Menú Buscar
El 'exmajor' de los Mossos d'Esquadra Josep Lluis Trapero / EFE

Trapero revela que los Mossos tenían preparado un dispositivo para detener a Puigdemont tras la DUI

El mayor declara que la policía catalana estaba lista para arrestar al 'president' dos días antes de su declaración de independencia

14.03.2019 18:24 h.
3 min

La revelación ha llegado en el momento en que las defensas estaban intentando noquear a Josep Lluís Trapero tras poner en apuros al Govern y especialmente al exconsejero Joaquim Forn por su papel durante los días previos a la celebración del referéndum del 1-O. Mientras era interrogado por el abogado del exresponsable de Interior de la Generalitat, Trapero ha desvelado cómo dos días antes de la declaración unilateral de independencia (DUI) los Mossos tenían preparado un dispositivo por si las autoridades judiciales ordenaban la detención de Carles Puigdemont y de los miembros de su gabinete.

Tal y como ha puesto de manifiesto de forma sorpresiva en el juicio del procés, el 27 de octubre de 2017, día en que tuvo lugar la DUI, llamó sobre la una y media de la madrugada al fiscal superior de Cataluña y al presidente del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña para mostrar a los Mossos a disposición de ambos órganos: “Desconocíamos la trascendencia jurídica y qué delitos podían derivarse de los hechos, pero veíamos que tenían cierta gravedad y nos poníamos a disposición por si había que hacer un operativo". En ese instante, Xavier Melero le ha preguntado: "¿Un operativo para qué?". "Para la detención del president y los consellers", ha respondido tajante.

Momentos de tensión

Pasadas las cinco de la tarde les ha tocado el turno a los abogados de los procesados para llevar a su terreno a Trapero​ y restar fuerza a las acusaciones que ha vertido a lo largo de la jornada a preguntas de la Fiscalía y la acusación popular, ejercida por Vox. Sobre las 17.45, el testigo ha provocado con su confesión la turbación de las partes y de los presentes en el salón de plenos del Tribunal Supremo cuando la comparecencia parecía no dar visos de sufrir alteraciones.

La tensión, no obstante, ya había cobrado especial protagonismo en la decimoséptima sesión de la vista oral a tenor del comedimiento que debía adoptar la Fiscalía a la hora de interrogarle –el presidente del tribunal, Manuel Marchena, ha instado al fiscal Javier Zaragoza a no plantear ninguna cuestión que no hubiera sido previamente mencionada por Vox por haber sido esta acusación, y no el ministerio público, la que había solicitado la declaración de Trapero–, el abogado de Forn, Xavier Melero, ha buscado echar por tierra las afirmaciones del testigo sobre su patrocinado.