Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Pere Aragonès (i) y Carles Puigdemont (d) en Waterloo / GENCAT

El reto de Aragonès con el regreso de Puigdemont: ¿quién dirige a los abogados del Govern?

La marcha del jefe del gabinete jurídico de la Generalitat al Consejo de Garantías obliga al ‘president’ a decidir si coloca a un jurista afín a la desobediencia o al cumplimiento de ley

6 min

Y tras el pacto sobre la renovación de las instituciones catalanas, silencio. Sin embargo, de confirmarse los nombres propuestos por PSC, ERC y Junts per Catalunya, hay un ámbito del Govern, tan sensible como estratégico, donde habrá consecuencias, pues está relacionado con el hipotético retorno de Carles Puigdemont: el jurídico.

La renovación del Consejo de Garantías Estatutarias (CGE), una especie de tribunal constitucional a la catalana, pasa por la incorporación de Francesc Esteve, actual jefe del gabinete jurídico de la Generalitat. Este es uno de los nombres pactados por los tres partidos mayoritarios en el Parlament en el marco de la negociación de la renovación de varias instituciones con mandatos caducados, como la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales, las Sindicaturas de Greuges y de Comptes o el Consejo Audiovisual de Cataluña.

Francesc Esteve, jefe de los servicios jurídicos de la Generalitat / EFE
Francesc Esteve, jefe de los servicios jurídicos de la Generalitat / EFE

Decidir quién estará al frente de los juristas de la Generalitat en los próximos meses es una cuestión que se revela espinosa para el presidente Pere Aragonès, sobre todo si se confirmara el retorno de Puigdemont, que actualmente permanece fugado en Bélgica. El republicano, sabedor de las presiones que tendrá por parte de Junts per Catalunya en ese sentido, deberá decidir si nombra a un experto fiel al ordenamiento jurídico o, por el contrario, capaz de desobedecer y plantar cara al Estado respecto a la situación del expresidente o en otros procesos que puedan ir surgiendo, como los relacionados con las sentencias lingüísticas.

La situación de interinidad que parece tener Esteve inquieta a los miembros del Gabinete Jurídico. “El Consejo de Garantías se creó por dos motivos, pagar sueldos a los colegas e imitar el Consejo de Estado español, que dicho sea de paso sirve tanto como el catalán, para nada que no sea tener allí a expresidentes del Gobierno que compatibilizan el sueldo de expresidente con el de miembro del Consejo, así llegan a los 200.000 euros al año entre una cosa y la otra”, explica un jurista, quien recuerda que los dictámenes del CGE no son vinculantes.

Una víctima más de la guerra ERC-CiU

“Le dan el cargo para, a mi entender, quitárselo de en medio. Es una víctima más de la guerra ERC-CiU, o como se quieran llamar ahora”, añade otro abogado, conocedor de la administración catalana. Esteve fue nombrado jefe de los juristas de la Generalitat por Puigdemont en junio de 2017. Tras el cambio de gobierno y el acceso de Esquerra a la presidencia, departamento del que depende el Gabinete Jurídico, siempre se dio por hecho que Esteve sería sustituido.

Cuando ERC tomó el mando de los servicios jurídicos hizo cambios muy quirúrgicos. Dolors Feliu, directora de área Constitucional, fue sustituida por Mercè Corretja, y César Puig fue relevado por Aranzazu Colom en la dirección general de Servicios Consultivos y Coordinación Jurídica.

Buenos profesionales

“El problema es que la abogacía de la Generalitat empieza a ser un arma peligrosa que todos quieren utilizar en favor propio. Primero porque son buenos profesionales, preparados, que de momento están haciendo su trabajo sin preguntar en exceso, y aunque los hay que empiezan a estar cansados del tema procés, de momento dan juego para cubrir huecos. Segundo, tienen prestigio ante las Instituciones del Estado, sobre todo la judicatura, en la que la Generalitat también tiene mucha mano y bastantes amigos. Pero todo puede cambiar”, advierte esta fuente.

Xavier Uriós, director general de Asuntos Contenciosos del gabinete jurídico de la Generalitat  / COLEGIO DE ABOGADOS DE REUS
Xavier Uriós, director general de Asuntos Contenciosos del gabinete jurídico de la Generalitat / COLEGIO DE ABOGADOS DE REUS

La conclusión es que los juristas, y Aragonès lo sabe, “necesitan a alguien que controle a los letrados con mano firme antes de que puedan pasar desgracias. O si a Puigdemont le da por volver”.

Las miradas, de nuevo, están en el número dos del Gabinete, Xavier Uriós, actual director general de Asuntos Contenciosos, que según si entorno, “es quien realmente sabe de Derecho en ese departamento”. Próximo a UDC, pasó a coquetear con Ciudadanos para luego ganarse la confianza de ERC y, finalmente, sumarse al equipo de gobierno de CDC. Aseguran que hoy es “un caído del caballo del independentismo que controla lo suyo”.

Sin embargo, las relaciones entre Aranzazu Colom y Uriós no son buenas y que la falta de confianza entre la jurista y el número dos de Esteve es muy evidente en el día a día de este departamento. A esta situación se añade otro enfrentamiento, el que mantiene el actual secretario del Govern, Xavier Bernardí --cargo de máxima confianza de  Aragonès--, con Uriós.