Menú Buscar
Primeras planas

Los peores datos de paro de la historia y Cs apoya a Sánchez

El empleo acusa el embate del coronavirus con casi cuatro millones de parados, augurio de escenarios catastróficos. Ciudadanos sale al rescate del Gobierno y la prórroga del estado de alarma

15 min

Cataclismo laboral. Casi cuatro millones de parados, los peores datos de la historia. El batacazo es de proporciones colosales y augura escenarios dramáticos. El coronavirus ha destruido la economía española y pone a cientos de miles de familias ante el riesgo de la exclusión y la pobreza severa. En ese terrible contexto, el Gobierno negocia con los partidos su apoyo al estado de alarma con la economía en un segundo plano. El Ejecutivo alega que sin la prórroga no habría expedientes de regulación temporales, los ERTE, a decir del Ministerio de Trabajo, en manos de la podemita Yolanda Díaz, el dique de contención contra el desempleo. Por su parte, el Ministerio de Seguridad Social, este en manos de un independiente afín al PSOE, José Luis Escrivá, prepara la implantación de la renta mínima para junio. Calcula un coste de 3.000 millones.

El desastre ocupa poco espacio en las portadas, empeñadas por los contactos del Gobierno con Ciudadanos y el PNV para otros 15 días más de estado de alarma. En El País, por ejemplo, el drama es un suelto de media columna en la primera página. Letra pequeña para una gran catástrofe. En el dario de Prisa escribe al respecto Manuel V. Gómez: "La economía española perdió casi un millón de empleos entre marzo y abril, dos meses que solían ser de los mejores para el mercado laboral. Y el número de parados registrados se disparó en casi 600.000 personas en ese periodo, que recoge el estado de alarma vigente desde el 14 de marzo. El colapso sería aún más grave si no fuera por las ayudas que benefician a 4,5 millones de empleados acogidos a expedientes de regulación temporal (ERTE) o a la prestación extraordinaria para autónomos".

Continúa el texto: "Marzo y abril, dos de los mejores meses para el mercado laboral español en circunstancias normales, se han convertido en una pesadilla por el coronavirus. En ese tiempo, el paro registrado ha subido en casi 600.000 personas (más de 300.000 en marzo y 282.291 en abril) y la afiliación a la Seguridad Social ha perdido cerca de un millón de cotizantes (casi 900.000 y 49.071), según los ministerios de Trabajo y Seguridad Social. Habrá un antes y un después del 12 y 13 de marzo de 2020 en el mercado laboral español. Y eso es mucho decir en un país acostumbrado a vivir desplomes y rebotes en el empleo sin parangón en el mundo desarrollado en las últimas cuatro décadas. En solo mes y medio se ha desandado mucho de lo avanzado estos años".

Las arcas del Estado afronta un gasto también sin precedentes con el fantasma de una deposición del Tribunal Constitucional de Alemania que cuestiona la financiación a través del BCE y la prima de riesgo en plena escalada. Aún así, la ministra Díaz está encantada con el récord en materia de prestaciones. El mundo económico flipa con la dicharachera política. En El Mundo destacan también en un suelto de portada la factura. "Trabajo se felicita por pagar 5,2 millones de prestaciones" es el titular de la nota que firma César Urrutia: "La red de protección laboral y empresarial extendida por el Gobierno para proteger la economía de la crisis sanitaria acumulará un coste mínimo de 11.000 millones de euros hasta el mes de mayo en la cobertura de rentas de más de siete millones de trabajadores y cientos de miles de empresas".

portada mundo
Portada de 'El Mundo' sobre el pacto del Gobierno y Ciudadanos / EL MUNDO

Sigue la pieza: "El Gobierno repartió ayer sus responsabilidades a la hora de cuantificar la asignación de prestaciones públicas asignadas a los afectados por la crisis del coronavirus. El Ministerio de Trabajo se atribuyó ayer el mérito de tener en nómina 5,2 millones de beneficiarios que serían los que suman los trabajadores que están en el paro y los que están afectados por expedientes temporales de regulación de empleo (ERTE). En total, la nómina de Trabajo es superior ya que incluye a aproximadamente un millón de parados que no cobran ninguna prestación a día de hoy, si bien este colectivo no entró en la cuenta".

A pesar de estos datos, manda la política en las aperturas de la mayoría de los medios. Hay excepciones. Crónica Global, por ejemplo, opta por destacar que la banca anticipa pagos del Estado. "La banca rescata al Estado ante el retraso de las prestaciones por desempleo" es el título de la apertura, basada en un texto de Carlos R. Cózar que dice, entre otras cosas, lo siguiente: "En esta crisis --en la que la liquidez está asegurada-- la banca ha querido acercarse al cliente adelantando pagos del colapsado Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE). La avalancha de despidos, de expedientes de regulación y de otros subsidios ha provocado que se cree una lista de espera de más de dos meses para poder percibir la cuantía asignada. Desde el SEPE, de hecho, reconocen dichos retrasos y se calcula que más de un millón de españoles que esperan cobrar las ayudas van a sufrir este mes de mayo nuevas demoras. Con este colapso en los sistemas estatales no es extraño que cientos de miles de personas tengan que esperar hasta junio para percibir la prestación por desempleo. Y la banca ha salido al rescate".

