Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Los eurodiputados de JxCat Toni Comín, Carles Puigdemont y Clara Ponsatí, en la Eurocámara / EFE

Puigdemont evitó apoyar una ayuda financiera a Ucrania en el Parlamento europeo

El expresidente catalán se abstuvo en la votación de una partida económica en el último pleno de la eurocámara, mientras que Comín y Ponsatí votaron a favor

3 min

Carles Puigdemont evitó apoyar una ayuda macrofinanciera a Ucrania en el último pleno celebrado en el Parlamento europeo. El expresidente catalán, en el foco político y judicial por los contactos que su entorno estableció con Rusia en un intento de buscar apoyos para el procés, se abstuvo en la votación, que contemplaba la concesión de 1.200 millones de euros a Ucrania. Sus compañeros de escaño, Clara Ponsatí y Toni Comín, también fugados, votaron a favor.

En el último pleno celebrado la semana del 14 de febrero, se debatió la propuesta de decisión del Parlamento Europeo y del Consejo por la que se concede una ayuda macrofinanciera a Ucrania. El texto [se puede leer en este enlace] instaba a que la UE pusieraa disposición de Ucrania una ayuda macrofinanciera de un importe máximo de 1.200.000.000 euros con el fin de respaldar la estabilización económica de Ucrania y su importante programa de reformas”. La medida se enmarcaba en las relaciones entre la UE y Ucrania, así como en la política europea de vecindad y de la Asociación Oriental.

votaciones ucrania
Votaciones sobre una ayuda financiera a Ucrania en el Parlamento europeo

El importe total de la ayuda macrofinanciera de la Unión “se proporcionará a Ucrania en forma de préstamos. El desembolso de la ayuda macrofinanciera de la Unión se supeditará a la aprobación del presupuesto de la Unión para el año correspondiente por parte del Parlamento Europeo y del Consejo. Dicha ayuda contribuirá a satisfacer las necesidades de la balanza de pagos de Ucrania consignadas en el programa del FMI”.

Con el propósito de financiar la ayuda macrofinanciera de la Unión, “la Comisión estará facultada para tomar prestados los fondos necesarios en los mercados de capitales o de entidades financieras para, a continuación, prestarlos a Ucrania. Los préstamos tendrán un plazo de vencimiento medio máximo de quince años”.

La propuesta fue aprobada finalmente por 598 votos a favor, 55 en contra y 41 abstenciones. Entre éstas estaba el voto de Carles Puigdemont, mientras que sus compañeros de escaño, Toni Comín y Clara Ponsatí, votaron a favor de las medidas económicas.