Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Carles Puigdemont, en el Parlamento europeo, donde ha valorado la retirada de su inmunidad

Puigdemont utiliza el drama de Ceuta y Melilla para criticar a España

El dirigente de JxCat da su respaldo a Marruecos apuntando que "tiene derecho a plantear la cuestión de la soberanía" sobre ambas ciudades autónomas

Ricard López
3 min

Carles Puigdemont no tiene reparos en utilizar crisis diplomáticas y dramas humanos y migratorios como los vividos estos días en Ceuta y Melilla para hacer propaganda secesionista. El expresidente de la Generalitat fugado por el procés no ha dudado en criticar a España --y, de paso, a la Unión Europea-- a cuenta de este conflicto, posicionándose a favor de Marruecos en su derecho, según él, a negociar la "soberanía" de ambas ciudades autónomas.

"Espero que la UE no se deje llevar por la inflamación nacionalista española. Ceuta y Melilla son ciudades africanas, que forman parte de la Unión Europea solo por herencia de un pasado colonial que permitía a los europeos tener posesiones fuera de Europa", ha manifestado en Twitter el exmandatario nacionalista catalán residente en Bélgica. País que, paradójicamente, dispuso de un amplio imperio colonial en África en el pasado.

"Marruecos tiene derecho a plantear la cuestión de la soberanía y sería necesario crear una mesa de diálogo para resolver el conflicto. Sería necesario un diálogo entre España y Marruecos para abordar la agenda de desacuerdos", ha añadido Puigdemont, curiosamente después de haber desdeñado en los últimos años la mesa de diálogo planteada por dirigentes de ERC con el Gobierno español.

Puigdemont, apoyando a Marruecos en Twitter
Puigdemont, apoyando a Marruecos en Twitter

Apoyo de la prensa marroquí

Después de haber equiparado un día antes a España con Turquía en la Eurocámara, el dirigente de JxCat no ha tenido problemas en utilizar el conflicto de España y la UE con Marruecos para su propia causa nacionalista. Una disputa diplomática, al parecer, originada por la asistencia hospitalaria al líder del Frente Polisario, Brahim Gali, en España, y que dio pie a que el reino alauita permitiera el paso irregular de migrantes por sus fronteras hacia Ceuta y Melilla.

Al mismo tiempo, algunos medios marroquís, como el diario Al Ahdath Al Maghribia, han utilizado la figura de Puigdemont para criticar a España: "¿Qué pasaría si Marruecos apoyara el referéndum catalán de 2017 y Carles Puigdemont fuera acogido y saliera nuestro ministro de Asuntos Exteriores a decir que se hace por motivos humanitarios?", se preguntan.