Menú Buscar
Los participantes en el debate de candidatos a la alcaldía de Barcelona en TV3: Anna Saliente (CU), Jaume Collboni (PSC), Manuel Valls (Cs), Ada Colau (ECP), Ariadna Oltra (presentdora), Elsa Artadi (JxCat), Ernest Maragall (ERC) y Josep Bou (PP) / TV3

El 'procés' focaliza el debate de los alcaldables por Barcelona en TV3

Maragall, Colau, Collboni, Artadi, Valls, Bou y Saliente protagonizan un coloquio de guante blanco en el que las propuestas concretas brillan por su ausencia

9 min

El procés ha polarizado el debate de los candidatos a la alcaldía de Barcelona celebrado este martes en TV3. Buena parte de las intervenciones de los alcaldables se han convertido en acusaciones cruzadas relacionadas con el proceso independentista y sus consecuencias. Aunque en todo momento ha predominado el tono amable entre los participantes.

En el plató de la televisión autonómica han coincidido Ada Colau (BComú), Manuel Valls (Barcelona pel Canvi-Cs), Ernest Maragall (ERC), Jaume Collboni (PSC), Josep Bou (PP), Anna Saliente (CUP) y Elsa Artadi (JxCat) --en respresentación del número uno de su lista, Joaquim Forn, que está en prisión preventiva--, moderados por la periodista Ariadna Oltra.

Forn, al inicio del debate

La ausencia de Forn en el debate y en la campaña ha sido motivo de denuncia por los varios candidatos: "En una democracia real, yo no estaría aquí", ha dicho Artadi. También Colau, Maragall y Saliente han lamentado su ausencia, los dos primeros con referencias al "espectáculo" vivido en la sesión constitutiva del Congreso, donde se ha "gritado e increpado" a los presos independentistas electos de ERC y JxCat.

Maragall ha aprovechado el debate para pedir a los espectadores que "aporten recursos a la caja de solidaridad" para pagar las fianzas de los procesados por malversación por el 1-O.

Duelo Colau-Maragall

La pugna por la primera plaza que pronostican las encuestas se ha traducido en más de un duelo entre Colau y Maragall. Maragall ha alertado de que "Barcelona está a punto de convertirse en moneda de cambio de acuerdos políticos entre Podemos y el PSOE" a nivel nacional: "La cuestión es si queremos en Barcelona un gobierno que va y viene, que aquí dice 'república' y ahí [en Madrid] pacta con los represores del 155", ha agregado.

La alcaldesa le ha echado en cara que no haya adoptado "medidas valientes" contra "el fraude fiscal de las grandes empresas" y los "oligopolios" ni cuando formó parte del gobierno socialista de Barcelona ni en su última etapa en la Generalitat, ya con ERC. "¿Por qué tenemos que pensar que lo hará ahora?", le ha espetado.

Colau y Collboni, enfrentados por el 'procés'

Colau ha sacado de sus casillas a Collboni al afirmar que le sabía "muy mal" la falta de sensibilidad de los socialistas hacia las "familias" de los procesados por el 1-O. La respuesta de Collboni: "He cerrado los ojos y por un momento he pensado que estaba hablando una independentista", ha afirmado el candidato socialista, que ha acusado a la alcaldesa de "romper" el pacto de gobierno con él y dar un giro independentista.

"¿Decir que Barcelona es republicana y demócrata es ser independentista?", ha replicado Colau, que ha puntualizado que fue Collboni quien "rompió" el pacto al no desmarcarse del 155.

Enfrentamiento entre constitucionalistas

Uno de los momentos de tensión del debate lo han protagonizado Collboni y Valls, después de que el ex primer ministro francés retara al candidato socialista a aclarar si piensa pactar con Maragall o Colau tras el 26M. Collboni ha respondido reivindicándose como el voto útil del constitucionalismo: "¿Sabe cuál es la gran diferencia entre usted y yo? Que yo ganaré las elecciones, y usted no", ha afirmado aludiendo a "todas las encuestas". "Esto lo decidirán los barceloneses", ha objetado Valls, que le ha recordado que las encuestas "se han equivocado siempre" y también se ha mostrado convencido de que "ganará".

