Menú Buscar
Sede del PP

El PP apoya suprimir los aforamientos, aunque reclama que afecte a más funcionarios

La iniciativa de Pedro Sánchez obtiene, de momento, los apoyos necesarios para que su propuesta sea aprobada en el Congreso de los Diputados

5 min

Pese a sus recelos iniciales, el Partido Popular también apoyará la reforma constitucional exprés para suprimir el aforamiento de diputados, senadores y miembros del Gobierno que anunció ayer Pedro Sánchez. También lo harán Ciudadanos y Unidos Podemos, lo que garantizaría los votos necesarios para que la moción sea aprobada: tres quintos del Congreso.

Pablo Casado, presidente de los populares, advirtió anoche, no obstante, que "una vez más no vamos a morder el anzuelo. Que quieran suprimir los aforamientos, nos parece fenomenal; los 250.000", dijo en un foro organizado por el diario La Razón. El político conservador criticaba así a Pedro Sánchez, que en su opinión no se plantea estudiar otros aforamientos que afectan a otros colectivos como los jueces, policías, militares o guardias civiles para no "molestarlos".

Casado, que podría perder el aforamiento si se suprime este privilegio tal como propone el Gobierno en lo que se refiere a sus responsabilidades por el falseamiento de su titulación académica, añadió que desde su punto de vista no es una cuestión urgente.

Vieja propuesta

"Si se trata de suprimir aforamientos, nosotros vamos a votar que sí en la votación", subrayó sobre una medida que Ciudadanos ya planteó sin éxito cuando gobernaba el PP de Mariano Rajoy.

Sin embargo, parece que el Gobierno no sólo se plantea suprimir el aforamiento de ministros, diputados y senadores por actividades que no tengan que ver con el ejercicio estricto de su cargo, sino que también tiene intención de "precisar" su alcance en el caso de jueces, fiscales, Defensor del Pueblo o Tribunal de Cuentas.

Dos artículos

Para eliminar ese aforamiento deberán modificarse los artículos 71.3 y 102.1 de la Constitución, además de la Ley Orgánica del Poder Judicial.

El Consejo de Ministros aprobará un anteproyecto de ley para la reforma de la Constitución tras recabar los informes correspondientes al Consejo de Estado y al Consejo General el Poder Judicial. La reforma se hará por el procedimiento ordinario, lo que requiere la aprobación de tres quintos del Congreso y del Senado.

Las autonomías, fuera

Esta modificación de la Constitución no afectaría en principio a los cargos públicos de las comunidades autónomas, pero el Gobierno entiende que, una vez limitados los aforamientos en el texto constitucional, no tiene sentido que se mantengan en las autonomías.

También se tocará el artículo 49 que habla de que "los poderes públicos realizarán una política de previsión, tratamiento, rehabilitación e integración de los disminuidos físicos, sensoriales y psíquicos...". El Gobierno quiere eliminar la palabra “disminuido” para referirse a estas personas.

La Casa Real

En julio de 2014, semanas después de la proclamación de Felipe VI, entró en vigor una reforma de la Ley Orgánica del Poder Judicial que garantizaba el aforamiento a don Juan Carlos, así como a doña Sofía, a la reina Letizia y a la princesa Leonor.

Tras el anuncio de Sánchez, el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, celebró su intención de reformar la Constitución para eliminar los aforamientos y atribuyó esta propuesta a la fortaleza de su partido y, sobre todo, a la presión de la sociedad, que "está harta de privilegios”.

Podemos también se ha sumado al apoyo a la iniciativa del Gobierno, aunque considera que debería afectar a más cargos y funcionarios.