del electorado recluido en sus casas por temor a contagiarse del coronavirus o por no contagiarse de la política, el nacionalismo considera que ha alcanzado sus últimos objetivos, que ya ha superado el cincuenta por ciento de los votos y que el helado diario de postre está a tocar. Y así todo el rato, raca, raca, raca.

"ERC y JxCat inician negociaciones y Aragonès ya pide otro 'referéndum'" es el titular de Crónica Global sobre la primera cumbre postelectorales de dos partidos que se profesan un odio cainita. "Republicanos y posconvergentes instan a iniciar una "nueva etapa" juntos tras más de un lustro gobernando la Generalitat, se apunta en el sumario de la pieza de Ricard López, cuyo texto arranca así: "ERC y JxCat se han reunido por primera vez este viernes tras las elecciones del pasado 14F con la intención de encarrilar las negociaciones para formar el nuevo Govern. Ambos partidos se han emplazado a aprovechar la "oportunidad histórica" que, según ellos, brinda esta legislatura al independentismo en el Parlament. La reunión llega después de que tanto ERC como JxCat hayan mantenido encuentros por separado con la CUP, cuyos nueve diputados pueden ser decisivos para la investidura del presidenciable republicano, Pere Aragonès, segundo más votado en los comicios tras el socialista Salvador Illa".

Y: "El candidato de los republicanos a presidir la Generalitat ha situado como objetivos primordiales hacia los que debe dirigirse el nuevo Govern la consecución de un referéndum de "autodeterminación", la amnistía de los políticos presos y fugados del procés y "el fin de la represión", apostando por la negociación con el Estado. ERC considera "muy positiva" su primera toma de contacto con los posconvergente, apuntando que "ha servido para poner en valor tanto la victoria independentista como la nueva derrota de los poderes del Estado" que, a su modo de ver, "querían apartar al independentismo de las instituciones"".

Tremendo lo del Estado, sí. Siempre de derrota en derrota, oigan. Es una cosa de no creer.

Cuarta noche de violencia por el encarcelamiento de ese sensible bardo que responde al nombre artístico de Pablo Hasél, con acento en la e porque le sale de la punta del bálano. Es la guerra del rapero y esos buenos políticos, Sàmper, Aragonès y la ínclita Colau no tienen reparos en exigir a los ciudadanos que no se sienten más de cuatro a la mesa, que se recojan antes de las diez de la noche, que no hablen en el Metro, que cierren los bares y los restaurantes. Nos tratan como a niños y nos riñen como a tales. Nos han puesto un toque de queda que es una especie de ley marcial y nos dicen que es por nuestro bien. Y ahí está el pueblo llano haciendo caso. En cambio con los pirómanos que apedrean a la policía, ni palabra. Esos no tienen que guardar las distancias de seguridad y pueden estar en la calle a las horas que quieran.

Los medios destacan que anoche recibió dos porrazos el exalcalde Celrà y diputado de la CUP Dani Cornellà. Se conoce que trató de mediar entre los mossos y un detenido en los incidentes de Girona y salió malparado del envite. Más madera contra el cuerpo policial. De El Nacional: "Según la CUP, agentes policiales "han agredido" al diputado cuando intentaba dialogar porque habían detenido a un joven".

Pues no hace falta decir más. El hombre intentaba dialogar, claro. Hay una corriente de comprensión respecto a los disturbios que pasa por decir que romper cosas no es violencia. Así lo explica Albano-Dante Fachin en El Món: "Estem parlant de vidres, no de persones. La definició de violència de l’OMS explica: “La violència és l’ús intencional de la força física, amenaces contra un mateix, una altra persona, un grup o una comunitat que té com a conseqüència o és molt probable que tingui com a conseqüència un traumatisme, danys psicològics, problemes de desenvolupament o la mort”. No diu res sobre els vidres. A les imatges facilitades pel mateix diari no s’observa cap persona colpejada o ferida durant la trencadissa de vidres".

Como no procede hablar de la noche de los cristales rotos pongamos como ejemplo al típico marido estereotipo que llega a casa y se carga toda la vajilla delante de su compungida esposa y los churumbeles. Pues eso que sería un caso de manual de violencia doméstica, de género, machista o como se diga este mes, no es nada según Fachin y menos aún si el payo se pusiera a gritar consignas en favor de Hasél. Claro que sí, guapi. Esto es como los que defienden la okupación hasta que les entran a ellos en el chalet.

Los medios recogen que por fin se ha pronunciado el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, quien en los tiempos de la inmediatez y el Twitter sólo ha tardado tres días en decir que mal, muy mal esto de sembrar el caos y alimentar la revuelta juvenil en Mongolia. "Sánchez corrige a Iglesias tras la revuelta callejera por Hasél" es el titular de El País. El sumario subraya las palabras de Sánchez:  “España es una democracia plena y resulta inadmisible cualquier tipo de violencia”.

