Menú Buscar
Pásate al modo ahorro

[VÍDEO] Las mentiras de Ada Colau a los barceloneses

Una cinta recoge las numerosas falsedades y contradicciones de la alcaldesa desde que accedió al cargo en 2015

3 min

Cinco años de mandato de Ada Colau resumidos en diez mentiras. El digital Metrópoli Abierta deja al descubierto las mayores falsedades de la alcaldesa de Barcelona en un artículo y un vídeo que revelan algunas de sus promesas incumplidas, errores y contradicciones más importantes desde que accedió al cargo en 2015.

Entre dichos engaños a la ciudadanía y ejemplos de mala gestión figuran su política de vivienda o la inseguridad ciudadana. Pero hay más.

Coche oficial, subvenciones, Amazon...

Así, el artículo y el vídeo hablan sobre su guerra al vehículo privado --mientras ella se desplaza en un coche oficial con chófer--; las subvenciones a dedo --que la propia Colau censuraba hace un lustro-- favoreciendo a entidades afines, y su reciente petición de boicot a Amazon, mientras su libro se vende en dicha plataforma y después de haberse enfrentado a restauradores y comercio local.

Ya en plena pandemia, también se recoge el viaje de su pareja fuera de la ciudad mientras la alcaldesa preparaba una declaración institucional para que los barceloneses se quedaran ese fin de semana en casa.

Mandato, sueldo, huelgas, puertas giratorias...

Otros engaños y contradicciones que se muestran en el vídeo y el artículo son, por ejemplo, la posibilidad de que se presente a un tercer mandato cuando acabe esta legislatura, cuando en su día prometió estar un máximo de dos; la subida de su sueldo como alcaldesa en un 40% --pasando a ser de unos 3.191 euros mensuales por 14 pagas--; sus críticas a la huelga del metro, después de haber sido una activista social; o las puertas giratorias de algunos de sus compañeros de partido, entre otras.

El artículo, asimismo, también menciona los negocios inmobiliarios del portavoz de En Comú Podem en el Congreso, el nacionalista Jaume Asens, quien al llegar al Ayuntamiento de Barcelona tenía un piso con licencia turística en el Poblenou, pese a las reticencias hacia el turismo mostradas por el actual consistorio.