Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Primeras planas

Murcia, tumba de Cs y Borràs, de vocación dinamitera

Todo lo que podía salirle mal a Arrimadas en Murcia le salió mal. Primera encuesta sobre las elecciones en Madrid y Ciudadanos ya no sale. Borràs ensimisma al Parlament en su deriva a ninguna parte

15 min

Hay una pulsión suicida en la política catalana. Esa es la razón por la que se mira con envidia lo que está ocurriendo en Murcia y en Madrid. El foco se ha desplazado y Cataluña queda en una suerte de penumbra donde todo parece previsible, hasta que la presidenta del Parlament sea una imputada por corrupción que está dispuesta a provocar la voladura de la legislatura para salvar su mancillado honor. O sea, nada anormal en el menú de cocina molecular del Principado.

En cambio en la huerta y en la tierra del garbanzo las noticias son eso, noticias, hechos inéditos en el marco del derrumbe de una organización política, una suerte de incendio de Roma en uno de los partidos que simbolizaba la nueva política, Ciudadanos. Arcadi Espada, uno de sus fundadores, propone desde las páginas de El Mundo un manifiesto por la extinción: "Un partido como el Ciudadanos que fue, aquel que no encendía hogueras con papel de periódico sino con leños, sigue siendo imprescindible en España. No es mérito especial: cualquier higiene es imprescindible en este país reculado. Pero vistas las crecientes e insuperables dificultades y la pulsión de muerte que acompaña a cada acto de sus dirigentes, pido acabar dignamente, a lo Pániker. Como fundador del partido no tuve ni quise ningún privilegio en vida, pero ya en la muerte -ya ves, Epicuro, aquí estamos la muerte y yo- tengo un inalienable derecho a organizar con cierta belleza y rigor formales el duelo".

Portada de 'El Mundo' del 13 de marzo / EL MUNDO
Portada de 'El Mundo' del 13 de marzo / EL MUNDO

Por partes. Laura Borràs, flamante presidenta del Parlament tiene, según sus propias palabras, una vocación efímera. Le va más el rollo dinamitero. El titular de Crónica Global es harto significativo: "La estrategia de Borràs para reventar la legislatura". Según el sumario, "la presidenta del Parlament quiere anticiparse al Supremo, que la investiga por supuesta corrupción, provocar su inhabilitación por otro desafío independentista y forzar una segunda vuelta electoral".

La crónica viene con la firma de María Jesús Cañizares y arranca así: "Laura Borràs dejó claro ayer que no piensa ser la presidenta del Parlament “de todos los catalanes”, sino solo de aquellos que apoyan la independencia. Cuenta para ello con cinco de los siete miembros de la Mesa de la Cámara catalana que son secesionistas. Una proporción que dista mucho de representar los resultados de las elecciones del 14 de febrero. La candidata de Junts per Catalunya (JxCat) prometió confrontación en su discurso".

Sigue la nota: "Y la habrá, pues la estrategia de los de Carles Puigdemont no solo pasa por implementar la república catalana y, como dijo la propia Borràs, "no permitir la injerencia" de los tribunales. JxCat no renuncia a una segunda vuelta electoral para recuperar el terreno perdido. El pulso --¿o deslealtad?-- con ERC se mantiene, a pesar del pacto que ha permitido a los neoconvergentes presidir la segunda institución del territorio. Nada nuevo en el nuevo escenario político catalán".

Dejada constancia de la deriva en la misma dirección, el caso murciano. La política no es una exclusiva de Cataluña. La maniobra del PP para evitar el triunfo de la moción de censura planeada por el núcleo duro del PSOE más Arrimadas y sus pocos fieles es de primero de ciencias políticas en su versión más pedestre. No hay actividad con más egos, ni siquiera el teatro, razón por la que no fue difícil encontrar tres diputados naranjas con cuentas pendientes con su partido. Con cierta sorna se habla de la maldición de Franco porque uno de los diputados se llama Francisco, otra se apellida Franco y una tercera responde al nombre de Valle. 