Collboni ha asegurado que no se aliará con Maragall y que no va a permitir que haya un "gobierno independentista" en Barcelona ni que la ciudad "se subordine al procés", y ha seguido arremetiendo contra Valls, a quien ha recordado que "está aquí" gracias al puesto que le ha "cedido" Cs, un partido que "ha pactado con PP y Vox": "Usted tiene un amigo que es Rivera. El mío es Pedro Sánchez", ha añadido. Al término de este duelo entre candidatos constitucionalistas, Artadi ha comentado en tono sarcástico el "espectáculo" ofrecido por ambos para dirimir "cuál de los dos es más hombre".

Bou, contra los independentistas por el 1-O

Las críticas de los alcaldables soberanistas al Estado por la situación de los presos y fugados ha exasperado a Bou, que ha denunciado que fue el independentismo quien "provocó un golpe de Estado" y, ante las alusiones a los encarcelados, ha dicho: "No digan que somos represores. Se lo han buscado".

"¿No le parece suficientemente grave la violencia que hubo y que un hombre perdiese un ojo?", le ha interrumpido Artadi, mientras Maragall recordaba que el 1-O la policía "apalizó a la gente". "Eso es demagogia pura", les ha contestado Bou, que ha concluido su minuto de oro con tres "vivas": a Barcelona, a Cataluña y a España.

El reto de la CUP a JxCat y ERC

Pese al cruce de reproches que han protagonizado a lo largo de la campaña, hoy Maragall y Artadi no han tenido ningún rifirrafe, pero quien sí los ha interpelado ha sido Anna Saliente, que los ha retado a decir si están dispuestos a defender el "espíritu del 1-O" por la vía de la "desobediencia". "Hablaremos de todo", ha garantizado Maragall, que ha abogado por la "unidad de acción" de las fuerzas soberanistas compatibilizándola con gobernar la ciudad "para el cien por cien de los ciudadanos".

Artadi apostado por los "espacios de diálogo" entre soberanistas y ha lanzado un reproche a los comunes por no haber hecho "nada" para hacer posible el 1-O. Colau, que se ha sentido aludida, ha protestado: "Estuvimos el 1-O", ha remarcado la alcaldesa, que ha destacado el "grado de compromiso de la ciudad de Barcelona" con esa votación y con el "republicanismo".

Seguridad y vivienda

Seguridad y vivienda, las dos cuestiones que más preocupan a los barceloneses según el barómetro municipal, han centrado otra parte de los dardos de los aspirantes contra la actual alcaldesa, Ada Colau, que ha reclamado más efectivos de los Mossos d'Esquadra y ha acusado al consejero de Interior, Miquel Buch, de negarlos. "Buch ha abandonado la ciudad y me consta que en privado dice que 'esto es cosa de Colau y no la pienso ayudar'", ha asegurado, entre las protestas de Artadi.

El más insistente a la hora de criticar la inseguridad en la ciudad ha sido Valls, que ha sostenido que cada día hay 30 robos violentos en Barcelona, ha alertado de las mafias que hay detrás del top manta y los narcopisos y, para desmentir a quienes lo acusan de no conocer la realidad de la ciudad, ha mencionado el caso de su hermana, una barcelonesa a quien él vio "caer en la droga". "Ha hecho el discurso más populista que he visto en los últimos 20 años en esta ciudad", le ha replicado Maragall, que lo ha acusado de mezclar conceptos y problemáticas para crear alarmismo.

En materia de vivienda, se ha repetido el mismo patrón: las críticas se han centrado en Colau por no haber hecho lo suficiente para pinchar la burbuja del alquiler, y ella ha respondido apelando a los incumplimientos de la Generalitat.