Menú Buscar
Registro de la Guardia Civil en la sede de la fundación CatDem, vinculada a la antigua CDC / EFE

El PSC quiere destapar las fundaciones que se esconden de la Sindicatura de Cuentas

Los socialistas presentan una batería de preguntas en el Parlament después de que PDECat sustituya CatDem por un 'think tank' privado para esquivar la fiscalización

2 min

La diputada del PSC, Esther Niubó, ha presentado una batería de preguntas en el Parlamento catalán dirigidas a los 13 departamentos de la Generalitat. La finalidad es averiguar qué relación de fundaciones han recibido subvenciones públicas entre 2010 y 2016, las partidas destinadas por cada consejería, y los motivos que justifican esas ayudas.

Con esta iniciativa, los socialistas pretenden aflorar las entidades que soslayan la acción de la Sindicatura de Cuentas tras la decisión de PDECat de prescindir de la Fundación CatDem y crear un simple think tank privado. Tal como publicó Crónica Global, la diferencia es importante, pues los nuevos convergentes no tendrán que rendir cuentas ante la Sindicatura, órgano encargado de fiscalizar las cuentas de las fundaciones –oficialmente son organizaciones jurídicas sin ánimo de lucro– de los partidos políticos, aunque podrá seguir recibiendo subvenciones públicas.

Doble jugada

La decisión de PDECat supone una doble jugada, pues no solo evita la auditoría de la Sindicatura, sino que se deshace de una fundación salpicada por la investigación sobre el supuesto cobro de comisiones del 3% por adjudicación de obra pública. 

El Gobierno catalán decidió hace tres años eliminar las subvenciones a las fundaciones de las formaciones políticas. De hecho, en 2014, la Consejería de Justicia redujo prácticamente a cero sus ayudas en el caso de PSC (Rafael Campalans), Nous Horitzons (ICV) y L’Alternativa (EUiA).