De la nota de Víctor Romero en El Confidencial: "Tanto Isabel Franco como Francisco Álvarez, un diputado de Ciudadanos afín al que en Murcia conocen como el 'clan de Alcantarilla', estuvieron en la reunión con Martínez Vidal y el vicesecretario general de los naranjas, Carlos Cuadrado, en la que se comunicó la decisión de romper con los conservadores. Estamparon su firma en el documento registrado en la Asamblea y guardaron silencio. Incluso reiteraron que estaban en la operación en las conversaciones posteriores. Este viernes, Franco comparecía en rueda de prensa junto con Fernando López Miras para quebrar la disciplina interna y dejar a Martínez Vidal, Arrimadas y el proyecto de Ciudadanos a los pies de los caballos, mucho más allá de las fronteras murcianas. El sainete político puede llevarse por delante al partido naranja si hay elecciones en la Comunidad de Madrid e Isabel Díaz Ayuso asesta el remate definitivo en las urnas".

Sigue la pieza: "Su voto en contra de la moción, junto con el de Álvarez y de Valle Miguélez, también parlamentaria que fue secretaria de organización regional en la etapa de Fran Hervías al frente de la dirección orgánica, desbaratará la operación de censura. Los tres formarán parte del Gobierno después de que López Miras nombrase consejeros a Miguélez (Empresa) y Álvarez (Empleo) a razón de 70.408,48 euros cada uno, 3.611 euros netos de media al mes. Es el premio a la traición a su partido y su acercamiento a los populares, una fractura que Ciudadanos está viviendo en toda España. Lo de Miguélez es otra venganza, la suya en frío, la de alguien que estuvo en primera línea en los años de Albert Rivera y fue apartada del control del partido en Murcia".

En El País le dan la vuelta al espejo y detallan que el PP ha roto el pacto antitránsfugas que suscribió de nuevo hace sólo tres meses. El texto es de E. G. de Blas e I. Santaeulalia: "La política española ha seguido esta semana un guion lleno de giros dramáticos, con un partido como principal damnificado: Ciudadanos. Inés Arrimadas ha visto en solo unos días cómo se ha ido al traste su operación para desalojar al popular Fernando López Miras de la presidencia de Murcia (cuyo Gobierno compartía) por la traición de tres de sus seis diputados. El PP, incumpliendo el pacto antitransfuguismo, logró que esos tres dirigentes se descolgaran de la moción de censura a cambio de un cargo en el Gobierno. En la misma carambola, Arrimadas pierde Murcia y Madrid. Tres diputados de Ciudadanos cambiaron de opinión en apenas 72 horas. Después de haber estampado voluntariamente su firma en una moción de censura contra López Miras el martes por la noche, ayer viernes decidieron romper con la decisión su partido y abortar la moción. El episodio, con el que el PP vulnera el pacto antitransfuguismo que había revalidado en 2020, permitirá a los populares conservar el poder en Murcia —salvo sorpresa de última hora— y deja sumido a Cs en una grave crisis interna: pierde su participación en dos de sus cuatro Gobiernos autonómicos".

Portada de 'El País' del 13 de marzo de 2021 / EL PAÍS
Portada de 'El País' del 13 de marzo de 2021 / EL PAÍS

El futuro de Inés Arrimadas es más negro que el carbón. Hay quien define la situación en Ciudadanos como la de un harakiri colectivo. Tres barones emergen de la espesura según la nota de Raúl Piña en El Mundo: "La "chapuza" de Murcia, como lo definen una gran parte de los cargos institucionales consultados por este diario, apenas un mes después de la hecatombe de las elecciones catalanas, sitúa el foco en Inés Arrimadas y su núcleo duro -las siete personas que forman el comité permanente-. Los barones territoriales, con Begoña Villacís, Juan Marín y Toni Cantó a la cabeza, forzaron con su exigencia de explicaciones la celebración este lunes de una Ejecutiva nacional no prevista. Francisco Igea, vicepresidente de Castilla y León, no forma parte de la Ejecutiva -Arrimadas no lo integró tras ganarlo en las primarias-, pero este viernes reunió a todo su grupo parlamentario para cerrar filas y espantar fantasmas de deserciones -el PSOE ha presentado una moción de censura en esta región- y lanzó un mensaje, que a buen entendedor: "Nada de lo que ocurra fuera de aquí nos afecta porque somos gente de palabra. No tenemos por costumbre censurarnos a nosotros mismos"".

