Menú Buscar
Quim Torra, presidente de la Generalitat de Cataluña, durante una comparecencia en el Parlamento catalán / EP

Torra carga contra el refuerzo policial de Interior para la Diada

El presidente de la Generalitat de Cataluña asegura que la autonomía "no necesita tantos antidisturbios y sí más kilómetros de infraestructuras"

08.09.2018 16:41 h.
4 min

El presidente de la Generalitat de Cataluña, Quim Torra, ha cargado hoy contra el refuerzo que ha hecho el Ministerio del Interior de la seguridad en la autonomía de cara a la Diada del 11 de septiembre. El jefe del Ejecutivo regional ha asegurado que la autonomía "no necesita tantos policías antidisturbios y sí más kilómetros de infraestructuras".

En la inauguración de la llegada del Metro de Barcelona al barrio de la Marina, en la Zona Franca, el también diputado independentista de JxCAT ha acusado al Gobierno de "dejadez y desidia absoluta" por no haber hecho, según él, "ningún nuevo kilómetro de Cercanías desde 1978". Ello, bajo el punto de vista de Torra, son "argumentos suficientes para coger el tren" que "nos llevará al destino final, que es lo que votamos el día 1 de octubre", en referencia al referéndum ilegal de secesión del 1-O de 2017.

Retraso de la L10Sud

Pese a que Torra y su equipo han inaugurado hoy la L10Sud del suburbano con décadas de retraso y de reivindicación ciudadana, el president ha asegruado que el compromiso de su gobierno con la movilidad es "absoluto". A este respecto ha citado las inversiones en la L9Sud de la red, que une el aeropuerto de El Prat con el centro de Barcelona, o la prolongación de la línea Vallés de los Ferrocarriles de la Generalitat (FGC) en las localidades de Terrassa y Sabadell (Barcelona).

En este mismo sentido, Torra ha defendido que la Generalitat ha construido 30 kilómetros nuevos de red ferroviaria en el Metro de Barcelona y los FGC desde 2011. Ha contrapuesto el presidente catalán este hecho al supuesto estancamiento de la red de Cercanías, en la que "no habría habido un nuevo kilómetro desde 1978".

Se escuda en la tesorería

Con lo que respecta a la nueva infraestructura que ha arrancado hoy, Torra ha querido pedir sus "sinceras disculpas" por el retraso a los vecinos de la Zona Franca. Ha justificado la demora en la obra en el hecho de que la crisis económica y el "ahogo financiero" de las arcas de la Generalitat "han paralizado las obras de esta gran infraestructura demasiado tiempo". Recurriendo al argumento económico, el president se ha referido a la presunta falta de financiación del gobierno autonómico que preside para justificar que los catalanes deben avanzar hacia un "marco político pleno de soberanía" que "no ahogue más a las personas, porque es para ellos para los que gobernamos".

Antes de hacer una referencia a los políticos presos por organizar el proceso independentista catalán, el jefe del Ejecutivo autonómico ha abogado por no gobernar "poniendo parches", sino "tejiendo y diseñando el modelo de infraestructuras que todos los catalanes merecen". Torra ha reivindicado una "mejor financiación" y ha dicho que, después de tantas "negativas" de mejora por parte del Estado, ello solo es posible teniendo "una soberanía completa".