Menú Buscar
Primeras planas

El Correcaminos rompe relaciones con el Coyote

Sánchez sugiere que lo del 1-O no es rebelión tras partir peras con Casado por llamarle "golpista". Nuevos detalles del asesinato de Jamal Khashoggi, ordenado por Skype

11 min

Pedro Sánchez dice que ya no se habla con Pablo Casado porque le llamó "golpista" en el Congreso. Ha roto relaciones con el dirigente popular como Quim Torra con la Zarzuela. Le parece intolerable al presidente del Gobierno que le atribuyan la comisión de un delito de tal calado y requiere muy digno a Casado que retire el término y pida perdón. Verdes las han segado. Había que ver el entusiasmo con el que aplaudió su bancada al jefe del PP.

Puede que Sánchez tenga la piel muy fina, aunque en los últimos años le han dicho de todo, sobre todo los compañeros de partido. Pero si hasta cambiaron la cerradura de su despacho la vez que lo echaron a la calle. La sesión fue bronca, dura. Casado reprochó a Sánchez que Zapatero se reuniera con Otegi y ahí salió el tema del pasado de ese referente moral del secesionismo, el secuestro de Javier Rupérez y el disparo a Gabriel Cisneros. 

El expediente del noreste peninsular propició una interesante refriega sobre si es un golpe de Estado, como defienden PP y C's, o se trata de un fenómeno de otra naturaleza. Fue en ese punto en el que se rompió el jarrón, según escribe Anabel Díaz en El País: "La relación ya era casi inexistente, pero desde este miércoles el presidente Pedro Sánchez da por rotos contactos y acuerdos con el líder del PP, Pablo Casado, quien acusó en el Congreso al jefe del Ejecutivo de ser “responsable y partícipe del golpe de Estado que se está perpetrando en España”. Sánchez opina que tal invectiva va más allá de la dureza habitual en la pugna política. (...) La acusación tuvo un enorme efecto, ya que el presidente emplazó enfáticamente a Casado a retirarla, con un tono más grave de lo normal en un forcejeo dialéctico parlamentario: “Si no retira que yo soy un golpista, usted y yo no tenemos nunca nada más que hablar”".

Entre pitos y flautas y armas para el descuartizador de Arabia, Tardà dijo de Casado que si pudiera fusilaría a todos los independentistas. Muy tenebroso todo. Por momentos parecían sus señorías poseídos por el espíritu de las Cortes republicanas cinco minutos antes de la Guerra Civil. Albert Rivera y Pablo Iglesias quedaron un tanto opacados ante tanta aspereza.

En el PP están encantados con el protagonismo de su jefe de filas. "Tenemos líder", aseguran. Todavía no se han dado cuenta del regalo de Sánchez en los minutos basura de la sesión. Es con lo que titulan los dos diarios de papel editados en Barcelona. El Periódico: "Sánchez cuestiona la imputación por rebelión". La Vanguardia: "Sánchez sugiere que la rebelión no es aplicable al 1-O".

Pedro Vallín firma la crónica en el diario de Godó y escribe: "El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, envió ayer una señal sutil pero evidente, tanto a los partidos catalanes como a la Fiscalía y el Supremo, sugiriendo en el pleno del Congreso que el delito de rebelión no es aplicable a los hechos de octubre del 2017 en Cataluña. El presidente respondía al portavoz del PNV, Aitor Esteban, reprendiendo a la vez al del PP, Pablo Casado: “En 1994, el señor Trillo, entonces diputado, hizo una propuesta de modificación en la que decía que el delito de rebelión, que es inherente a un supuesto golpe de Estado, se tiene que dar por militares o por civiles armados a la orden de militares”". 

Más presión para el Tribunal Supremo, embarrancado en el debate sobre el impuesto de los actos jurídicos documentados. 

