Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Primeras planas

Presupuestos en la cuerda floja y Rahola adora a Puigdemont

ERC amenaza con tumbar los números del Gobierno y Yolanda Díaz planta a Sánchez. Puigdemont explota su peripecia judicial. Colau promete limpiar la ciudad. Ya era hora, alcaldesa

17 min

Negociación de los Presupuestos Generales del Estado. Mar de fondo. La vicepresidenta Yolanda Díaz, de Podemos, se niega a reunirse con Pedro Sánchez, presidente del Gobierno. Eso cuenta El Confidencial: "El presidente encargó a Bolaños contactar con la líder de Unidas Podemos el sábado para intentar sellar el borrador de las cuentas, pero la vicepresidenta se negó a acudir a Moncloa". La ley de la vivienda es el escollo que arguye la parte podemita del gabinete. O Sánchez y Nadia Calviño se pliegan a las condiciones yolandistas o no hay acuerdo. 

El pulso se completa con la posición de los republicanos catalanes, que también van a nones. "Rufián advierte a Bolaños de que ERC prefiere hacer caer el Gobierno a votarle "gratis" los Presupuestos" dice El Español de apertura. O sea que dos huevos duros, Podemos y ERC, los socios prioritarios del PSOE. El texto en el diario de Pedro J. Ramírez viene con la firma de Alberto D. Prieto y arranca así: "El pasado jueves, Esquerra Republicana lideró una rebelión de los aliados del PSOE en el Congreso. Con sus socios de la coalición, Unidas Podemos, de invitados estrella. Los independentistas catalanes registraron, junto con Bildu, Junts, Más País, Compromís, la CUP y BNG una Ley de Garantía del Derecho a la Vivienda Digna y Adecuada, porque "sin ley de Vivienda, con alquileres a la baja, no hay Presupuestos". Y los socialistas lo saben".

Continúa la nota: "Otra cosa que sabe el PSOE es lo que pasa cuando no cuida a sus aliados. Pedro Sánchez sufrió para acordar con Pablo Iglesias "los Presupuestos más de izquierdas de la democracia", en octubre de 2018. Pero los mismos aliados que le habían votado sí a la moción de censura en junio, le dijeron no a las cuentas públicas en el febrero siguiente, mandaron a su Gobierno a casa y a los españoles a un rally electoral de cinco visitas a las urnas en ocho meses de infarto. Los votos de Esquerra Republicana y el PDeCAT --entonces, la marca de lo que hoy es Junts-- se unieron a los del PP y Ciudadanos, aunque por razones muy distintas: negarse a hablar sobre autodeterminación y a definir las condiciones del diálogo. La situación en este 2021 se parece bastante a la de entonces. ERC tensa la cuerda y amenaza con hacer caer los PGE si no recibe contrapartidas. Prefiere hacer caer el Gobierno a votarle "gratis" los Presupuestos. Así se lo transmitió Gabriel Rufián a Félix Bolaños el pasado 21 de septiembre, en la primera jornada de la ronda de contactos del ministro de la Presidencia y Relaciones con las Cortes con los grupos parlamentarios".

Así las cosas en el reparto de los fondos públicos, la opinión pública contempla con cierto hastío la intensiva y cansina explotación por parte de Puigdemont de sus peripecias judiciales. Que la justicia italiana suspendería la extradición del prófugo hasta que no se pronuncien el Tribunal General de la Unión Europea sobre su inmunidad y el Tribunal de Justicia de la Unión Europea sobre las euroórdenes de Llarena estaba más que cantado, pero el errante no pierde ocasión de marcar terreno.

Portada de 'La Razón' del 5 de octubre de 2021 / KIOSKO.NET
Portada de 'La Razón' del 5 de octubre de 2021 / KIOSKO.NET

En La Razón cuentan Mirentxu Arroqui y Soraya Melguizo que "El TJUE tardará hasta 18 meses en decidir sobre Puigdemont". O sea que no tienen prisa: "En concreto, el Tribunal de Justicia de la UE con sede en Luxemburgo tiene que responder a las consultas hechas por el juez instructor sobre qué criterios rigen las euroórdenes después de que Bélgica rechazara la del exconseller Lluís Puig por falta de competencia del Tribunal Supremo. Por otra parte, se espera que el Tribunal General de la UE decida si devuelve la inmunidad parlamentaria a Puigdemont para que pueda desplazarse por Europa sin temor a ser detenido. De esta forma, todos los caminos conducirán a Luxemburgo en un proceso que previsiblemente será largo".

