Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Sanitario en tareas de rastreo / GVA - EP

Dos municipios se hartan de esperar al Govern y activan su propio rastreo del coronavirus

Los ayuntamientos de Alcarràs y Aitona contratan a más personal para paliar la falta de buscadores de contactos con pacientes de Covid-19 en Cataluña

3 min

Las promesas del Govern sobre la mejora del servicio de rastreo de personas en contacto con los nuevos casos positivos de coronavirus no convencen a los ayuntamientos. Dos consistorios de municipios del Segrià (Lleida) sobre los que se han impuesto medidas restrictivas por la expansión del Covid-19 se han cansado de esperar y han decidido actuar por iniciativa propia para paliar la falta de estos trabajadores en sus localidades. 

Los equipos de gobierno de Alcarràs y Aitona han contratado a nuevos trabajadores para llevar a cabo parte de este rastreo. La actuación de estos municipios llega después de que Josep Maria Argimon, el nuevo secretario de Salud Pública de la Generalitat, reconociera que en Cataluña solo se hace seguimiento al 50% de los contactos de cada contagiado.

Aumento de plantilla

El Ayuntamiento de Aitona ha incorporado a su plantilla a cinco empleados más para paliar las deficiencias de los servicios de Salud en el rastreo de contactos de pacientes. Según publica La Mañana, dos de ellos se incorporarán a la consulta médica para dar apoyo a la persona que trabajaba hasta ahora a media jornada.

El equipo total cuenta, tras estas contrataciones, con nueve personas que se dedican a la recogida de datos a los sometidos a pruebas PCR y a dar apoyo a la búsqueda de posibles positivos. Además, dos agentes cívicos del municipio informan a la población de las medidas a acatar para frenar los contagios, recorriendo a pie las calles de Aitona.

Mediadores y rastreadores

El consistorio de Alcarràs también ha optado por ampliar su equipo de trabajo contra el Covid-19 con dos mediadores y dos técnicos más. Ellos se suman a los seis mediadores que ya se habían contratado para la campaña de la recogida de fruta en la zona y que, en la situación actual, ayudan al rastreo y al acompañamiento de los pacientes.

Este municipio es uno de los más afectados por los brotes iniciados tras el estado de alarma. Solo ayer sumó 23 nuevos casos y fue la segunda localidad con mayor aumento diario, después de Lleida, con 45. 

Cornellà de Llobregat aumenta los avisos

Por otra parte, el Ayuntamiento de Cornellà de Llobregat ha creado una unidad de rastreadores para controlar las aglomeraciones (concentraciones de más de diez personas) en el espacio público, así como para informar a la ciudadanía sobre la necesidad de cumplir las medidas de seguridad frente a los rebrotes de Covid-19.

Se trata de un equipo formado por 30 trabajadores municipales coordinados con la Guardia Urbana para complementar el trabajo de control e inspección de la policía municipal, ha informado el ayuntamiento en un comunicado este miércoles.