En La Vanguardia, por otra parte, no gusta el estilo del nuevo PP. De la misma crónica de Vallín: "Casado eligió emplear la comparecencia del presidente ante el pleno (en el que informó del último Consejo Europeo y de los contratos de venta de armas a Riad), para vaciar la nevera argumental y hacer un guiso ropavieja echando mano de todo lo disponible, desde Venezuela a los ministros dimitidos, pasando por el presupuesto, Cuba, Gibraltar, la política de inmigración y el apoyo del separatismo. La intervención pareció un aperitivo de debate sobre el estado de la nación (o bien una versión extendida de la pregunta de la semana pasada de la portavoz del PP, Dolors Monserrat), y la guinda fue acusar a Sánchez de ser “partícipe y responsable del golpe de Estado que se está perpetrando ahora mismo en España”".

Jamal Khashoggi, el disidente asesinado en el consulado saudí de Estambul, fue invocado en varias ocasiones a lo largo de pleno. Hay novedades en torno al brutal asesinato. De la crónica de Adrià Rocha Cutiller en El Periódico: "El propio Qahtani: la mano derecha de Mohamed bin Salmán estuvo —aunque de forma virtual— presente ese día en el consulado, según han dicho varias fuentes anónimas a la agencia Reuters. Explican que Khashoggi fue llevado a una habitación, donde una televisión conectada a través de Skype le estaba esperando. Al otro lado de la conexión, desde Riad, estaba Qahtani, que empezó a insultar al periodista. Khashoggi contestó y, entonces, entre insultos, supuestamente, Qahtani acabó por explotar: «Traedme la cabeza de ese perro», dijo. Los 15 hombres saltaron sobre el periodista. Las versiones saudís dicen que fue asesinado en una pelea o estrangulado. La turca, que fue descuartizado vivo por uno de los integrantes del grupo, de profesión médico forense".

Los toqueteos que impulsa el consejero Bargalló en materia de inmersión escolar están causando conmoción en el catalanismo educativo. Sospechan los profesores por el catalán que Bargalló pretende reducir el peso de la lengua vernácula y reintroducir esa cosa del castellano. ¿Será posible? No, pero los docentes por la república desconfían. Escribe Alba Solé en El Nacional: "El portaveu de la USTEC (Unió de Sindicats de Treballadors de L'Ensenyament de Catalunya), Ramon Font, creu que amb el nou model lingüístic perilla la immersió i el català: "Si es cedeix espai a l’anglès i el castellà a costa del català, es carregaran la immersió lingüística", ha indicat en una entrevista al canal 324. El Departament d'Ensenyament va presentar aquest dimarts 'El model lingüístic del sistema educatiu de Catalunya', una actualització del que s'aplicava fins ara, després de 30 anys d'immersió lingüística, i que preveu donar més flexibilitat als centres per garantir l’aprenentatge del català, el castellà i l’anglès. Un dels canvis més destacats d'aquest nou model és l'oferta de l'àrab i el xinès com a assignatures optatives a secundària". 

Se conoce que la comunidad docente no está a favor del chino, a pesar de que es un idioma con un gran futuro planetario.

Noticia municipal. Colau tiene una repartidora de subvenciones con la que se dedica a satisfacer las necesidades logísticas de las organizaciones agrupadas en el "observatorio sobre derechos" en el que ella misma trabajaba antes de empuñar la vara de mando. Todas estas entidades comparten sede, los bajos de un edificio de la calle Casp. Lo cuenta Aleix Salvans en El Món con más detalles: "Aquest dijous al matí, el grup municipal del PDeCAT a l'Ajuntament de Barcelona repartirà 50.000 exemplars d'un "diari" on denuncia el govern de la ciutat, encapçalat per Ada Colau, com a responsable de la creació d'una suposada xarxa clientelar vinculada a la seva plataforma política, Barcelona en Comú. Segons afirmen fonts del partit, d'ençà de l'entrada de Colau al consistori, a mitjans de 2015, han estat entregats més de 2.400.000€ en forma de contractes i subvencions a diverses entitats i organitzacions que tenen vincles personals o ideològics amb el partit de l'alcaldessa i que tenen la seu social a la mateixa adreça de Barcelona". 

A lo mejor no es ilegal, pero pinta chungo. Tal vez tuviera que tomar cartas en el asunto algún organismo fiscalizador de las cuentas públicas.

25 de octubre, santoral: Engracia y Frutos de Segovia.