Menú Buscar
Imagen de una mujer embarazada

Vientres de alquiler, el tema tabú de los partidos políticos

La proposición de ley de Ciudadanos para regular la gestación subrogada permanece congelada debido a la división ideológica que este asunto genera dentro de PSOE y PP

6 min

Posiblemente sea uno de los temas más controvertidos que los partidos políticos españoles tengan entre las manos. Se trata de la gestación subrogada, una forma de reproducción legal en otros países, pero que actualmente está prohibida en España. Ciudadanos registró hace siete meses una proposición de ley para regular lo que popularmente se conoce como los “vientres de alquiler”. La iniciativa generó un intenso debate interno tanto en PSOE como PP. Incluso Podemos tuvo que someter el asunto a sus bases.

“La sociedad española, como ya demostró con el divorcio, el matrimonio homosexual o el aborto, va un paso por delante”, aseguró Albert Rivera, líder de Cs, durante la presentación de su iniciativa.

Fuentes de Ciudadanos explican a Crónica Global que, durante la elaboración de su propuesta han “permanecido en permanente contacto con expertos, asociaciones y con la sociedad civil. El objetivo es que resulte un trabajo impecable técnicamente y que, además, responda a las necesidades y problemas reales de las familias”.

"Instalados en el dogmatismo"

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, en el Congreso de los Diputados / EFE

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, en el Congreso de los Diputados / EFE

Ahora mismo, “la proposición de ley está registrada y a la espera de conseguir llevarla al pleno” en el Congreso de los Diputados. “El debate se está dilatando porque, con 32 diputados, tenemos un cupo de iniciativas en pleno limitado”. Respecto al resto de grupos parlamentarios “las posturas no han cambiado y continúan instalados en el dogmatismo, incluso en el caso de partidos que antes defendían la gestación subrogada”, denuncian fuentes de la formación naranja. No obstante, tienen la esperanza de que “recapaciten y no den la espalda a una realidad que existe y que hay que regular para que las familias y los hijos tengan todos los derechos y garantías”. Esas garantías, precisan, no pueden depender de los debates y peleas internas de los partidos.

Se refieren al profundo debate interno que la cuestión generó en el PSOE durante el 39 Congreso Federal Socialista celebrado el verano pasado. El 20% de las bases votó a favor de la regulación de la gestación subrogada, principalmente miembros de las juventudes socialistas y LGTBI. La postura oficial, por tanto, del PSOE es contraria a la ley de Ciudadanos.

Fuerte debate dentro del PSC

En el PSC, el debate fue todavía más intenso, dado que el lobby gay es muy importante. Pero al tratarse de una competencia estatal, la discusión no fue a más. También en el PP se ha producido debate importante, de ahí que los populares no hayan sido muy proactivos en debatir este asunto. Quienes están a favor de la gestación subrogada, como es el caso del vicesecretario de Política Social y Sectorial, Javier Maroto, reclaman libertad de voto, mientras que el portavoz del PP en el Congreso, Rafael Hernando, aseguró que el partido es contrario al uso “mercantil” del vientre de la mujer.

Podemos, por su parte, se muestra oficialmente en contra de la regulación, aunque la decisión no estuvo exenta de polémica dentro de sus filas.

Regulaciones diversas entre países

Diversos países europeos se han abierto a legislar la gestación, a pesar de que, en 2015, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos se manifestó en contra porque, a su juicio, mina la dignidad de la mujer. Pero hay diferencias en las distintas regulaciones. Gran Bretaña y Holanda permiten la maternidad subrogada no remunerada, mientras que en Bélgica, Luxemburgo o Polonia, no hay legislación, pero se tolera esta práctica. En Francia, Alemania y Austria está prohibida.

Coincidiendo con el debate español se ha creado la Red Estatal contra el alquiler de vientres, que acoge a asociaciones y plataformas feministas, asociaciones de mujeres, organizaciones mixtas o colectivos LGTBI contrarios a lo que califican como “explotación reproductiva”.

Beatriz Silva, diputada del PSC y activista feminista

Beatriz Silva, diputada del PSC y activista feminista

La diputada del PSC y activista feminista Beatriz Silva rechaza rotundamente la gestación subrogada porque “supone la mercantilización del cuerpo de la mujer bajo un supuesto argumento de libertad, algo que también se alega en el ámbito de la prostitución”. Advierte de que permitir esta práctica “refuerza la feminización de la pobreza, porque son las mujeres en situación más precaria las que se van a prestar a ello, y niega el derecho a decidir a la mujer gestante”.

Por el contrario, Ciudadanos afirma que con esta ley las mujeres decidirán con libertad y seguridad, y solo podrán gestar mujeres mayores de 25 años, en situación de solvencia económica.