Menú Buscar
Primeras planas

Colau, jefa del partido único, y el chapapote nacional

La alcaldesa quiere más poder, todo el poder y un partido hegemónico, único y definitivo. Sánchez se someterá a los barones e Iglesias, a las bases. Aventura mortal en el Polo Sur.

Pablo Planas
8 min

ABC: Los barones imponen a Sánchez el control de los pactos de Gobierno

El Mundo: Sánchez rectifica y someterá cualquier pacto a los barones

El País: Iglesias tendrá que consultar a las bases y Sánchez a la dirección

La Razón: Sánchez se rinde a los barones del PSOE y someterá los pactos al Comité Federal

Ara: El pols s'endureix

El Periódico: Europa se trocea

El Punt Avui: Moviments a l'esquerra

La Vanguardia: Colau impulsa un partido que aspire a la Generalitat

España en las calmas ecuatoriales. Ni un ápice de viento y escasas provisiones. El capitán, los oficiales y la marinería se observan con recelo. Rajoy habla con Rivera, Sánchez, con Iglesias. Ambiente de motín, humores espesos y movimientos morosos, algo así como un partido de curling (la petanca sobre hielo) a cámara lenta. Un duelo a florete entre la bruma, una fantasmada con pólvora del rey.

El País pone al día las maniobras de las partes. A. Díez y F. Manetto arrancan desde portada con las últimas claves del juego de la silla y escriben: "Ni Pablo Iglesias ni Pedro Sánchez tendrán la última palabra sobre cualquier acuerdo de Gobierno al que se puedan comprometer. El primero admitió ayer que deberá someter los posibles pactos al refrendo de las bases de su partido, Podemos. “En el caso de que prosperara, como esperamos, el acuerdo de Gobierno de cambio con el PSOE tendríamos que hacer una consulta previa a nuestros inscritos”, explicó a EL PAÍS el secretario de Organización de la formación emergente, Sergio Pascual. En el caso del PSOE, los líderes territoriales deberán pronunciarse sobre esos mismos acuerdos, según reconoció la cúpula del partido. “La dirección del partido hará lo que le diga el comité federal”, afirmó el número dos socialista, César Luena. Sánchez mantendrá esta semana contactos con todos los líderes territoriales, uno a uno, para tratar con ellos sobre las negociaciones que se dispone a entablar. Ante la posibilidad de que ese pacto encalle, los candidatos del PP, Mariano Rajoy, y de Ciudadanos, Albert Rivera, iniciaron ayer por vía telefónica un diálogo para explorar posibles acuerdos que permitan formar una mayoría suficiente, que ellos no lograrían por sí mismos con una alianza entre ambos".

Varados e impotentes. La política chapotea sobre especulaciones que no alcanzan la categoría de solución por una cuestión matemática. Nadie suma ergo suma cero. Uno tiene que pedir permiso a los padres barones, el otro, que lo vote su prole-tariado. Rajoy fía sus opciones al fracaso de los demás y Rivera intenta agitar las arenas movedizas en un espeso manglar. Es el chapapote nacional.

A todas estas, sale Colau y monta un partido que no es un partido sino una "confluencia" o un "amplio espacio político". Un solar para construir un casoplón común de la izquierda única catalana. Quieren tomar la plaza de Sant Jaume entera. No les vale su mitad y son ambiciosos. La alcaldesa lidera una operación de alto calado, una opa sobre toda la izquierda, desde el catalanismo socialista hasta el internacionalismo cupero.

Colau va a por todas. Se conoce que lo de la alcaldía le sabe a poco a la reina del Vanity Fair. La Vanguardia toma nota en su portada. La imagen de la tapa es un homenaje a Tarantino, una fotografía de Xavier Gómez en la que aparecen todos los colegas de la lideresa, que porta bufanda y carpeta rojas. Caminan alegres por el triunfo de la "confluenciación". La heroína de los desahuciados sube como las burbujas del champán, en torrente central. No es emergente, sino un cohete propulsado a reacción. En último término, cerrando la retaguardia de la imagen Adrià Alemany, el compañero. También asoma la gaita Pisarello, al que le han puesto fama de Rasputín municipal.

Un punto de corrupción, una nota aclaratoria, algo en qué pensar cuando se enchufa TV3. Cuenta la historia Jesús G. Albalat en El Periódico. ¿Les gusta "El gran dictat"? Es un espacio muy popular: "La jueza de Barcelona Silvia López Mejías ha requerido a la Corporació Catalana de Mitjans Audiovisuals, a través del Servicio de Vigilancia Aduanera, que aporte documentación sobre los contratos firmados con la sociedad Triacom Audiovisual, productora del programa de TV-3 'El Gran Dictat'. Esta sociedad es de Oriol Carbó Seriñana, exgerente de la radio y la televisión públicas catalanas, que está siendo investigado por los pagos realizados por sus empresas a Anna Vidal, esposa del exnúmero dos de CDC Oriol Pujol, y a Sandra Buenvarón, esposa de David Madí, exsecretario de Comunicació con el último Govern de Jordi Pujol. (...) La jueza abrió esta causa el pasado mes de julio a raíz de un informe del Servicio de Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria en el que constaba una posible facturación ficticia de las esposas de Oriol Pujol y de David Madí. Durante los años 2008 y 2009, Anna Vidal recibió por parte de las empresas de Carbó 105.560 euros y Sandra Buenvarón, 91.910 euros. Las dos mujeres sostienen que estos emolumentos los obtuvieron por trabajos realizados".

El show de Ballesta, el ¿alcalde? de Girona, lo explica Jordi Mercader en el mismo El Periódico: "Tengo una noticia que darles, como diría el diputado Rufián: la política líquida de Bauman se nos ha quedado vieja. El nuevo alcalde de Girona, Albert Ballesta, ha sido declarado la primera víctima de la política en estado gaseoso por haber omitido el juramento o promesa en el acto oficial de toma de posesión, repetido de urgencia anoche. Se veía venir que esto iba a pasar, tanta frivolidad, tanta presunta candidez en algunos independentistas que practican la estrategia de hacer ver que ya somos república como si esta ficción implicara algún avance real en el objetivo perseguido, y tan aplaudida por tantos, no podía acabar de otra forma que no fuera el ridículo".

El día tiene, por lo demás, una nota épica que firma Jacinto Antón en El País. Todavía hay espacio para las aventuras en los diarios, para historias de exploradores, hazañas y tragedias. Escribe Antón: "El hielo polar ha alumbrado otro héroe británico. Un héroe en la línea del capitán Scott, es decir, un héroe muerto. El explorador inglés Henry Worsley, de 55 años, falleció el domingo tras ser rescatado in extremis mientras trataba de cruzar por primera vez la Antártida en solitario y sin apoyo".

Sigue: "Worsley conjura no solo el espectro de Robert Falcon Scott, muerto con su partida de ataque al Polo Sur en 1912, sino el del otro gran explorador británico de la Antártida, Ernest Shackleton, cuyos pasos el ahora fallecido seguía. Además, Worsley era descendiente de otro personaje cuyo nombre está acuñado con carámbanos de oro en la historia de la exploración polar, el capitán Frank Worsley, el capitán del Endurance, el famoso barco de la gran expedición transantártica de Shackleton".

26 de enero, santoral: Timoteo y Tito, Alberico y Teógenes.