Menú Buscar
Meritxell Budó, vicepresidenta del Govern, en una rueda de prensa / EP

Budó considera que Puigdemont y los políticos presos "deben participar" en la mesa de diálogo

La portavoz del Gobierno catalán apuesta por una reunión de partidos y entidades la próxima semana para decidir los representantes que participarán

3 min

La portavoz del Gobierno de Cataluña, Meritxell Budó, ha expresado la voluntad que tiene el Ejecutivo catalán de que el expresidente fugado Carles Puigdemont y los políticos presos por el referéndum ilegal del 1-O participen en la mesa de diálogo con el Estado.

La consejera de presidencia insiste que los presos encarcelados por el procés y los líderes independentistas huidos de la justicia “deben participar de la mesa de negociación”. No concreta por eso cómo deben hacerlo pero asegura que “son una parte importante”.

Primeras reuniones

El Govern, que junto a JxCat en su día se mostraron contrarios al pacto entre PSOE y ERC que establecía la mencionada mesa de diálogo, valora ahora positivamente el encuentro y quiere iniciarlo lo más pronto posible. Budó, en una entrevista en la Cadena Ser, ha anunciado su deseo de que la próxima semana, el Ejecutivo catalán se pueda reunir con los partidos políticos y entidades para diseñar la representación catalana en los futuros encuentros con el Estado.

Tras esta primera ronda de contactos el Gobierno catalán espera que empiece el trabajo con los equipos técnicos para marcar la estrategia a seguir y las propuestas que se deben presentar en la mesa de diálogo.

Referéndum pactado

El presidente del Ejecutivo, Pedro Sánchez, avanzó este jueves su voluntad de empezar dichas reuniones este mismo mes de febrero, pero Budó no ha querido tampoco especificar fechas, sólo los trabajos previos que se deben realizar.

Lo que mantienen desde el Govern de Torra es plantear al Estado el derecho de autodeterminación “para, cuando sea el momento, decidir el futuro político de Cataluña con un referéndum acordado”. Un plebiscito secesionista que el propio Sánchez descarta tras defender su apuesta por reforzar el “autogobierno”.

Presos

El segundo punto en el que insisten desde la Generalitat en lo que ellos llaman “fin de la represión”, que consistiría en una “ley de amnistía” para liberar a los políticos presos condenados por el Tribunal Supremo y el retorno de los independentistas fugados de la Justicia sin que eso tenga consecuencias judiciales. En este sentido, como bien ha recalcado Budó “Sanchez no dijo cual era su propuesta” más allá de anunciar la desjudicialización del conflicto.

La portavoz del Govern también ha aprovechado para criticar la falta de inversión del Estado en Cataluña, aunque asegura que esos “incumplimientos”, según sus palabras, pueden resolverse en el Consejo de Ministros sin necesidad de ser abordados en la mesa de diálogo.