Menú Buscar
Primeras planas

Batet choca con Marchena y el caso Arriola

La presidenta del Congreso pregunta a los letrados del Congreso por los diputados presos tras el rebote del Supremo. El PP cifra en 30 millones el coste de los consejos de Pedro Arriola

24.05.2019 10:09 h.
13 min

Existe una cierta expectación ante el próximo paso de la presidenta del Congreso, Meritxell Batet. Algunos medios dan por descontado que este mismo viernes serán suspendidos por la Cámara los diputados procesados, pero también se contempla la posibilidad de que tal decisión se posponga hasta después de las elecciones de este domingo. Como es sabido, Batet encargó de ayer para hoy un informe a los letrados del Congreso. Los primeros pasos de la XIII legislatura son tropezones y choques entre las más altas instancias del Estado. Batet y Marchena jugando al gato y el ratón. Visto el paño, el independentismo fantasea con colocar un preso en la ronda de contactos con el Rey. Dicen que tampoco era previsible la estampa de Junqueras con Sánchez y el otro día fue portada en toda la prensa.

Como todo es posible y si algo puede salir mal, saldrá mal, en El Independiente se plantean la posibilidad de que la Mesa se niegue a ejecutar la suspensión. Hay precedente, según explica Ángela Martialay: "Aunque parece improbable que esta circunstancia se produjese lo cierto es que los miembros de la Mesa podría incluso incurrir en responsabilidades penales si lo hacen. Hay un precedente claro: el conocido como caso Atutxa. Cuando tras la ilegalización de Batasuna, la Mesa del Parlamento vasco se negó de forma reiterada a disolver el grupo el grupo parlamentario Sozialista Abertzaleak (nombre que adoptó el brazo político de ETA tras la ilegalización) y el Tribunal Supremo acabó condenado por un delito de desobediencia al ex presidente del Parlamento vasco Juan María Atutxa y los ex miembros de la Mesa Kontxi Bilbao y Gorka Knorr".

El ponente del fallo fue precisamente el juez Manuel Marchena y la cosa llegó hasta Estrasburgo. Párrafos después remata la pieza Martialay: "En 2013, el Tribunal Constitucional confirmó la inhabilitación política de Juan María Atutxa y rechazó su recurso de amparo. Sin embargo, cuatro años después, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos condenó a España por considerar que el ex dirigente vasco no fue sometido a un juicio justo. Lo hizo el mismo tribunal, la Corte de Estrasburgo, a la que continuamente apelan ahora los presos del ‘procés’. La misma Gran Sala a la que el Supremo mira continuamente de reojo".

El independentismo es espectáculo garantizado. "Los tres presos de JxCat retendrán su acta y allanan la investidura de Sánchez" titula de apertura El Confidencial. Se trata de una información de Juanma Romero y Beatriz Parera, que escriben: "Jordi Sànchez, Jordi Turull y Josep Rull no renunciarán al acta de diputado. Fuentes cercanas a Junts per Catalunya explican a El Confidencial que los tres políticos, en prisión preventiva y acusados de rebelión, ya tienen decidido su futuro en el Congreso: no cederán su escaño a ningún compañero pese a que la Mesa les suspenda. A falta de poco más de tres semanas para que finalice el juicio del 'procés', confían en que el Tribunal Supremo los deje en libertad mientras redacta la sentencia, una situación que en principio les abriría la puerta a ejercer como diputados. Su estrategia se basa en fiarlo todo a una carta, pero las consecuencias de la misma llegan hasta la Moncloa: con tres votos bloqueados, Pedro Sánchez podría ser investido sin necesitar ni el apoyo ni la abstención de los independentistas".

La crónica se hace eco de las expectativas de los presos de abandonar tal condición una vez acabe el juicio: "Mientras el Congreso estudia la forma de suspenderlos como diputados, Sànchez, Turull y Rull ya piensan en cómo recuperar su escaño. Su esperanza se basa en los últimos autos del Supremo que deniegan su puesta en libertad, pues el tribunal del 'procés' basa su decisión, entre otras razones, en la necesidad de garantizar su presencia en el juicio. Entre el final del procedimiento —que se prevé para el 11 de junio— y el tiempo que los magistrados tarden en elaborar la sentencia —que se calcula que no llegará antes del próximo septiembre— se abre un periodo en el que confían en salir de la cárcel. Una vez en libertad, la suspensión de la Cámara Baja quedaría sin sustento".

Esa es la teoría del letrado Javier Melero. Mientras tanto, el preso Oriol Junqueras insta al presidente del Gobierno a un encuentro desde la portada del Ara. Esther Vera entrevista a líder de ERC:

-"En quina classe de diàleg està pensant vostè? En una visita de Sánchez a la presó? En un diàleg amb persona interposada?

-No posem límits ni condicions al diàleg. De fet, l’única condició és precisament que no n’hi hagi. El que no farem és no poder parlar del que nosaltres defensem, perquè llavors és un monòleg.