Portada de 'El País' del 20 de febrero de 2021 / KIOSKO.NET

 

Portada de 'El País' del 20 de febrero de 2021 / KIOSKO.NET

La nota es de X. Hermida y Q. Estaire, que no reparan en mostrar su asombro ante la concisión y precisión del verbo presidencial: "Pedro Sánchez sólo necesitó una frase para dejar clara su distancia respecto del discurso de sus socios de Unidas Podemos en relación con el encarcelamiento del rapero Pablo Hasél: “España es una democracia plena y resulta inadmisible cualquier tipo de violencia”, dijo el presidente del Gobierno. De un plumazo, Sánchez rebatió las posiciones de la formación de Pablo Iglesias sobre la calidad del sistema democrático, al tiempo que marcaba distancias con su renuencia a condenar los disturbios en las protestas por el ingreso en prisión de Hasél".

Sigue la pieza: "Los barones socialistas que presiden Castilla-La Mancha y Extremadura, Emiliano García Page y Guillermo Fernández Vara, respectivamente, fueron más lejos y censuraron a Unidas Podemos mientras varios dirigentes de esta formación matizaron ayer que apoyar las protestas que se suceden desde hace días en Barcelona, Madrid y otras ciudades españolas, no equivale a justificar la violencia. La controversia no solo aleja a los socios del Gobierno de coalición. También ha dado alas al Partido Popular tras días cabizbajos por los malos resultados en las elecciones catalanas. Su líder, Pablo Casado, dirigió ayer sus críticas a Pedro Sánchez: “Si no para los pies a su vicepresidente [Pablo Iglesias] se está haciendo corresponsable de lo que suceda”, dijo".

Bueno, bueno Casado, que finura... El titular principal de La Razón va de lo mismo pero resulta un tanto confuso. "Podemos replica a Sánchez: Con violencia, no hay democracia" dice. Más bien se trata de que Sánchez replica a Sánchez.

En El Mundo ofrecen a sus lectores una entrevista con Santiago Abascal, que dice que no pide la destitución de Pablo Iglesias porque cree que el problema es Sánchez y se muestra magnánimo con el PP y Ciudadanos en Cataluña. Es la vendetta por aquel discurso de Pablo Casado en la moción de censura, cuando el desmadejado dirigente popular se metió a saco con el crecido dirigente de Vox. Ahí va lo que dice Abascal sobre sus colegas: "No he celebrado el mal resultado del PP y Ciudadanos, sino que lo observo con preocupación porque Vox no puede representar a todo el espectro político. Es verdad que cada vez representa a más españoles de todos los territorios, pero probablemente hay españoles que necesitan un espacio político como el que representan PP y Ciudadanos, que no se distinguen en nada y por eso tienen una obligación, que es no ofrecer dos siglas al electorado que están defendiendo lo mismo, el mismo programa. Vox es un partido con un programa claramente distinto. Tenemos la responsabilidad de ofrecer esas alternativas en solitario y otros tienen la responsabilidad de fusionarse".

Portada de 'El Mundo' del 20 de febrero de 2021 / KIOSKO.NET

 

Portada de 'El Mundo' del 20 de febrero de 2021 / KIOSKO.NET

Coronavirus. Malas perspectivas económicas. "El comercio enciende las alarmas: enero dejó el segundo peor registro de toda la pandemia", apunta El Confidencial. El texto viene con la firma de Javier G. Jorrín: "La campaña de ventas navideñas dejó unos datos sorprendentemente positivos. Las familias aprovecharon esas ‘fechas tan señaladas’ para darse algún capricho después de un año muy complicado. (...) Los excesos de las Navidades trajeron consigo una fuerte recaída del comercio en el mes de enero. Por una parte, los contagios se dispararon, lo que forzó a las autoridades a imponer restricciones severas sobre la movilidad y la actividad económica desde el inicio del mes. Además, las familias optaron por cerrar el grifo del gasto y volver a ahorrar ante un escenario de incertidumbre que probablemente se prolongue hasta el verano".

Continúa la pieza: "La consecuencia fue un fracaso mayúsculo de la campaña de rebajas de invierno y una fuerte contracción del consumo. Las ventas minoristas de las grandes empresas sufrieron un desplome del 18% respecto al mes de enero del año anterior. Esta caída es la segunda más grave registrada desde el inicio de la pandemia. Solo fue peor la sufrida en el mes de abril, durante el gran confinamiento, que alcanzó el 22%. Si se comparan las ventas con las de diciembre (sin ajustar por estacionalidad), el desplome fue del 29%. La caída del consumo en enero fue peor que la de mayo de 2020, mes en el que se produjo la desescalada. Y también peor que la de marzo, cuando empezó el estado de alarma".

En cambio, las cifras sanitarias de la pandemia comienzan a mejorar, si bien muy poco a poco.

20 de febrero, santoral: Los hermanos Francisco y Jacinta Marto, los pastorcillos a los que se les apareció la Virgen en la Cova da Iria, en Fátima, Portugal. Eleuterio de Tournai, Euquerio de Orleans, León de Catania, Peleo, Serapión de Alejandria y Tiranión.