Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Manifestación de apoyo a los políticos en prisión preventiva en Barcelona / CG

Un radical da un puñetazo y derriba a una mujer por arrancar un cartel 'indepe'

“Nadie quiso ayudarla, son unos salvajes”, explica a ‘Crónica Global’ el marido de la víctima, que fue trasladada en ambulancia a un centro sanitario de Viladecans

3 min

Del puñetazo cayó al suelo y se golpeó la cabeza. Perdió la conciencia y, durante unos minutos, lo único que oyó era un zumbido en el oído derecho. Pero nadie la oyó. “Son unos salvajes, unos energúmenos”, denuncia a Crónica Global el marido de la víctima, ambos vecinos de Viladecans (Barcelona). Tienen hijos pequeños y mucho miedo, por lo que prefieren no decir sus nombres para evitar represalias. El de ella empieza por M.

Todo ocurrió el viernes por la tarde, cuando la mujer se dirigía al gimnasio. Al atravesar la plaza del Ayuntamiento, se encontró con una manifestación de apoyo a los dirigentes políticos que se encuentran en prisión preventiva. M tuvo un acto reflejo y arrancó un cartel alusivo a la causa independentista que había enganchado en una farola.

Un hombre alto y muy corpulento

“No lo pensó, fue un impulso. De repente empezaron a increparla y rodearla. Le iban pegando empujones, a lo que ella respondió arrancando un segundo cartel mientras les echaba en cara que ensuciaran la ciudad”, explica su esposo. No llegó a arrancar un tercero, pues “un hombre alto y muy corpulento le pegó un puñetazo en la mejilla derecha que la tumbó en el suelo, golpeándose la cabeza. Alcanzó a oír cómo le decían algo así como ‘ahora es el suelo el que está sucio’ o ‘eres tú la que está sucia’”.

Semiinconsciente, M solo oía un zumbido en el oído. Nadie la ayudó. “Cuando comenzó a recuperarse, notó que le tiraban de los brazos porque le decía que no tenía nada, que estaba bien. Ella pedía auxilio y una ambulancia. Se levantó como pudo y solo pensó en huir”, añade.

Ayudada por la Policía Local

La mujer agredida por arrancar un cartel 'indepe' localizó a una patrulla de la Policía Local con la que regresó al grupo para ver si podía identificar al agresor, pero ya no estaba. Después, los agentes llamaron a una ambulancia que la trasladó a un centro sanitario. Tiene un fuerte moratón y dolor en las cervicales. Y una mezcla de indignación y desconcierto, dado que este matrimonio nunca ha participado en manifestaciones contra el procés, aunque no están de acuerdo con esta ideología. “Aquí en Viladecans son cuatro, no es una ciudad independentista”.

Han presentado denuncia ante los Mossos d’Esquadra. Y confían que las cámaras que hay colocadas en la plaza del Ayuntamiento grabaran el ataque para poder encontrar al agresor.