-¿Considera que el president Pedro Sánchez és el líder polític espanyol amb qui el moviment independentista podria arribar a un acord per fer un referèndum?

-Aquesta pregunta només la pot contestar Pedro Sánchez, és ell qui ha de decidir si continua sent còmplice de la repressió o si vol treballar per la solució. Ha de triar si vol ser Rajoy o Cameron. Evidentment, fins ara no ha demostrat pràcticament cap diferència amb el PP sobre el conflicte amb Catalunya".

En la oposición, el PP continúa con su particular proceso de digestión. Los principales dirigentes del partido aún no se han recuperado de la catástrofe de las generales. Pablo Casado se asoma en el ABC para decir que "voy a llegar a la Moncloa a la segunda". Pues vale. A preguntas de Juan Fernández Miranda, Casado se muestra confiado en su futuro en el PP: "Una vez que se analicen los resultados hay que ver qué plazas hay que reforzar y ver exactamente qué alianzas hay que forjar. Después de las elecciones hay que evaluar, como nos pasó en Andalucía. El mandato del congreso, con un programa muy claro, y el de la convención nacional, se tiene que desarrollar; no ha habido tiempo para desarrollarlo. Yo creo que en España, por algo, todos los presidentes han llegado a la tercera, menos Zapatero y por razones que no fueron su buena campaña o su buen perfil. Yo voy a llegar a la segunda. En muy pocos años se nos va a echar de menos".

Pintan bastos en la formación conservadora, en trance crítico. Escribía Graciano Palomo en El Mundo que Arriola ha demandado al partido y le reclama 200.000 euros de finiquito. La Razón recoge el guante de esa pista y titula en portada que "Génova prescinde de 'gurús': Arriola costó casi 30 millones". Firma la pieza Carmen Morodo: "El nuevo PP ha echado cuentas y «los consejos de Arriola» han costado a las arcas del partido «unos 30 millones de euros». Una fortuna por reinterpretar encuestas o corregir en la etapa de Rajoy cualquier intento de salirse del carril de la moderación, de ese «centrismo» y «perfil político bajo» en el que se fue cociendo el fenómeno Vox y la caída en votos que ha llevado al PP de los 10.830.693 votos que recibió en 2011 a los 4.356.023 que consiguió en las últimas elecciones generales del pasado mes de abril. Es verdad que para estas últimas elecciones, incluso antes, Arriola ya había dejado hace tiempo de vivir de vender sus consejos demoscópicos al líder popular. Con la llegada del nuevo equipo, una de las primeras decisiones fue prescindir de estos «onerosos servicios»".

el mundo 24 mayo

Portada de 'El Mundo' del 24 de mayo de 2019

Continúa Morodo: "La última reunión con él, según el PP, tuvo lugar hace meses, y el acuerdo fue hacer «un planteamiento amistoso» para interrumpir las singulares relaciones laborales que consiguió blindar durante tantos años. Al PP no le consta que Arriola haya formalizado ninguna denuncia en su contra, conforme han apuntado algunas informaciones. Génova asegura que no tiene constancia de «denuncia alguna». De hecho, el planteamiento de que pueda haber un desacuerdo económico escandaliza dentro del PP. «Arriola nos ha salido a casi un millón de euros al año. No creo que tenga motivo de queja. Esto, más el añadido de su mujer». Se refieren a Celia Villalobos, ex ministra de Sanidad y a la que Aznar y Rajoy mantuvieron siempre en posiciones bien remuneradas, por ejemplo mediante la vía de darle preferencia en el reparto de los cargos en el Grupo Parlamentario en el Congreso".

Mientras el PP se desangra, incluso económicamente, Albert Rivera reivindica el liderazgo de la oposición con incursiones en territorios comanches. Última parada, Miravalles, localidad natal de "Josu Ternera". "Hay que ser una bestia para ordenar matar a niños y eso es lo que hacía vuestro vecino", dijo Rivera en la plaza del pueblo. Vuelven los cantares de ciego. Un sector nada desdeñable del baqueteado electorado del PP observa complacido las evoluciones y agilidad del líder de Ciudadanos.

Honda conmoción por las aglomeraciones en los accesos a la cumbre del Everest, espectacular imagen que La Vanguardia elige para ilustrar su portada sobre el parón en el mercado inmobiliario de Barcelona por el decreto de los alquileres. Más de doscientos alpinistas lograron hacer cumbre, pero provocaron un monumental atasco en el paso de Hillary. Nada a lo que no estén acostumbrados los barceloneses, que hoy mismo puede disfrutar de una experiencia alpina en el suburbano por la huelga del amianto. Y aún hay gente, no poca, que dice que va a votar a Colau.

24 de mayo, santoral: María Auxiliadora, Mánahen y Zoelo de Listra.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información