Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La alcaldesa de L'Hospitalet, Núria Marín, y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en una imagen de archivo / PSC

Sánchez y Marín, la foto que se evita en la campaña socialista

El presidente del Gobierno y la alcaldesa de L’Hospitalet, que la semana pasada estuvo en Moncloa, marcan distancias en público tras la imputación de la dirigente catalana

6 min

No han perdido el contacto, pero han evitado la foto juntos. Pedro Sánchez, muy presente en la campaña de los socialistas catalanes, ha evitado la foto con Nuria Marín, alcaldesa de L’Hospitalet de Llobregat (Barcelona) y presidenta del PSC, implicada en un supuesto caso de malversación y apropiación indebida en el Consell Esportiu de su ciudad. Fuentes socialistas admiten que el presidente del Gobierno español ha mantenido las distancias con la primera edil, mientras que el entorno de Marín precisan que es ella la que ha decidido dar un paso al lado para evitar situaciones comprometidas. La semana pasada, la alcaldesa estuvo en Moncloa, aseguran estas fuentes, por lo que las relaciones entre Marín y Sánchez no están rotas.

La dirigente, al frente de la segunda ciudad más grande de Cataluña --feudo socialista desde hace más de 40 años-- y presidenta de la Diputación de Barcelona, mantiene su inocencia y está a la espera de declarar ante la juez, tal como ella misma pidió, el próximo 9 de abril. Sin embargo, las mismas fuentes reconocen que la alcaldesa “está tocada” por un tema que investiga la Unidad Central de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF). El tesón que los agentes han demostrado en el caso ha sorprendido a los abogados defensores de los presuntamente implicados, lo que abona argumentos extrapoliciales.

Dos actos de campaña

Marín solo ha intervenido en dos actos en la campaña socialista para las elecciones del 14 de febrero. El primero, dedicado al mundo local, tuvo lugar el pasado 29 de enero. En el mismo intervinieron alcaldes y cargos municipales junto al candidato Salvador Illa. Ayer, la alcaldesa ejerció de anfitriona en una acto en el barrio de Bellvitge de L’Hospitalet con la número dos de la lista, Eva Granados, y la ministra de Hacienda, María Jesús Montero.

La investigación judicial que afecta a Marín ha sido utilizada por Ciudadanos y PP para arremeter contra el PSC. De ahí que la alcaldesa haya reducido sus apariciones a la mínima expresión. Y a pesar de ser la presidenta del partido, no ha participado en los actos protagonizados por Sánchez. Fuentes socialistas aseguran que incluso se evitó que Marín asistiera a una reciente reunión con el líder del PSOE en la sede del PSC en la calle Pallars, algo que, desde el equipo de Marín, se niega con rotundidad. Aseguran que participó sin problemas. “Eso son filtraciones internas con mala fe”, subraya otra fuente del partido. 

El denunciante, próximo a ERC

La semana pasada, Nuria Marín se desplazó a La Moncloa para despachar asuntos relacionados con la ciudad. “Pero lo cierto es que Sánchez y Marín huyen de la foto”, remata un testigo de la reunión.

El código ético del PSC establece que los cargos implicados en un caso penal deben dimitir si se decreta contra ellos la apertura del juicio oral. La investigación que afecta a Marín arrancó con la denuncia que Jaume Graells, exteniente de alcalde de L’Hospitalet, presentó ante la UDEF y que desencadenó en la detención de Cristian Alcázar, segundo teniente de alcalde, y Cristóbal Plaza, que dimitió como concejal de Deportes.

Primarias en L'Hospitalet

De por qué Graells decidió poner los hechos en conocimiento de la Policía Nacional y no de los Mossos d’Esquadra es una de las grandes incógnitas del caso. Graells mantiene una estrecha relación con Ernest Maragall, líder de ERC en el Ayuntamiento de Barcelona, y en los mentideros políticos se asegura que ha mostrado interés por sumarse a las filas republicanas. Alcázar se presentó a las primarias para elegir al primer secretario del PSC de L’Hospitalet, avalado por Salvador Illa y Miquel Iceta, mientras que Marín apoyó a Francesc Belver, suegro de Alcázar y actual primer teniente de alcalde. Ganó Alcázar.

En la UDEF, explican en ámbitos policiales, no se ha olvidado la imagen de Marín echando en cara a la Policía sus cargas contra los votantes del referéndum del 1 de octubre. Una circunstancia que, unida a un deseo en demostrar que esta unidad no solo investiga a dirigentes independentistas, explicaría, a juicio de los abogados defensores, la intensa dedicación de los agentes, que se incautaron del móvil de la alcaldesa.