Menú Buscar
El líder del PSOE Pedro Sánchez en la sesión de investidura / EP

Sánchez, ante la votación decisiva: "O más bloqueo o más progreso"

El presidenciable aconseja a PP, Cs y Vox "abandonar el berrinche y aceptar el resultado" en un discurso en el que citó a Azaña, lo que desató gritos de "Viva el Rey" en la bancada conservadora

3 min

Más relajado y sonriente que en las anteriores sesiones, Pedro Sánchez ha abierto la tercera sesión de investidura, la definitiva, con un discurso en el que ha recordado de nuevo que los españoles han votado en cinco ocasiones a favor del PSOE en el último año y medio. Ha arremetido contra los insultos y la bronca registrada en las tres sesiones de investidura, que hoy han obligado a la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, a llamar al orden de nuevo. "Les aconsejo abandonar el berrinche y aceptar el resultado" porque "desde la amargura no se puede construir nada positivo". La bronca continuó, pues el secretario general del PSOE terminó con una referencia a Manuel Azaña, presidente de la República española, lo que suscitó gritos de "Viva el Rey" en la bancada conservadora.

Investidura de Sánchez / CG

"O bloqueo o más progreso para España", ha dicho el presidenciable en su breve intervención previa a la decisiva votación en segunda vuelta, en la que necesita mayoría simple. Ha insistido en su apuesta por el diálogo "dentro de la Constitución", en referencia a las críticas de PP, Ciudadanos y Vox por sus negociaciones con ERC.

Sánchez ha admitido la inestabilidad existente en los últimos años debido a la ausencia de un gobierno, algo que "es inadmisible que se repita en el futuro". Por ello, se ha comprometido a buscar fórmulas para tener mayorías de gobierno frente a mayorías de bloqueo. "Sin gobierno electo no puede funcionar un parlamento, por lo que el sistema demorático se resiente", ha dicho.

Cinco elecciones en un año

El socialista ha recordado que los españoles han votado cinco veces en un año, por lo que hay que darle lo que piden.

Sánchez ha apostado por una "España que quiere avanzar, que trasciende las diferencias, formando una coalición de gobierno progresista. Hay quienes no lo bloquean con una abstención, pero otros lo bloquean un variopinto grupo de partidos de ultraderecha y antisistema".

Y ha aconsejado a las formaciones conservadoras: "O siguen en el berriche indefinidamente o aceptan el resultado. Yo les aconsejo que dejen el berrinche porque hay una cosa en nuestro país que se llama convivencia. No es bueno para ustedes porque no se puede construir nada positivo desde la amargura".