Continúa la pieza: "Y es que según recuerdan a La Razón las fuentes consultadas, en este tipo de procedimientos la vista entre las partes suele celebrarse de media un año después de que comience el proceso. Tras este paso, la sentencia llega en un periodo entre tres y cuatro meses, aunque a veces puede alargarse hasta seis. En algunas ocasiones, el abogado general decide tras la vista presentar sus conclusiones, un primer veredicto no vinculante que en muchas ocasiones anticipa el fallo definitivo. Se desconoce todavía si en el caso de Puigdemont el abogado general decidirá pronunciarse. Tras las conclusiones de éste es necesario esperar otros tres meses hasta la sentencia firme. De media, el proceso suele dilatarse 18 meses".

Mientras tanto, Pilar Rahola adora a Puigdemont como si el expresidente fuera un santo de madera. El ardor y el color de sus relatos en El Nacional son la prueba del carisma del hombre de Amer entre sus partidarios. Hay buen rollo en el campo secesionista. Mucha satisfacción, alegría y "xerinola". Hasta se hacen chistes sobre Llarena. Ahí va un extracto de la última entrega del cuaderno de campaña de doña Rahola: "La sessió s’allargava, les notícies no es filtraven per cap banda, ni tan sols en els mòbils dels més propers, delerosos d’alguna insinuació dels que eren dins, però tot estava en silenci, i la guillotina del temps migrava els bons ànims. “Vols dir, Toni, que tot va bé?” i l’entusiasme sempre desbordant d’en Comín, “sí, tot anirà bé”, temperava les pors. “Tranquils, tranquils”, reblava Clara Ponsatí, més divertida que amoïnada. “I vosaltres? Ara en Llarena demana que us detinguin”, deia algú amb la notícia al mòbil, i la incredulitat donava pas a la riota general. La resposta era innecessària. Era tan delirant que aquest jutge estrambòtic tornés a pidolar la detenció, després del flag rotund d’Itàlia negant-se, que només cabia analitzar qui movia els fils d’un jutge patètic que arrossegava la credibilitat judicial d’Espanya per tots els fangars d’Europa. Algú explicava un acudit que corria per les xarxes: “Sabeu que en Llarena ha contractat un advocat belga?” “Sí, qui?” “Un tal Van de Kul”, i continuava la bufonada a costa de l’esperpèntic jutge".

Líneas después, una lección de periodismo: "Respecte al conflicte català, la premsa espanyola no fa periodisme, fa propaganda. Per això són importants els èxits de Puigdemont enfront les persecucions de Llarena, perquè trenquen la impunitat de què gaudeix la repressió espanyola dins de l’Estat, i la fa evident a Europa. El Regne d’Espanya no és un país segur jurídicament, ni és solvent democràticament, però el més greu és que no existeix una massa crítica, ni intel.lectuals, ni cantants, ni periodistes, que ho facin palès. És a Europa on s’està jugant la partida dels drets catalans, i és a Europa on la democràcia espanyola es mostra com és: ferida, foradada i agònica. Se'n parla al dinar i la conclusió és general: també será a Europa on es guanyarà la llibertat de Catalunya. A Espanya no hi ha ni opció, ni cabuda".

Vaya castaña de país. Ni cantantes tenemos, según Rahola. De lo que no se habla en la prensa afín a Puigdemont es de la pieza de El Debate que firma María Jamardo y en la que se explica que alguien se gastó novecientos papiros en un burdel berlinés y pagó con una tarjeta vinculada al expresidente. Sí, sí, qué cosas. Fue en mayo de 2018, coincidiendo con una cumbre de Torra y Puigdemont con la cúpula de JxCat. El abono se consignó como "gastos de catalanes". 

Más noticias pintorescas. Otra de El Confidencial: "Un empresario dirigía en secreto el 'CNI catalán' y ordenó a los CDR asaltar el Parlament". Y añade la nota que "El presunto autor intelectual de las acciones de los CDR es un ingeniero de Barcelona llamado Miguel Montero de Quadras que lleva cuatro años liderando en secreto el grupo clandestino 'CNI catalán'". El texto es de José María Olmo y principia de esta forma: "Un empresario ha estado dirigiendo en la sombra durante los últimos cuatro años el llamado 'CNI catalán', un grupúsculo independentista que opera en la clandestinidad y que, entre otras funciones, se encarga de elegir los objetivos que deben golpear los CDR para tratar de desgastar el Estado y de publicar todo tipo de contenido radical en las principales redes sociales para asegurar la movilización permanente de los partidarios del 'procés'".

