Menú Buscar
CDR en la protesta del lunes contra Felipe VI en L'Auditori de Barcelona / EFE

¿Quiénes son los CDR y cuándo nacieron?

Las personas que conforman los Comités de Defensa de la República comenzaron a organizarse en una plaza de Barcelona para abrir colegios electorales el 1-O

3 min

Los CDR tienen su origen el 30 de septiembre de 2017 en la Plaça de la Vila de Gràcia, cuando varias personas se reunían en torno a un punto informativo interesados sobre las necesidades de los colegios del distrito que al día siguiente se convertirían en colegios electorales.

El inicio del Comité de Defensa del Referéndum --que luego transformó su sombre a Comités de Defensa de la República-- estuvo marcado por la combinación de gente mayor y joven que se ofrecía a colaborar para que se realizara la consulta el 1-O. Pero en los últimos seis meses, los propósitos de este colectivo han ido variando. El 1 de abril los CDR levantaron los peajes de las rutas catalanas en la operación retorno de Semana Santa, antes se movilizaron contra el Mobile World Congress, ayer contra la visita de Felipe VI a Barcelona, entre muchas otras actuaciones que han llegado a ser consideradas violentas. 

Colegios electorales del 1-O, su triunfo

Las 300 personas que forman parte de los Comités de Defensa de la República, se han convertido en la punta de lanza del movimiento independentista y como tales, son los principales defensores de la libertad de Jordi Sànchez y Jordi Cuixart.

Algunas fuentes apuntan a que la apertura de los colegios para la realización del referéndum del 1-O fue responsabilidad casi exclusiva de los CDR, ya que el Govern y la ANC pedían que la gente vaya a votar con sus propias papeletas, pero no hubo mensajes de que ocuparan los colegios.

Orientación política y estructura

La relevancia como colectivo la han conseguido con su presencia en la huelga del 3 de octubre y del 8 de noviembre. En cuanto a la afiliación política, si bien en apariencia están ligados a la CUP, Arran y otras organizaciones políticas, sociales y sindicales, los CDR apelan a captar gente de movimientos sociales en general, no solo del ámbito independentista. Su discurso interpela a personas que están en contra de las actuaciones del gobierno español en los últimos meses en relación con el conflicto catalán.

Con respecto a la organización, tiene una estructura horizontal, una forma asamblearia y cobran fuerza en el ámbito local.