En Vozpópuli, Jorge Sáinz trata de buscar una explicación al arriesgado movimiento de la aún lider de Ciudadanos: "Inés Arrimadas ha provocado la voladura interna de Ciudadanos tras detectar una "OPA hostil del PP en toda España" a sus principales cargos, según informan fuentes de la dirección del partido naranja a Vozpópuli. El esperpento de Murcia no era el colofón esperado, pero tampoco algo que Arrimadas descartase por completo cuando dio luz verde a esta operación. Ciudadanos, que se encuentra en descomposición, ha perdido los gobiernos de Murcia y Madrid sin obtener nada a cambio en apenas 72 horas. (...) Estas fuentes explican que el PP lleva más de un mes intentando reclutar cargos y dirigentes de Ciudadanos en toda España. Lo califican de "opa hostil" y en Ciudadanos creen que el patrón es similar al de Roldán. Es decir, el PP está, en palabras de la cúpula naranja, "comprando a gente de Ciudadanos" con el objetivo de hacer públicos sus fichajes en víspera de las elecciones, bien generales bien autonómicas".

Y ahora, Madrid, que en breve recogerá el relevo de la actualidad con sus elecciones, previstas en un principio para el 4 de mayo. Abc aporta la primera encuesta, un sondeo que corrobora la extinción de Ciudadanos:  PP, 57-59, 39,6% (30, 22,2%); PSOE, 39-41, 27,8% (37, 27,3%); Más Madrid, 15-17, 11,1% (20, 14,6%); Vox, 14-16, 10,5% (12, 8,9%); Unidas Podemos, 7, 5,1% (7, 5,6%).

El partido de Arrimadas, que obtuvo 26 escaños en mayo de 2019 ya ni sale.

Coronavirus. Cinco comunidades han dejado de administrar un lote de la vacuna de AstraZeneca. Así lo cuenta Pablo Linde en El País: "Los gobiernos regionales de Andalucía, Cataluña, Castilla y León, Comunidad Valenciana y Canarias anunciaron que detienen la aplicación de lo que les queda del lote ABV5300 un día después de que Dinamarca, Noruega e Islandia pararan temporalmente la vacunación con AstraZeneca tras varios casos de trombos. En paralelo, otros siete países —Austria, Letonia, Estonia, Lituania, Luxemburgo, Italia y Rumania— habían suspendido la vacunación solo con este lote, a pesar de que la EMA ha recomendado continuar inyectando el fármaco, ya que no existen indicios de que estos efectos adversos se hayan producido a causa del medicamento y de que el número de ellos no es mayor que el esperable entre la población general no vacunada".

Continúa el texto: "En España la vacunación con AstraZeneca continúa. Solo se han reservado unos miles de dosis a la espera de conocer los resultados de las investigaciones de la EMA. En total, se han paralizado 3.500 en Andalucía, Cataluña y Canarias, mientras que Castilla y León y la Comunidad Valenciana no han facilitado el dato. La ministra de Sanidad, Carolina Darias, dijo por la mañana en RNE que, con la información que tenía, ese lote ya estaba administrado. Tras conocer que en algunas comunidades todavía quedaban, su departamento explicó a El País que estos viales llegaron a España a mediados de febrero y que en función del ritmo de vacunación de cada comunidad, han podido quedar algunos sin inyectar. Darias insistió en que la vacuna de AstraZeneca es “segura”, por lo que reiteró un mensaje de “prudencia y tranquilidad” y máxima vigilancia".

13 de marzo, santoral: Cristina, Ansovino, Eldrado, Pientio, Ramiro y compañeros mártires, y Sabino de Egipto.