Menú Buscar
Toni Soler en una foto de archivo / TV3

Toni Soler abre los ojos sobre el 'procés': "En 2017, perdimos"

El cómico de TV3 revela su decepción y desapego para con el movimiento secesionista: "No hay nada que lleve a la independencia, ahora mismo"

4 min

Toni Soler ya no ríe. El cómico de cabecera del independentismo parece haber tenido una revelación respecto al movimiento secesionista y ha reconocido que el procés es una batalla que no se puede ganar. "En 2017, perdimos. Y por tanto no hay una república a medio proclamar", ha confesado respecto a los sucesos derivados del referéndum ilegal del 1-O y la posterior declaración unilateral de independencia (DUI). Y no solo eso, sino que también ha reconocido que "no hay nada que lleve a la independencia, ahora mismo". 

Soler ha mostrado su cara más triste en una entrevista en Vilaweb, que le ha servido de tribuna para exponer su decepción e incluso cierto desapego respecto a la deriva del movimiento rupturista catalán. No ve salida a las aspiraciones secesionistas. "¿Qué opciones hay?", se ha preguntado. "Tenemos el enfrentamiento armado. Para mí, implanteable. Tenemos la insurreción pacífica y sostenida. Pero no creo que estemos en una fase en la que se pueda confiar que una insurreción pacífica y sostenida tenga éxito" y "el diálogo tampoco creo que lleve a la independencia". 

El fracaso de la DUI

La reflexión del humorista de TV3, cuyos ataques contra España se repiten sin cesar enmascarados en lo que él denomina "sátira política", le ha llevado a destacar que la DUI no solo fue contraproducente, sino que puede considerarse todo un fracaso. "La vía unilateral fracasó porque antes de tirarla adelante se dieron cuenta que no podía tener efecto práctico", ha lamentado e, incluso, se ha dignado a reconocer que Cataluña es España: "No se puede pasar de autonomía a Estado sin hablar con el Estado al que perteneces", han sido sus propias palabras. 

Soler ha tomado conciencia de "la realidad", tal como él ha destacado en la entrevista. "La realidad, que es una realidad que no me gusta, me ha abofeteado" y ello ha afectado a su forma de ver el mundo. "Mi optimismo de la voluntad [secesionista] ha cambiado, con estos años", a lo que ha añadido después, "para vender optimismo ya hay muchos. Que lo hagan. Yo ahora no puedo". 

Soler compra las tesis de ERC

El director de Polònia y de Està passant ha reconoce ser más cercano a la reflexión de ERC respecto a la independencia que a posición tomada por JxCAT. Ha acusado a la formación política neoconvergente de ejercer "un cierto negacionismo" respecto al estado de la cuestión --tesis defendida durante las últimas semanas por Joan Tardà-- y, a pesar de "estar más de acuerdo con el diagnóstico de la situación" de los republicanos, deja claro que tampoco los apoya con el "remedio" decidido por ellos.