Política. El Ejecutivo se ha garantizado el apoyo de los diez diputados de Ciudadanos para la prórroga del estado de alarma. El exdiputado Juan Carlos Girauta se ha dado de baja mientras que Inés Arrimadas vende el acuerdo por dos motivos: se desmarca de Pablo Casado y el Ejecutivo reportará cada semana con la formación naranja. El asunto es pasto de la apertura de El Confidencial. Escribe Paloma Esteban: "La negociación empezó a primera hora de la mañana y no terminó hasta casi las nueve de la noche, cuando el Gobierno y Ciudadanos pactaron un comunicado conjunto en el que anunciaban que los 10 diputados de Inés Arrimadas votarán 'sí' a la cuarta prórroga del estado de alarma este miércoles en el Congreso. El acuerdo acerca el éxito parlamentario al Ejecutivo --que aún debe amarrar al PNV, aunque sea vía abstención-- después de días de muchas dudas sobre si lo conseguiría. Y para Ciudadanos supone una opción para poner en valor sus 10 diputados y desmarcarse del PP, aunque la decisión ya ha producido algún escozor interno importante: Juan Carlos Girauta, destacado miembro de la anterior ejecutiva y exportavoz en el Congreso, se da de baja como afiliado".

portada confidencial
Portada de 'El Confidencial' sobre el pacto del Gobierno y Ciudadanos / EL CONFIDENCIAL

Sigue líneas después: "Lo pactado con el Ejecutivo --como exigen otros partidos e incluso presidentes autonómicos del PP como Alberto Núñez Feijóo e Isabel Díaz Ayuso-- incluye que durante esta prórroga deben analizarse ya las medidas necesarias para seguir protegiendo a los españoles cuando concluya su aplicación. 'Con el acuerdo, hemos obligado al Gobierno a tener un plan B', afirman. Además, otro de los puntos garantiza a Ciudadanos disponer de una interlocución directa y semanal con el Ejecutivo, una demanda que lleva repitiéndose sin éxito desde el inicio de la crisis del coronavirus. El lunes, Arrimadas denunciaba llevar 17 días sin hablar con el presidente del Gobierno. El acuerdo implica contactos semanales 'para informar sobre la crisis sanitaria” y 'dialogar' para consensuar las medidas que compondrán el plan de desescalada".

El Ejecutivo también negocia con el PNV, según destaca la pieza Irene Castro en El Diario: "Los socialistas se muestran confiados en que el PNV apoye, al menos con su abstención, el mantenimiento del estado de alarma. 'Carmen Calvo lo ha estado reconduciendo', expresa una fuente conocedora de las conversaciones. El líder del partido, Andoni Ortuzar, se ha mostrado abierto a secundar la prórroga si se permite un mando compartido que, a juicio de los socialistas es la 'cogobernanza' a través de la cual las comunidades harán propuestas para la desescalada: 'Es interlocución permanente en la aplicación'".

portada diario
Portada de 'El Diario' / ELDIARIO.ES

Continúa la información: "Las enmiendas presentadas por el grupo nacionalista vasco van en esa dirección: reclaman que las decisiones de la desescalada se adopten 'conjuntamente con cada Comunidad Autónoma' y que sean 'aplicadas por quien ostente la presidencia' autonómica 'como representante ordinario del Estado en el territorio'. Además, piden que 'la vigencia del estado de alarma no suponga obstáculo alguno' en la celebración de elecciones en la 'nueva normalidad'. Fuentes socialistas explican que 'el estado de alarma no impide la celebración' de los comicios y que, en el caso de Euskadi, la suspensión se circunscribió a la emergencia sanitaria en la comunidad foral. A pesar de que esas condiciones son asumibles para los socialistas, el PNV mantiene que la negociación con el Gobierno continuará hasta el último momento y circunscribe su voto favorable a la aceptación de esas enmiendas".

Todo apunta a que el PP se abstendrá, pero en La Razón acentúan las presiones de los barones a Casado para que vote a favor de la prórroga. Es una pieza de Carmen Morodo: "Desde la mayoría de las baronías se pide prudencia y no se apoya la posibilidad de que hoy, de manera abrupta, decaiga el estado de alarma sin haber consensuado antes un plan B. Casado explica dentro de su partido que debe empezar el proceso de 'desescalada jurídica'. Posición que nadie le discute. También asegura que se siente engañado por el presidente del Gobierno porque hace semanas que le pidió que buscase una alternativa a mantener de manera indefinida una situación de excepción que afecta a derechos y libertades. Tampoco le discuten al líder popular ni la crítica a la gestión socialista ni esta exigencia de que se busque una alternativa porque no puede mantenerse de manera indefinida. Ahora bien, sí le discuten, y así se lo han hecho llegar, que este miércoles, hoy, pueda decaer el estado de alarma porque el Gobierno carezca de los apoyos necesarios para sostenerlo. Desde el ámbito territorial advierten de que de un día para otro las comunidades no tienen una estructura jurídica que pueda sustituir lo que a día de hoy representa el estado de alarma". 

El sainete tiene una derivada mediática que ha causado auténtica conmoción. "Wyoming sorprende al criticar en directo a Pedro Sánchez" titula La Vanguardia una pieza sin firma que arranca así: "Si el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, parece estar perdiendo apoyos para prorrogar el estado de alarma entre el resto de fuerzas políticas, algo parecido le estaría ocurriendo a nivel mediático. Algunos de los presentadores que normalmente defienden la gestión del Gobierno empiezan a criticar la forma de actuar del Ejecutivo. Es el caso de El Gran Wyoming que ayer en El intermedio de La Sexta, que ayer sorprendió con una leve crítica a Sánchez".

Wyoming dio cera primero a Casado, pero luego apuntó: "Dos no se pelean si uno no quiere y parece que Sánchez no está haciendo todo lo posible por reconciliarse con los populares". Qué bárbaro el Gran Wyoming.

6 de mayo, santoral: Benita de Roma, Domingo Savio, Petronaco, Protógenes obispo y Venerio de Milán.