Pues retratado queda. 

Portada de 'El Mundo' del 5 de octubre de 2021 / KIOSKO.NET
Portada de 'El Mundo' del 5 de octubre de 2021 / KIOSKO.NET

"Marlaska admite "conflictos" en Cataluña para la escolarización en castellano" apunta El Mundo, que añade que "El ministro responde a una queja de los agentes destinados a la región y apela al 25% de clases en español". Escribe Olga R. Sanmartín: "El Ministerio del Interior reconoce que hay un problema con el castellano en las escuelas de Cataluña. El departamento de Fernando Grande-Marlaska se ha desmarcado de la doctrina oficial del Gobierno y ha defendido que los hijos de los policías y guardias civiles desplegados en esta región deberían tener un 25% de clases en español. "Desde este Ministerio abogamos por el cumplimiento de la normativa vigente, así como el de las resoluciones judiciales dictadas al respecto", señala en una carta a la que ha tenido acceso El Mundo".

Y: "Por normativa vigente se refiere a la Lomloe, que dice que las comunidades autónomas deben garantizar el castellano en las escuelas. Respecto a las resoluciones judiciales, todas las que se han emitido en los últimos años obligan a garantizar un 25% de clases en esta lengua. La última es la del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) del pasado diciembre, que dice que todos los centros catalanes deben fijar este porcentaje en castellano, aunque la Generalitat se ha negado a acatarla. La carta va firmada por la directora de gabinete de Marlaska, Susana Crisóstomo, en respuesta al escrito que la asociación Hablemos Español, el sindicato policial Jupol y la asociación de guardias civiles Jucil remitieron tanto a Interior como al Ministerio de Educación".

Portada de 'La Vanguardia' del 5 de octubre de 2021 / KIOSKO.NET
Portada de 'La Vanguardia' del 5 de octubre de 2021 / KIOSKO.NET

Barcelona. Colau se ha dado cuenta por fin de que la ciudad está más que sucia. Basuras por las aceras, cacas de perro por todos los lados, orines, contenedores desbordados, un asco evidente para quien tenga un mínimo sentido de la higiene personal y ambiental. Pues meses ha tardado en darse cuenta el equipo de gobierno municipal, que ahora anuncia un "plan de choque". Se llama limpiar. Sobre eso escribe Raúl Montilla en La Vanguardia: "Tras las quejas generalizadas de que Barcelona está sucia y dejada, el área de Ecología y Urbanismo del Ayuntamiento presentó ayer un nuevo plan integral de limpieza y mantenimiento, que comenzará a aplicarse desde ahora y se prolongará hasta el 2023 y que contará con una dotación de 70 millones de euros. La iniciativa busca revertir la actual situación de abandono, si bien se mantendrá una vez que se ponga en marcha la nueva contrata de basuras, en marzo del 2022, hasta ahora presentada como la panacea a casi todos los problemas de suciedad de la ciudad".

Continúa la pieza líneas después: "La iniciativa tiene como uno de sus pilares destacados actuar en los 350 puntos de la ciudad que están más descuidados y sucios, y que se han identificado con los diez distritos de la ciudad. Los primeros de la lista, en los que está previsto intervenir este mes de octubre son el Pou de la Figuera y alrededores (Ciutat Vella); el área del mercado de Sant Antoni y las calles Manso y Parlament (Eixample); la plaza Santa Madrona (Sants-Montjuïc), la zona del mercado de Les Corts (Les Corts); la plaza Sant Vicenç de Sarrià (Sarrià-Sant Gervasi); la riera de Sant Miquel y calles adyacentes (Gràcia); la plaza Pastrana (Horta-Guinardó); la plaza Roja y alrededores (Nou Barris); la plaza de la Trinitat (Sant Andreu); y la rambla del Poblenou en la confluencia con la calle Doctor Trueta (Sant Martí). “El aumento de baldeo tendrá un papel muy importante”, manifestó el concejal de Transición Ecológica, Eloi Badia".

Pues muchas gracias señor concejal. Y baldee usted bien, que a los efectos urbanos viene a ser lo mismo que ducharse en términos humanos.

5 de octubre, santoral: Froilán de León, Maria Faustina Kowalska, Atilano de Zamora, Caritina de Corico, Flora de Beaulieu, Jerónimo de Nevers, Mamlaca, Meinulfo de Paderborn y Tranquilino Ubiarco.