Menú Buscar
Primeras planas

Una catástrofe mediterránea y nuevos planes de la ANC

Tormentosa reaparición de la ministra Delgado. Carmen Calvo viajará al Vaticano para impedir que la Iglesia acepte que Franco repose en la Catedral de la Almudena

9 min

Diez muertos y un niño de cinco años desaparecido es el balance provisional de la tragedia en Mallorca por las lluvias torrenciales. Sant Llorenç es el centro del desastre, una combinación de irregularidades urbanísticas en zona inundable. El cambio climático es el principal sospechoso. Se menosprecia la historia meteorológica, las riadas en el Vallés de 1962, la catástrofe del pantano de Tous en el 82, la riada del camping de Biescas en el 96, etcétera, etcétera. Miles de personas han muerto en España en las últimas décadas arrastradas por las aguas de una gota fría, el desbordamiento del río o la rotura de una presa. Anoche en Tarragona fueron salvadas dos mujeres de morir atrapadas en un coche.

Recomienda Arcadi Espada en su blog de El Mundo una nota del mismo diario sin firma relativa a las causas de la tragedia: "El torrente de Sant Llorenç parece diseñado por un asesino en serie (...) y el municipio, con los años, se ha metido literalmente en su cama", ha asegurado el geógrafo Miquel Grimalt sobre la zona más afectada por las lluvias torrenciales que cayeron este martes en Mallorca y que causaron al menos diez muertos. En el programa Al Dia, de IB3 Ràdio, Grimalt ha señalado que "el cambio climático no es el responsable de lo sucedido. Estas lluvias son propias del clima mediterráneo". "Lo que tenemos que hacer es aprender a convivir con eso y no ignorarlo", ha asegurado el geógrafo".

El Gobierno ha activado los protocolos de zona catastrófica, los daños materiales son incalculables. Los Bomberos de Palma de Mallorca denuncian que no fueron requeridos a pesar de sus ofrecimientos. El tenista Rafa Nadal se ha puesto a achicar agua en su tierra. En España hay graves deficiencias urbanísticas y de infraestructuras, igual que en la Italia del puente de Génova.

Actualidad política. La ministra de Justicia, Dolores Delgado, compareció en el Congreso para explicar sus almuerzos con el excomisario Villarejo. Dice sentirse víctima de una cacería de la "extrema extrema derecha" y que se ve envuelta en semejante peripecia por su condición de mujer. Y que no dimite, claro. 

En paralelo, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el líder de Podemos, Pablo Iglesias, han llegado a un acuerdo sobre los Presupuestos después de que el partido morado tonteara con retirar su apoyo para que se note que pesan. Por su parte, el diputado Rufián niega que guiñara el ojo a la diputada popular Beatriz Escudero. Se van a revisar las cámaras del Congreso para dilucidar la cuestión, como en el fútbol. 

El Govern de la Generalitat sigue a la deriva, exponiendo sus vergüenzas en el Parlament mientras crece el malestar en las bases de la república por el espectáculo de la división. Advierte El Periódico de los pronósticos y planes de la Assemblea Nacional Catalana (ANC) para implantar la república o . Escribe Julia Regué sobre un informe de la entidad: "Para que la emancipación sea exitosa, asegura que se necesita "alinear" al Govern, al Parlament, a las instituciones y a la ciudadanía movilizada. Cuando lo estén, reza el texto, "hay que revalidar la declaración unilateral de independencia (DUI) en el Parlament y publicarla en el Diari Oficial de la Generalitat de Catalunya (DOGC), hacer una solemne proclamación de la república ante el mundo y pedir el reconocimiento internacional"".

Sigue la información: "Pero no solo eso. El documento, aprobado por 45 votos a favor, 6 en contra y 9 papeletas en blanco, fue una enmienda a la totalidad al texto original diseñado por la comisión de incidencia política de la entidad. El escrito aprobado señala que hay que "bajar la bandera española del Palau de la Generalitat y el Parlament, publicar los decretos de desarrollo de la ley de transitoriedad jurídica, dejar en libertad a los presos políticos y organizar el retorno de los exiliados", además de "activar el plan de control del territorio de forma indefinida en cumplimiento de la legislación vigente del Estado constituido"".

O sea que Elisenda Paluzie y 44 personas más han decidido que mañana sol y buen tiempo. Cuando la líen nadie podrá decir que no avisaron. 

La visita del presidente de la CEOE, Juan Rosell, al preso Junqueras es munición para el puigdemontismo, que avizora tenebrosas maniobras del Estado oculto. Escribe al respecto Agustí Colomines en El Nacional el siguiente párrafo: "El patró de patrons vol ajudar a la “rectificació” catalana, que és el mot d’ordre de l’establishment, seduint a alguns dels segrestats a Lledoners. Quan veus els personatges que s’ajunten per enterrar en vida els presos i els exiliats, que són la icona visible de la resistència a la repressió, t’adones que la revolució dels somriures hauria d’haver estat més decidida i emular els revolucionaris de 1789. Ja hi haurà temps per desbrossar el gra de la palla. Al capdavall, el vent de la llibertat ja ha despullat molts impostors".

Control del territorio y guillotinas. La cosa mejora por momentos.

Dice Artur Mas que lo del Tribunal de Cuentas es pura venganza y que le quieren arruinar. Tremendo alegato del hombre que arruinó Cataluña. Sostuvo ayer sin pestañear que los siete mil ordenadores que se compraron para el 9-N eran para uso escolar. Con dos huevos duros. La cosa debió suceder, según Mas, más o menos así. La Generalitat compró 7.000 ordenadores y entonces a alguien se le ocurrió montar un "proceso participativo" aprovechando que los ordenadores ya estaban ahí, en los colegios, con sus programas de recuento de votos y esas cosas. Malversación, nunca. Pura casualidad.

Los cuatro del 9-N (Mas, Homs, Ortega y Rigau) comparecieron ante el Tribunal de Cuentas sin la orden de la gran cruz del lazo amarillo. Se juegan el patrimonio.

Mientras tanto Franco sigue en su tumba del Valle de los Caídos, desafiando al Gobierno de Pedro Sánchez. El Alcázar no se rinde, hasta la última bala y tal. Es un auténtico sainete del que se ocupan en El País Carlos E. Cué y Natalia Junquera. Su pieza arranca así: "El caso de los restos de Franco se complica cada día más para el Gobierno. El Ejecutivo no encuentra la vía legal para oponerse a la voluntad de la familia de enterrarlo en la cripta de la catedral de La Almudena. El Gobierno trata de evitar ese impacto simbólico. Ya ha pedido ayuda a la Iglesia española y ha sondeado al Vaticano, de momento sin éxito. En este contexto, la vicepresidenta, Carmen Calvo, viajará a Roma para reunirse con la mano derecha del Papa, Pietro Parolin. El tema Franco será central en esa cita, prevista para otros muchos asuntos ordinarios". 

Ordinarios y no tan ordinarios. Está el expediente de los bienes inmatriculados, de modo que las relaciones entre el Gobierno y la Iglesia son, con otra estética, como las de JxCat con ERC. 

11 de octubre, santoral: Juan XXIII papa, Cánico de Irlanda, Felipe diácono y Santino de Verdún.