Menú Buscar
Primeras planas

Del Astut al Intrèpid: Independencia ya y no se hable más

Puigdemont promete que Cataluña será independiente este mismo año. Tambores de guerra en Europa: Valls y Merkel advierten a Trump de que no se pase ni un pelo. Bárcenas es fuerte

10 min

La Unión Europea amenaza a los Estados Unidos en respuesta a las críticas de Donald Trump a la canciller Ángela Merkel. Los expertos en relaciones internacionales constatan que Europa lleva rumbo de colisión con su propia división y debilidad a cuestas. Resucitan los espejismos de la Francia de Napoleón y la gran Alemania de Bismarck, pero el terrorismo islamista está dentro y muerde los tobillos de un gigante con pies de barro incapaz de consensuar acuerdos de mínimos para máximos problemas comunes, como la crisis de los refugiados, las guerras islámicas y el Brexit. Entre Donald Trump, Theresa May y Vladimir Putin, el viejo continente se dirige a un Verdún económico jalonado por elecciones “locales” que pueden desmantelar toda la arquitectura comunitaria y hasta la mismísima NATO. Señoras, señores, estamos rodeados.

Luis Doncel y Claudi Pérez suscriben la crónica en El País sobre la amenaza que recorre la vieja Europa, cíclicamente dispuesta a convertirse en un gigantesco campo de batalla: "Europa respondió este lunes a los ataques lanzados en la víspera por Donald Trump con llamamientos a la unidad y advertencias de que actitudes agresivas tendrán consecuencias para Estados Unidos. El Gobierno francés exhortó a los socios europeos a cerrar filas. Manuel Valls calificó las críticas del presidente electo en una entrevista como una “declaración de guerra”. Los ministros alemanes de Hacienda y Economía advirtieron de que el proteccionismo perjudicará a EE UU. Angela Merkel evitó reacciones tajantes, pero señaló de forma significativa: “El futuro de la UE está en manos de los europeos”".

Continúa el texto: "A pocos días de su mudanza a la Casa Blanca, Trump mantiene un discurso que, de implementarse, implicaría un giro radical en las relaciones transatlánticas establecidas desde el final de la Segunda Guerra Mundial. El último episodio llegó con una entrevista concedida al periódico británico The Times y el alemán Bild. Además de atacar a Merkel y a la UE, Trump puso en duda el compromiso estadounidense con la OTAN, que calificó de “obsoleta”".

Menos mal que a Trump le encanta España, salvo la cocina de José Andrés, y lo mismo le da por suscribir un pacto de amistad bilateral como en los tiempos de Eisenhower. 

La ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, se ha especializado en resolver problemas. Es el señor Lobo al que llama Mariano Rajoy cuando todo falla. Catorce años después del accidente del Yak-42 ha tenido que apaciguar a las familias de las víctimas, pedir perdón "en nombre del Estado" y cerrar un doloroso expediente de esos que el tiempo, contra lo que sostiene el marianismo, no cura.

"Finezza" o pura chamba, el caso Bárcenas ha dejado de ser un problema para Rajoy, que surfea el comienzo de la legislatura dando sopas con honda a sus interlocutores. Tiene mérito, pero es relativo en tanto que el PSOE está decapitado como Mike, el pollo sin cabeza, C's no suma masa crítica y de Podemos es imposible hablar en serio.

Carlota Guindal firma la crónica judicial en El Español que titula "Bárcenas en el banquillo: de tirar de la manta a tapar a Rajoy". Y escribe a continuación: "El extesorero del PP, Luis Bárcenas, ha enterrado finalmente su amenaza velada de tirar de la manta contra el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y contra la secretaria general del partido, María Dolores de Cospedal. Este lunes era el día de la verdad, cuando tenía que afrontar su declaración ante el tribunal que tiene en sus manos su libertad, y ha decidido guardar los trapos sucios para defender su buen hacer en el partido y desvincularse todo lo posible del líder de la trama, Francisco Correa".

Sigue: "La Audiencia Nacional está juzgando el 'caso Gürtel', no la pieza separada conocida como 'papeles de Bárcenas', que versa sobre la presunta contabilidad b del PP. Sin embargo, Bárcenas tenía la opción de explicar quién sabía la existencia de esa caja “entra contable” y quien tomaba decisiones sobre ella. Pero ha optado por el mutismo. El extesorero se ha limitado que las personas que controlaban esa contabilidad era Álvaro Lapuerta y él mismo. ¿Quiénes más lo sabían? No es el momento para dilucidar esas cuestiones".

Bárcenas ha acuñado el concepto "contabilidad extracontable". O sea que es contabilidad, pero no es contabilidad. ¿Caja B? ¡Qué ordinariez! Con lo rico que es lenguaje. ¿Comisiones? ¿Obreras? ¿Correa? Ahí sí que sí. Dijo Bárcenas: "Verá usted señoría que yo jamás le he colgado el teléfono a nadie, salvo dos veces a Correa". El excontable es fuerte.

Constatar también el ingreso en prisión de unos cuantos exdirectivos de la caja de ahorros de Galicia por choros, jetas y listos. David Lombao y Miguel Pardo se ocupan del texto en El diario: "Cuando todo parecía indicar que los antiguos responsables de la entidad resultante de fusionar Caixa Galicia y Caixanova se librarían de cumplir la sentencia de dos años de prisión impuesta por la Audiencia Nacional y criticada por el Tribunal Supremo, que la consideró "exigua" al ratificarla, la propia Audiencia ha rechazado la suspensión de la condena y ha dictado una orden de detención e ingreso en prisión, según confirman fuentes jurídicas consultadas por eldiario.es. (...) En la ratificación de la condena, hace cuatro meses, el Tribunal Supremo aclaraba que los directivos llevaron a cabo "inequívocos actos apropiatorios con fines de lucro privado" y no "meros excesos o abusos" en el marco de sus competencias".

Panorámica extraterrestre. Carles Puigdemont es un fenómeno más curioso incluso que el de Artur Mas. Anoche, en el teatro Romea, se largó un discurso antológico y lanzó una promesa tajante. Pere Ríos escribe en El País: "El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha prometido este lunes con contundencia y determinación que 2017 será el año en que la independencia de Cataluña se haga realidad. La promesa la realizó con solemnidad y cierta épica en el lenguaje durante una conferencia no escrita que pronunció en el teatro Romea de Barcelona bajo el título '2017, un año clave para el futuro de Cataluña'. "Es el año para el que nos hemos estado preparando durante años, las generaciones anteriores y posteriores, las venideras. Es el año en el que deberemos saber y recordar que hacíamos porque nuestros nietos nos preguntarán qué hacíamos entonces", ha asegurado Puigdemont. En opinión del president, en 2017 "acaba un proceso y comienza una era en la historia, en que Cataluña será rotundamente libre, más próspera y justa con los ciudadanos, más solidaria con el mundo y más democrática", ha añadido".

Pues nada, independencia, que si no quieres caldo toma el caldero y calla. Este el año del fin del proceso. Comienza la era Aquarius. Palabra de Puigdemont, que apuntó que la independencia empieza por uno mismo y puso como ejemplo sus pellas en la conferencia de presidentes autonómicos. Si Mas era el Astut, este es el Intrèpid o el Agosarat. Qué atrevido

En Turquía ha sido detenido Abdulkadir Masharipov, al que se acusa del atentado en el Club Reina de Estambul en el que murieron 39 personas.

17 de enero, santoral: Antonio Abad, Jenaro Sánchez Delgadillo, Julián Saba, Marcelo obispo, Roselina y Sulpicio Pío.