Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La escuela Turó del Drac de Canet de Mar, con una pintada en contra de aumentar las horas de castellano, lo que vulnera tratados europeos  / EUROPA PRESS

El TSJC ordena a Cambray proteger al menor de Canet acosado por el castellano

El alto tribunal exige también garantizar la convivencia en la escuela "y su entorno" después de que AEB pidiera desplazar la manifestación de los monolingüistas

3 min

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña ha ordenado al consejero de Educación, Josep González Cambray, y a la directora de la escuela de Canet de Mar que adopten medidas necesarias a fin de proteger a la familia que pide enseñanza en castellano y "garantizar la convivencia en el centro y en su entorno".

"Corresponde requerir al Consejero de Educación y al director o directora del centro educativo el Turó del Drac de Canet de Mar, a los efectos de adoptar las medidas necesarias para preservar la protección y la intimidad del menor y del recurrente, así como la normal convivencia y el pacífico despliegue del entorno educativo", indica la Sección Quinta de la Sala Contencioso-Administrativa del TSJC, después de que la Asamblea por una Escuela Bilingüe (AEB) solicitara trasladar la manifestación convocada ante la escuela a otro lugar.

El TSJC da traslado de su provisión "a la representación del Departamento de Educación de la Generalitat de Cataluña para que se pronuncie en el plazo de diez días, aportando informe sobre los tamaños adoptados para el cumplimiento del auto de tamaños cautelares dictado en estas actuaciones".

Precedentes

La orden del tribunal fue notificada ayer jueves, el mismo día en que Cambray se desplazó a la escuela para reunirse con la dirección del centro y defender el blindaje de la inmersión. Además del foco mediático que ha comportado la posición del consejero, mensajes del secesionismo más hiperventilado que proponen aislar al niño o incluso apedrear su casa ha obligado a la Fiscalía a intervenir.

Tal como publicó Crónica Global, el Síndic de Greuges instó al Govern en 2016 a elaborar un protocolo para proteger la intimidad de los niños cuyas familias soliciten la educación bilingüe. El dfeensor del pueblo catalán se vio obligado a intervenir a raíz de los incidentes ocurridos en la escuela Gaspar de Portolà de Balaguer (Lleida), donde la aplicación de una sentencia favorable a impartir un 25% de horario lectivo en castellano fue seguida de movilizaciones ante la puerta del centro en 2015.

El TSJC adjunta auto, dictado el 14 de octubre, en el que rechazó el recurso del Govern, contrario a modificar el régimen lingüístico de la escuela y confirmó las medidas cautelares que obligaban a aplicar el 25% de horario lectivo en castellano a la espera de que la sentencia fuera firme.

El Tribunal Supremo ha rechazado la apelación de la Consejería de Educación.