Menú Buscar
Imagen de Carles Puigdemont en Alemania / EFE

Puigdemont echa leña al fuego para defender su movimiento peronista

El expresidente anima por Instagram a superar las estructuras clásicas de los partidos políticos y defiende su proyecto de Crida Nacional en plena crisis con ERC

19.07.2018 11:57 h.
3 min

Carles Puigdemont se ha sumado este jueves públicamente a la polémica que tiene paralizadas las instituciones catalanas llamando a superar "viejas estructuras y desconfianzas" –los partidos políticos-- en la víspera del inicio del congreso del PDeCAT y tras la jornada parlamentaria del miércoles en la que se visibilizaron las discrepancias en el seno de JxCat y en también en su relación con ERC.

"Nos han querido hacer mucho daño y lo han hecho, pero nuestro espíritu de lucha sigue intacto", ha expresado en un mensaje de Instagram un día después del desencuentro por la aplicación de la suspensión dictada por el Tribunal Supremo contra el propio expresidente y otros cinco diputados investigados en la causa del proceso independentista.

El peronismo

En una alusión a su proyecto de movimiento peronista Crida Nacional ha añadido: "El reto que tenemos delante requiere superar viejas estructuras, desconfianzas, intereses, rencores. El objetivo lo exige. Cuento con todos vosotros. República catalana".

El desencuentro tuvo su origen el miércoles en la Mesa del Parlament donde el presidente de la Cámara, Roger Torrent, siguiendo los consejos incluidos en el informe de los letrados propuso sustituir temporalmente a estos diputados por otros de su mismo grupo, sin que tuvieran que renunciar al acta, una propuesta que el presidente subrayó que era reversible.

Trato especial

JxCat compró la propuesta de Torrent para todos los diputados excepto para Puigdemont: para él querían mantener su condición de diputado y la delegación de su voto, con el compromiso de no ejercerlo hasta que la Comisión del Estatuto de los Diputados estudiará su caso.

Miembros de su formación argumentaron que, a diferencia del resto de afectados por el juez del Supremo Pablo Llarena, Puigdemont no estaba en la cárcel --se encuentra en Alemania-- y que la justicia de este país se ha avenido a extraditarlo por malversación y no por rebelión, lo que lleva a concluir a JxCat que el juez teutón niega que exista el delito de rebelión.

Volver a investirlo

JxCat quiere intentar investirlo presidente de la Generalitat, en caso de que sea extraditado, --y la condición de diputado es indispensable para ello-- pusieron sobre la mesa un trato diferenciado para Puigdemont.

Mantuvieron un encuentro con miembros de ERC antes de la reunión de la Mesa para abordar el asunto y ERC les recordó que su voluntad era mantener las mayorías parlamentarias inalteradas y no poner en riesgo ningún acta de los diputados, considerando que, si Puigdemont no era sustituido temporalmente como el resto, su acta corría el "riesgo" de ser suspendida en el Tribunal Constitucional.